Grimes | Visions

-

Critica Visions de Grimes | HTM

4AD[2012]

[8]

Claire Boucher es una chica tremendamente misteriosa y polifacética. Nacida en Vancouver, se mudó a Montreal antes de comenzar a presentarse a sí misma como Grimes. A partir de allí, comienza la historia que nos interesa. Se hizo con un sintetizador y, armada de éste y de su voz de delicada soprano, consiguió crear atmósferas asfixiantes para debutar golpeando en la cara a todos los que se vieran atraídos como la miel a la portada de su debutante Geidi Primes, con una estética muy próxima a la de Tim Burton.

Pero ella ha cambiado mucho desde esa publicación. Su nuevo disco, Visions, ha liberado una nueva faceta de la cantante en torno al synthpop. La voz de de Boucher sumerge de los ritmos ritmos pesados de Infinite ♡ Without Fulfillment como si se tratase de la de Merrill Garbus de tUnE -yArDs. Así, realiza un puzzle coral premonitorio con respecto al contenido de este largo. Un aperitivo excepcional para dar entrada al que es uno de los mejores cortes de la grabación: Genesis. Aquí ya se centra en una sola voz, pero desarrolla una línea vocal brillante, mucho más que en sus discos anteriores. La acompañan varias líneas melódicas de piano y sintetizador con claras influencias del este de Asia, al mismo tiempo que unos ritmos que miran hacia el gran continente negro, precisamente como el de los de tUnE-yArDs.

Este espíritu llega a su máxima expresión en Be A Body (侘寂), donde practica un regreso momentáneo a la polifonía al oeste del Pacífico. Aquí, uno tiene la sensación de que realmente se ha pasado de la atractiva cultura de Escandinavia, en la que fue introducida de forma física por Lykke Li a través de una gira que compartieron en Norte América en mayo de 2011.

Sin embargo, lo que hay que destacar es que Grimes ha quitado el velo de oscuridad que cubría antes todas sus creaciones y ha presentado un disco prácticamente redondo. Sin altibajos ni ningún corte prescindible. Aunque uno tiene sus preferencias. Y es que la chica canadiense puede parecer lo que sea físicamente, pero es capaz de vestirse de corderito o dar lecciones de carácter sin tener que cambiar de CD. Por un lado, su voz es un fiel reflejo de la delicadeza compositiva de la que siempre hace gala, por otro, los ritmos africanos y la deconstrucción vocal la entregan a veces en brazos de una M.I.A. más china que indú.

En ese sentido, cabe destacar la genial Oblivion, Eight con el pitch a todo meter hasta que su voz resulta más estridente que las que utilizó Balam Acab para su Wander/Wonder, Circumambient y aquellas en las que colaboran otros músicos. Es una consolidación de esta nueva forma de entender la música, que le da un carácter más bailable y multicultural. Aunque se va un paso más allá con el Colour of Moonlight (Antiouchus), en el que los sintetizadores de Doldrums frenan un poco el avance rítmico y dan pábulo y más profundidad a los chorus diluidos por boca de Claire Boucher. Aún podríamos decir más de Nightmusic, donde Magical Cloudz dispersa el acompañamiento para regresar de alguna forma a los ambientes asfixiantes de Geidi Primes en cortes electrónicos como Grisgris.

Para terminar, qué mejor de dar una vuelta más a la rosca al nuevo aspecto y hacer toda una balada sentada en las rodillas de un soul delicado y minimalista. Así es Skins, pero nos falta el agua de Know the way, un outro refrescante que tiene el sabor húmedo de una despedida, con un toque mucho más folkie (una de las facetas más reconocibles de la canadiense). Este álbum no tiene ningún desperdicio, señora. Me lo quitan de las manos. Y si no, debieran.

por Carlos Naval

Carlos Naval
Carlos Naval
Periodista. Formó parte de la redacción de HABLATUMÚSICA de 2010 a 2013. Actualmente continúa su carrera en diversas compañías del sector de la Comunicación.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

Los discos de Muse: del peor al mejor

No era sencillo sorprender a la audiencia de los últimos noventa ni los primeros 00's, pero Muse fue capaz de conseguirlo.

Lo más comentado

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

¿Es necesario el ‘The Endless River’ de Pink Floyd?

Los restos de la mítica formación de Pink Floyd inventan un nuevo álbum que puede seguir dañando su discografía.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti