Dorian | La Velocidad del Vacio

-

  • INTROMÚSICA

  • 6.8

Cataluña siempre ha sido una referencia musical en nuestro país. Desde tiempos de Isaac Albéniz, numerosos compositores, cantautores y grupos han ido surgiendo en una escena polifónicamente muy avanzada. De hecho, culturalmente siempre ha sido una de las comunidades más avanzadas de España, con autores tan relevantes como Gaudí a nivel arquitectónico, o Dalí como máximo exponente pictórico. Creadores de estilos propios, siendo tan genuinos como los perritos calientes en Kentucky. Casi nada.

En los últimos años, y volviendo al tema que nos ocupa, muchas bandas han recogido el testigo de estos grandes artistas, ganando relevancia paulatinamente, para hallando y caminando sus propios senderos musicales. Grupos como Love of Lesbian o Sidonie fueron de los mayores descubrimientos de los últimos años, igual que ocurre con Dorian.

La banda por antonomasia del electropop en nuestro país de la última década nos presenta su cuarto álbum de estudio, La Velocidad Del Vacío. Sin duda, se trata de uno de los discos más madurados de los de Barna. Fieles a su estilo melancólico y de fusión, si bien éste ha evolucionado mucho respecto a sus LP anteriores.

Aunque el espíritu de la banda permanece casi intacto a nivel creativo, si que es cierto que esa madurez puede resultar muy poco beneficiosa para Dorian. Me refiero a que, por primera vez en su carrera, su estilo se acerca peligrosamente más al pop que al electropop en algunos de sus temas, como es palpable en canciones como El Temblor. Sin embargo, esa extraña tendencia comercial se disipa en el resto del disco, casi en su totalidad. Rumbo corregido a tiempo, gracias a Apolo, Dios griego de la música.

Quizás más oscuro que sus predecesores, sus letras siguen siendo tremendamente elaboradas. Es fácilmente apreciable esta afirmación mientras se escucha El Sueño Eterno, tema de los más tranquilos o la más animada Soda Stereo. Ésta última puede ser la mejor canción del álbum, tanto a nivel compositivo como musical del nuevo disco de los chicos de las pastillas rosas.

Como hicieron en su momento Lluis Llach o cualquiera de los autores anteriormente citados, Dorian han sabido evolucionar a lo largo del tiempo. Y eso que la banda grabó su nuevo álbum en México. En este disco, dicha tendencia se repite. Esperemos que para siguientes ediciones no caigan en el error de recurrir a la fácilmente atractiva marea del pop, que arrastra a grandes autores cual resaca mar adentro.

Carlos Arguelles
Proyecto de periodista y publicista. Redactor de Hablatumúsica. Community Manager y representacion online.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

Los discos de Muse: del peor al mejor

No era sencillo sorprender a la audiencia de los últimos noventa ni los primeros 00's, pero Muse fue capaz de conseguirlo.

Lo más comentado

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

¿Es necesario el ‘The Endless River’ de Pink Floyd?

Los restos de la mítica formación de Pink Floyd inventan un nuevo álbum que puede seguir dañando su discografía.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti