Foster the People | Torches

STARTIME

INT.

[2011]

[8,2]

Mark Foster tenía claro que un día u otro triunfaría. Así se lo dijo a sus padres cuando con 18 años hizo las maletas y se trasladó a casa de su tío en el estado de California, con el objetivo de hacerse un sitio en uno de los epicentros mundiales de la creación musical. Al poco tiempo de llegar, el ejército norteamericano le reclamó y le llamó a filas para combatir en la guerra de Iraq, aunque Foster burló a la autoridad y se libró. El joven alternaba trabajos poco cualificados con la composición de piezas, que exponía con su delicada voz en fiestas nocturnas por Los Angeles. “No tenía ningún problema en sacar la guitarra y amenizar las veladas. Me gustaba ser el centro de atención”, afirmó Foster mirando atrás. Aún así, los ambientes dudosos y las malas compañías le introdujeron en el mundo de la droga y estuvieron a punto de costarle la vida. “Tenía 20 años y estaba todo el día colocado… Hasta que, gracias a mis amigos, fui capaz de decir basta”.

Tras tocar fondo, y después de diferentes intentos de formar una banda, un caza-talentos se fijó en Mark Foster en una actuación en un pub. Este agente le puso en contacto con el batería Mark Pontius, y con Pontius encontraron a Cubbie Fink. Ese fue el inicio de uno de los grupos del momento en Estados Unidos, Foster The People (aunque de buen principio bautizaron a la formación como Foster & The People).

Formado el triángulo Foster-Pontius-Fink, las dotes a la composición de Foster salieron a relucir. Y tan sólo unos meses después de conocerse ya lanzaron Pumped Up Kicks, una oda al buen rollo que les abrió las puertas de las radios más prestigiosas de la escena alternativa. Asimismo, el nombre de Foster The People se veía en cada vez más medios escritos, en su mayoría estadounidenses o británicos, aunque la onda del trío poco tardaría en llegar al resto del Viejo Continente. En enero publicaron un EP con dos temas más, y en mayo de 2011 su primer álbum, bajo el nombre de Torches, vio la luz.

Poco tardó la ‘opera prima’ de estos tres talentosos jóvenes en convertirse en uno de los discos más comprados del Reino Unido. Y si escuchamos los 12 cortes que forman este gran LP, su éxito no nos sorprenderá. Pop, rock, electrónica, funk, dance… Se combinan a la perfección en un disco que, analizado de forma global, supera el notable.

Dos de las tres piezas de su EP debut, Helena Beat y la mencionada Pumped Up Kicks, abren de forma contundente el Torches. Esta última se hizo especialmente popular (y justificadamente) tras aparecer en diferentes series de televisión como Gossip Girl o Entourage. Y es que no es fácil resistirse a la agradable melodía que se teje entre susurros y silbidos de Foster, batería de Pontius y bajo de Fink. Para cerrar una primera parte de disco estupendo nos encontramos con la imponente Call It What You Want. Al público aficionado a los videojuegos puede que les suene, ya que aparece en FIFA 12. En todo caso, estamos ante un auténtico temazo push-up, energético y profundo, que más de uno bailará por la calle (me incluyo).

Tras unos primeros compases imponentes, Don’t Stop (Color On the Walls) y Waste son piezas simpáticas y construidas con acierto, que nos llamarán la atención desde la primera escucha por su frescura. Más dosis de pop suave en I Would Do Anything For You, aunque la batería de Pontius se endurece en Houdini (muy Phoenix) y en Life On the Nickel, más electrónica y experimental. Lo  más abstracto de este Torches es Miss You, con base oscura y un tanto taladrante. Del tramo final nos quedamos con Love, mientras que Warrant y Chin Music for the Unsuspecting Hero no sorprenden.

No ha habido manera de encontrar el nombre del caza-talentos que descubrió en su día a un tal Mark Foster. Una persona que estuvo en el lugar adecuado en el momento justo, y gracias a él podemos hoy disfrutar de un enorme disco como este Torches. Cuantos “Mark’s Foster” estarán por repartidos el mundo, esperando su oportunidad para poder demostrar al mundo su inimaginable talento.

Sam Gutiérrez

Avatar
Sam Gutierrez
Barcelona, París i ara Londres. Periodista. Escric a @hablatumusica. Good taste in people, music and cinema. Basketball player, Euston Power (London Premier).