Drowners | Drowners

-

En eso que llaman ciclo de la vida es obligatoria una rotación que logre cubrir los espacios que dejan los veteranos, y por ello se precisan nuevas generaciones encargadas de desempeñar, mejor o peor, el papel que anteriormente tuvieron sus antecesores. En la música ocurre algo semejante: en los 80 y 90, The Smiths o Suede fueron los responsables de un suculento rock alternativo que fue madurando y adquiriendo nuevos tintes. Entrando en el siglo XXI vinieron Arctic Monkeys o The Kooks, cada uno en su línea, próximos a influencias que recogieron de los anteriores; y ahora que éstos van averiguando otras opciones, ese gajo del rock principiante vuelve a quedar vacío para dar la bienvenida a bandas como Drowners.

Desde Nueva York y rondando la veintena en edad, han cosechado influencias de todos ellos para plasmarlas en su debut homónimo, ‘Drowners‘ (Frenchkiss, 2014). Sólo con mencionar su nombre, a muchos les sobrará tiempo para recordar el single que coronó a Suede en 1992: ‘The Drowners’, por lo que partiendo de aquí es sencillo hacerse una idea de lo que acogen estas trece canciones.

Guitarras muy sutiles sobre una batería y un bajo bastante prudentes van avanzando con la voz de Matt Hitt en unas melodías que hacen inevitables las comparaciones. ‘Drowners’ sería el endeble equivalente a ‘Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not’ (Domino Records, 2005) en el que Turner y los suyos se defendían excelentes mientras aún se sacudían los últimos pedazos del cascarón. Sin embargo, esto que podría considerarse un alago, supone el gran obstáculo ante el que se topan los neoyorquinos, y es que no ha pasado tiempo suficiente como para que un álbum así no resulte más que un déjà vu.

Únicamente canciones como ‘Unzip Your Harrington’, ‘A Button on Your Blouse’ o ‘You Keep Showing Up’ escapan a ritmos manidos. En ellas se vislumbra una personalidad latente, con melodías más recogidas y la voz de un Hitt sensato alejado de la adolescencia que no le pertenece. El resto, en cambio, no pasan de ser canciones aceptables que funcionan únicamente como bote salvavidas y que en próximos trabajos, de no reforzarse, se encharcarán hasta hundirse dejando el hueco a otros.

Sheila Martín
Sheila Martínhttps://hablatumusica.com/
Periodista. Formó parte del equipo de HABLATUMÚSICA.com de 2013 a 2014. Actualmente prosigue su carrera como Responsable de Redes Sociales en Agencias de Comunicación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti