John Talabot | Fin

-

Critica Fin de John Talabot | HTM

PERMANENT

VACATION

[2012]

[7,5]

Año 2010. Un cuarteto de Zarautz entra en la lista de los discos más vendidos con su cuarto disco de estudio: Subiza. Como todos recordamos, fueron Delorean los que pusieron así los puntos sobre las íes y reivindicaron el papel español en el avance de la música electrónica, sobre todo en el plano del eclecticismo rítmico y sonoro que popularizaron los irrepetibles Animal Collective en frecuencias sonoras a lo ancho y largo del mundo.

John Talabot es ese compañero de viaje para Delorean que también dio sus primeros pasos en España, alguien al que se acercaron por afinidad y ante el que se postraron por admiración. De hecho, tanto es así que Ekhi, cantante del conjunto vasco, afirmó que no había un proyecto más ilusionante en la actualidad que el de este personaje al que le gusta esconder tanto su rostro como sus intenciones. No es algo que sólo pensaba Ekhi. Los medios de música independiente se hicieron eco por primera vez de su trabajo una vez vio la luz la maravillosa Sunshine. Así, Talabot ha ido regalando caramelos en forma de EP’s a su público hasta estar preparado o dispuesto para hacer su disco debut dentro de un género electrónico similar al house.

Este es ƒIN. Aquí, el oyente puede descubrir, detrás de la maraña selvática de la vegetación de la jungla, un ritmo más sobria que en el pasado. De esta forma comienza Depak Ine, con una pesadez que no se despega a penas del largo y llega en ocasiones a ahogar con ese papel de aluminio con el que tanto le gusta envolverse la cara. ¿Es ésa la verdadera despedida de su anterior trabajo? Decae lo viejo y empuja con unas bases muy pegadizas, un house que abandona el ‘desparpajo’ tropical con influencias Madchester para beber de las raíces del género nacido en el Chicago de los 80’s. De esa quema solo se salva Journeys, en deferencia a su querido amigo Ekhi, hay que suponer. Se trata de un corte tremendo que ilumina y supone una más de las experimentaciones que pueblan el disco, y que se presentan como microclimas independientes.

En ese sentido, uno de los más destacables es el microclima del misterio inquietante, cuyo mejor representante es Destiny y la delicada voz de Pional, que a veces recuerda a la delicada y reconocible personalidad de un tipo como Sascha Ring. Aquí, los graves golpean fuerte en los tímpanos con ritmos cambiantes y contundentes. El fondo del escenario es para unos sintetizadores más etéreos de lo que nos tiene acostumbrados, así como para retazos sonoros de las influencias más tropicales o balearic de su pasado reciente. También se presentan como una buena noticia semejante Estiu y When the Past Was Present, un par de cortes que ofrecen esa humedad de playa, el primero con un pitch a todo meter y unas bases disco de los 80’s y el segundo con ritardandos en las notas y una sonoridad más envolvente.

Por otro lado, el misterio viene de la mano de El Oeste y del lento y retro riff de los sintetizadores de Oro y Sangre al más puro estilo Jamie XX. El largo pierde enteros en estos cortes y se viene abajo con el recurso de presentar estructuras demasiado repetitivas. La base progresiva de ir creciendo a partir de la suma de diferentes sonidos se agota, sobre todo en el uso constante de crecimiento en progreso hasta la caída y de vuelta con el subidón. En Last Land hasta se llega a parar del todo, pero en So Will Be Now remonta el vuelo de la mano de los loops vocales de Pional y un guiño a las creaciones inclasificables de Balam Acab o al género ‘negro’ de The Weeknd. No hay que olvidarse de que se trata de un buen disco de house, pero el efecto sorpresa de cada uno de los cortes se desvanece en muchos casos en la reiteración de la idea hasta que se agota. Así, algunas canciones se hacen demasiado largas, a pesar del desbordante talento del autor.

John Talabot es capaz de mucho más y estoy seguro de que sorprenderá a muchos con la renovación de un género que parecía encasillado para siempre en las salas de baile. Fuck dance… let’s art.

por Carlos Naval

Carlos Naval
Periodista. Formó parte de la redacción de HABLATUMÚSICA de 2010 a 2013. Actualmente continúa su carrera en diversas compañías del sector de la Comunicación.

9 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

Los discos de Muse: del peor al mejor

No era sencillo sorprender a la audiencia de los últimos noventa ni los primeros 00's, pero Muse fue capaz de conseguirlo.

Lo más comentado

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

¿Es necesario el ‘The Endless River’ de Pink Floyd?

Los restos de la mítica formación de Pink Floyd inventan un nuevo álbum que puede seguir dañando su discografía.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti