Green Day | Uno

  • REPRISE
  • 3,8

Muchos hemos crecido escuchando a Green Day, esa banda que ha ejemplificado como ninguna otra el resurgir del punk rock americano de los 90’s que se asocia sin ninguna dificultad con las fiestas universitarias de piscina y juerga padre. Más de treinta años después de su nacimiento, el trío de Oakland vuelve con un proyecto ambicioso: el de rejuvenecer su imagen con una trilogía del que ya hemos podido escuchar su primera entrega. De hecho, ¡Uno!, el primero de todos ellos, consigue echar por tierra el solito cualquier esperanza de que algo haya cambiado en todo este lapso de tiempo. La frescura del género está demasiado desgastada y ellos mismos son incapaces de lanzar una canción que no recuerde a lo que ya han hecho una y otra vez en el pasado.

La primera nota negativa es que, una vez más, como ocurrió con American Idiot, el grupo liderado por Billie Joe Armstrong vuelve a presentarse como un grupo de singles. Eso les deja totalmente indefensos y al amparo del estado de inspiración en el que se encuentren en cada momento, y sobre todo, supone ignorar cualquier tipo de coherencia interna más allá de que están grabadas en el mismo periodo de tiempo. Los cortes se desparraman por el lp como una promoción tras otra para iTunes, algunos más afortunados y otros incluso agotadores, ya que uno no puede evitar pensar en la radiofórmula más que en los que en su día pudieron ser considerados como los herederos del punk americano de los eternos Ramones.

Algunos ramalazos pueden dar luz a los más acérrimos seguidores. Por ejemplo, Kill the DJ, Sweet 16 Loss of Control, que se presentan con mayor contundencia y una idea que va más allá de aquél famoso “cualquier tiempo pasado”. No obstante, también pueden pasar desapercibidos dentro de la desesperante linealidad del largo. Y es que, las razones que dan Nuclear Family, que trata de ser la nueva American Idiot, el estribillo pegajoso de Stay the nightOh Love, donde llega el auténtico descalabro para terminar. ¿A quién se le ocurre alargar más allá de lo necesario (nada menos que 5 minutos) una idea que no da más de sí? Lo mismo que ocurrió con The Strokes y el histórico Is This It?, que concluye con Take It or Leave It. Seguro que alguno se está dando un cabezazo que otro solo de pensarlo… Y es que no es fácil sacar un disco como The Ting Tings, que son capaces de dar sentido a un montón de singles que aparentemente no tienen nada en común. Casualmente, ellos también cantaron a los DJ con Great DJ.

Pero aquí están de nuevo Billie Joe Armstrong y compañía dispuestos a quitarnos la razón. Tanto es así, que se han convencido a sí mismos y se comportan con una actitud más vandálica que nunca. Excesos, rehabilitaciones, destrozos, declaraciones polémicas contra compañeros de profesión, directos para olvidar… En fin, que algo ha cambiado en sus cabezas, aunque no se traduce de ninguna forma en el primer álbum de esta trilogía que esperemos que solo vaya hacia arriba.

Carlos Naval
Carlos Naval
Periodista. Formó parte de la redacción de HABLATUMÚSICA de 2010 a 2013. Actualmente continúa su carrera en diversas compañías del sector de la Comunicación.