Jero Romero | La Grieta: arte en decadencia

[TS-VCSC-Spacer height=”31″][td_block3 category_id=”5″ limit=”2″ offset=”1″ custom_title=”+ Críticas” ajax_pagination=”load_more”]

[dropcap type=”1″]C[/dropcap]aminar solo siempre es más complicado. La búsqueda de compañía nos apremia desde lo más profundo de nuestro ser y se convierte en el propósito perpetuo de la vida. Encajar. Sin embargo, aquellos que logran superarlo todo solos son los que marcan hitos, los que encuentran toda la gloria. Desde que Jero Romero abandonara The Sunday Drivers, ha deambulado en soledad y con ‘La Grieta’ (Autoeditado, 2014) ha alcanzado esa meta.

[TS-VCSC-Spacer height=”10″]

El arranque con ‘El Brazo’ da la impresión de haber sido grabado con un móvil y no promete; hasta que entran a jugar todos los elementos. Es cierto que la producción, incluso en sus momentos más brillantes, deja de desear. Una ecualización pobre y una distribución más de demo que de producto final. A pesar de este lastre, la calidad musical opaca este fallo, por notable que sea.

Difícilmente clasificable, sus canciones picotean desde el pop agradable de ‘El Ventanal’ hasta los Beatles más excéntricos en ‘Narciso’, que también se acuerda de los Blur más atemporales. Pasan de guitarras acústicas a punteos eléctricos desbocados, driblando entre interludios de bizarra brillantez y progresiones que buscan la nota distintiva. Precisamente, en esa búsqueda solitaria es donde encuentra el álbum su fortuna.

[quote_box_center]Autoeditado | 2014[/quote_box_center]

José Roa
Músico y periodista, formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2010 a 2014, llegando a ser editor jefe y alcanzando especial repercusión con su columna 'La Guillotina', editada en 2013 y 2014.