Paul Banks | Banks

-

Desde los tiempos de The Beatles y The Rolling Stones, entre otros, el Reino Unido ha sido todo un referente musical a nivel mundial. Grupos y cantantes de las Islas Británicas han servido como fuente de inspiración para numerosas bandas, independientemente del género en el que se incluyan. Así pues, los países de la Union Jack siempre nos han dejado retales y piezas maravillosas, sentimientos en forma de verso y sonido de impresionante calidad. Este es el caso de Paul Banks. El líder de Interpol acaba de presentar hace apenas unos días su segundo disco en solitario, que tiene por título su propio apellido, Banks. Así, entierra a su alter ego, su pseudónimo anterior, Julian Plenti.

Hay quienes aseguran que si les dicen que el disco hubiera sido desarrollado íntegramente por Interpol se lo hubieran creído, por lo que la línea continuista es más que palpable. Se trata de un álbum, pues, en el que Paul Banks no ha tratado de reinventarse, sino que ha seguido haciendo la música que ha desarrollado siempre. El cantante de 34 años formado en la escuela del movimiento indie, new wave y post punk revival inglés, mantiene el oscurismo de sus canciones y letras ambiguas de su banda que mantienen desde el primer disco, y demuestra que conserva todo el gancho que tenía entonces y que conquistó tantos reproductores a lo largo y ancho del planeta.

Su single, The Base, tiene influencias de hip hop. De hecho Paul Banks, que fue DJ de este género durante su adolescencia, siempre ha profesado un amor incondicional hacia el mismo. Esta similitud se repite en otras canciones bastante orquestadas como es el caso de Arise Awake. Otra cosa no, pero la labor como creador de música del frontman de Interpol es más que admirable, dado que la fusión de bases de influencia rap con sonido post punk tiene un resultado que convence casi instantáneamente. A pesar de ello, sí que es cierto que la orquestación en todo el disco es demasiado recargada por lo que, si no te gusta la música “estilo Interpol”, el álbum puede resultar demasiado pesado. Éste es el caso de Young Again, una oda a los tiempos que corren con letra poco concreta y pretensiones de convertirse en un himno moderno, o de Lisbon, canción sin letra muy bien orquestada pero sin mucho sentido dentro del disco. Quizás una de las pistas más parecidas a su estilo más característico y personal es Summertime Is Coming, como aporte a los más incondicionales de su antigua banda.

Así pues, si eres un amante de Interpol, te gusta la música compacta y de fusión, o la música alternativa poco convencional, este puede ser un álbum que te entretendrá, y te supondrá un soplo de aire fresco que te despertará de la inopia musical que inunda nuestras radios actualmente. Si por el contrario buscas algo nuevo en lo que bucear, más allá de lanzar una mirada melancólica sobre el pasado… Ni lo intentes.

  • Y a ti, ¿qué te parece? Haz tu crítica del disco aquí. Escúchalo al completo.
  • No te pierdas la lista de los discos de Interpol: del peor al mejor.
Carlos Arguelles
Proyecto de periodista y publicista. Redactor de Hablatumúsica. Community Manager y representacion online.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

Los discos de Muse: del peor al mejor

No era sencillo sorprender a la audiencia de los últimos noventa ni los primeros 00's, pero Muse fue capaz de conseguirlo.

Lo más comentado

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

¿Es necesario el ‘The Endless River’ de Pink Floyd?

Los restos de la mítica formación de Pink Floyd inventan un nuevo álbum que puede seguir dañando su discografía.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti