Royal Baths | Better Luck Next Life

-

Critica Better Luck Next Life de Royal Baths | HTM

KANINE

[2012][7,2]

La muerte ronda la costa Este de Estados Unidos. La muerte les acecha, al menos a todas aquellas mentes que quieren liberarse de la alienación cultural que supone formar parte del mundo occidental. A casi 3.000 kilómetros de distancia del cielo de Nueva York, muchos músicos se han lanzado a hilar una nueva percepción, mucho más misteriosa, atrevida. Así, en la actualidad, el legado de los años 70 sigue con mucha fuerza en los blues desgarradores y las melodías psicodélicas y sinuosas como el paso de los reptiles por el desierto de Mojave.

Royal Baths usó de carta de presentación el mismo espíritu. Lo resucitó para dejar morir sus canciones y sumergirlas en el ácido y los sueños no cumplidos de toda una generación de cadáveres vivientes. Su disco debut, Litanies así lo certifica con cortes como After Death. Allí, utiliza desafinaciones que van más allá de la sonoridad británica gótica de Joy Division y Bauhaus, pero que beben del post-punk de forma muy clara. Con este trabajo se descubrieron como todos unos artistas a la hora de aunar las melodías alegres de unos estribillos con la pesadez de unas guitarras que podían llegar a estragular cualquier soplo de aire fresco.

En ese sentido, el viaje de Better Luck Next Life no es mucho más esperanzador, y eso que ha contado con la mudanza del grupo a Brooklyn, desde San Francisco. De hecho, el abandono de su tierra solo ha hecho que ahondar su querencia por la cultura de la muerte de la costa oeste. Es cierto que Darling Divine introduce herramientas muy parecidas al primer trabajo de la banda, graves sólidos y pesados riffs de guitarra deslavazados al estilo de Black Lips, pero la psicodelia se ha hecho más patente en este campo, y si al principio el largo se entrega en las manos de la música sureña que tanto le gusta a Ty Segall, el guitarrista de la bahía de San Francisco. Así se presenta también Burned con un rasgueo que hace justicia al legado de gente como The 13th Floor Elevators o a los Doors de Strange Days.

También tienen mucho de blues, como Faster, Harder, una oda a la ‘damaged girl’, tan oscura como extravagante… Y es que, a pesar del título, Royal Baths no va a esperar a que su suerte le encuentre en la próxima vida. Prefieren jugar con ella, amenazar con la posesión de la verdad absoluta, como en Be Afraid Of Me, que suena como una advertencia a todos aquellos que se tomen a risa la instrospección que propuso el grandioso Jim Morrison a su banda a la hora de tomar ácido para abrir las puertas de la percepción al mundo tal como es: infinito (aunque el autor de esta idea fue del poeta William Blake). Pero es Nightmare Voodoo la que habla realmente en la lengua de Jefferson Airplane, otros paisanos de Royal Baths.

Comtempt parece que va a abandonar el camino del reptil por uno más occidentalizado, pero la psicodelia sigue siendo de origen animal, instintiva, hasta el final. Lo que sí que dejan atrás es la pesadez de los graves. Así, se aclara el ambiente para la más optimista Map of Heaven o Someone New, la canción que cierra este disco, poco original, pero revelador sobre un panorama que siempre dará lugar a la imaginación y a la creatividad. La pregunta es, ¿es que el ácido ha vuelto a las andadas o a los habitantes de esta bahía de San Francisco han interiorizado por fin la psicodelia como la auténtica droga que es a fuerza de Thee Oh Sees o un poco de White Fence y Purling Hiss?

por Carlos Naval

Carlos Naval
Carlos Naval
Periodista. Formó parte de la redacción de HABLATUMÚSICA de 2010 a 2013. Actualmente continúa su carrera en diversas compañías del sector de la Comunicación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti