Iván Ferreiro | Val Miñor – Madrid: Historia y Cronología del Mundo

Iván Ferreiro. El de ‘Años 80’. El que desde la separación de Los Piratas ha publicado seis discos. Ah, el de la canción de ‘Turnedo’. Supongo que para ningún artista es fácil estar encasillado, pero todo es más comprensible cuando se trata de Iván Ferreiro, el que junto a su hermano Amaro formaron Los Piratas, una de las bandas más influyentes del pop-rock nacional de los 90.

Por otra parte, esta etiqueta se agrava si desde la extinción en 2003 de dicho grupo lo único que ha publicado el bueno de Ferreiro han sido discos mediocres llenos de llorosas canciones. Sea como fuere, Iván Ferreiro ha regresado después de dos años con su nuevo trabajo, ‘Val Miñor – Madrid: Historia y cronología del mundo’. Un disco que emula el viaje entre la comarca gallega y la capital. Como no podía ser de otra forma los 614 km que separan ambos destinos dan para un total de 14 canciones, en las que según Ferreiro ha desechado todo tipo de tristeza. La planificación está hecha; un disco positivo y una oda a la felicidad en manos del rey de la pena y el desconsuelo. Sin duda una tarea difícil.

A pesar de ser un álbum aparentemente exento de crítica social, el gallego hace un guiño a la cultura y le otorga a cada canción títulos con referencias literarias, televisivas, cinematográficas e incluso, científicas. En este último grupo encontramos ‘El Bosón de Higgs’, la que abre el disco y nos traslada a tierras gallegas. Una disección a la melancolía cubierta de animadas melodías que retumban en el cerebro dejando desorientada a la voz de Ferreiro. Mezcla arriesgada que no siempre llega a sonar bien, como en el caso de ‘Pájaro azul’. Ésta se entremezcla con irónicas y pegadizas canciones como ‘Bambi Ramone’ o despreocupados y parsimoniosos temas a modo de single en el caso de ‘El Dormilón’.

‘Cómo conocí a vuestra madre’ es, sin duda de las más positivas y fluidas. Siguiendo con las innovaciones encontramos temas como ‘Twins Peaks’, de sonidos desordenados y baterías que se funden de mala manera con la voz del gallego.  ‘Solaris’, la que pone punto y final, es otra de las excentricidades del cantante a pesar de ser de los mejores temas del disco, en la que no duda en distorsionar su voz al compás de una métrica fugaz.

Como dijo el escritor y bioquímico soviético, Isaac Asimov, autor del libro que da nombre al disco de Ferreiro, “Para tener éxito, la planificación sola es insuficiente. Uno debe improvisar también”. En este caso improvisación no ha faltado en el nuevo trabajo de Iván Ferreiro, aunque ésta no lo salva de los altibajos. Ahora nos queda saber si en este caso dicha improvisación e innovación también van ligadas al éxito.

Yaiza Sotohttps://hablatumusica.com/
Redactor en HABLATUMÚSICA. Estudiante de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid.