Editors | The Weight of Your Love

Madrid, mediados de julio, una ola de calor que afecta a toda la península, de fondo se escuchan cigarras y sólo hacen falta un par de plantas rodadoras para que esto se convierta en el perfecto escenario de una película del Oeste. Es el momento idóneo para escuchar lo nuevo de Editors.

Un momento ¿De verdad que esto es lo nuevo de la banda británica? ¿Los que tocaban post-punk y publicaban grandes discos como ‘The Black Room’ y ‘An End Has a Start’? ¿Los que más tarde y en una desesperada estrategia por innovar se pasaron a los sintetizadores y a la electrónica en ‘In This Light And On This Evening’? ¿Es 28 de diciembre?

Parece que los de Birmingham no han levantado cabeza desde que en 2012 Chris Urbanowicz, guitarrista principal y portador de ese sonido único, se marchase de la banda debido a desacuerdos artísticos. Como un barco sin timón han ido tocando diversos géneros sin llegar a afincarse en uno concreto, quizás con la esperanza de buscar su propio estilo dejando atrás las odiosas comparaciones con grupos como Interpol o Joy Division. En esta ocasión, para ‘The Weight Of Love’ cuentan con la ayuda del guitarrista Justin Lockley y el teclista Elliott Williams.

Con unas composiciones empapadas en amor, ‘The Weight Of Love’ se te pega a la piel, como queriéndote arropar para que no pases frío. Sí, en pleno julio. De textura pegajosa te atrapa desde un principio con temas lúgubres como ‘The Weight’, la que da inicio al disco y que sin embargo es de los mejores temas encontrados en su nuevo trabajo, o ‘Sugar’, de carácter enigmática, a la que no le hubiese venido nada mal guitarras más potentes y ritmos más rápidos que acompañasen a la voz de Tom Smith.

Compacto, muy compacto que se agrava con los ritmos lentos de los instrumentos de cuerda, haciéndolo mucho más espeso en canciones como ‘Honesty’ y ‘Nothing’.

Si a estas alturas del disco todavía no les ha dado una insolación esperen a llegar a ‘What Is This Thing Called Love’, balada melosa donde las haya cantada en falsete. Líneas de baterías apacibles, pacíficos acordes de piano y calor, mucho calor.

Para aliviar este bochorno sofocante siempre encontramos la tormenta, en este caso materializada en forma de canciones como ‘A Ton Of Love’, el primer sencillo del disco,  ‘Formaldehyde’, la encargada de darle algo de luz y chispa y ‘Hyena’, la que recupera esa guitarra perdida en el resto de piezas. No se tratan de temas espectaculares, pero sí directos y agradables entre tanta densidad, justo lo que podríamos esperar de Editors.

A modo de cierre utilizan una ‘The Phone Book’ con regustillo a folk desangelado, que saben salvar con la potente voz de Smith. Con este total de 11 canciones, Editors dan lugar a un disco totalmente impersonal, mezcla de infinidad de estilos que para muchos podría calificarse como prescindible en la carrera de los británicos.

“Es nuestro cuarto disco y no quiero sentir que estamos haciendo lo mismo otra vez” manifestaba Smith antes de que saliese a la luz ‘The Weight Of Love’, si esa era la intención, es un trabajo que habéis realizado a la perfección, queridos Editors.

Yaiza Sotohttps://hablatumusica.com/
Redactor en HABLATUMÚSICA. Estudiante de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid.