Mudhoney | Vanishing Point

-

  • SUB POP

  • 5,1

Cuando hablamos de autenticidad existen pocos ejemplos. Fidelidad no significa negación al éxito, sea masivo o de culto, como el de la banda que nos ocupa, Mudhoney. Con Vanishing Point (2013) sellan su noveno álbum de estudio junto a la mítica discográfica underground Sub Pop, referente del grunge del Seattle natural de esta banda desde finales de los ochenta. No logran superar una marca personal, tampoco estamos ante una obra de mayor calado que el casual, pero por ello no se deben obviar alguna de sus cualidades más positivas.

Abramos los brazos a su crudeza. Es la mayor de las virtudes de este trabajo, expresado en su máxima potencia, al igual que para otros sectores puede ser un punto negativo. En ello radica su polaridad; mientras sus características pueden resultar correctas en ciertos momentos o para cierto público, en otras ocasiones es el lastre de sus composiciones. Es un trabajo natural, transmitiendo a la perfección la sensación de directo que rige su grabación, lo que también atañe al lago más negativo. Tras la fantástica introducción de batería de Slipping Away aparece el resto de la banda, mostrando abiertamente su gusto por la cercanía espontánea de sus grabaciones. No distan mucho de la infinidad de bandas que ahora tratan de copiar ese sonido lo-fi, ¿la diferencia? Que han llegado mucho más tarde con la misma frase. Pero para Mudhoney tampoco es halagüeño, porque tras 25 años de carrera no es lo mejor sonar como una banda novel.

Hasta aquí hablando de la impresión superficial, pero en profundidad por supuesto que destacan de esta amalgama descarada de copistas. Sus temas son desenfadados como I Like It Small e irónicamente contradictorios en Sing This Song of Joy o Douchebags on Parade, ello envuelto en su simplicidad común, alegres a ratos y descarnados usualmente. Con Chardonnay vomitan en esa tendencia satírica un punk belicoso y fugaz, uno de los ejemplos más puros del álbum, manido desde luego, pero abrazan lo común en sus virtudes. No olvidemos que ellos estaban ahí al principio y siguen fieles a sus orígenes.

No faltan los buenos giros, como en The Final Course, originales y atrevidos. Pero si algo no comprendo y no comprenderé jamás es la voz de su cantante, Mark Arm. Es de aquellas voces que tumban a una banda en su carrera hacia el éxito. Proveniente de una época en la que las tesituras vocales rayaban lo esperpéntico, las viejas tradiciones tardan en morir en consecuencia. Transmite esa voraz ironía que destilan sus letras, pero si entramos en cualidades técnicas no roza ni el aprobado, ni siquiera lo huele de lejos.

En una producción de características tan sencillas, desprovista de cualquier truco que no sea en el más desnudo directo, logran un resultado que demuestra esta tendencia sin rechinar o faltar a un mínimo técnico. No está cuidada a propósito y no por ello suena sucio o dejado, pero siempre es de agradecer un trabajo pulido.

Desde luego no es imprescindible, algunos temas te recompensan con gratos subidones de adrenalina o giros interesantes en su composición, pero quedarse anclado en el tiempo de esa manera es aun más llamativo cuando no posees un gancho novedoso que ofrecer en una larga, larga trayectoria.

  • Y a ti, ¿qué te parece el nuevo disco de Mudhoney?
José Roa
Músico y periodista, formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2010 a 2014, llegando a ser editor jefe y alcanzando especial repercusión con su columna 'La Guillotina', editada en 2013 y 2014.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti