San Cisco | Awkward

San Cisco | Awkward

Imagínense fuego, una gran llama tan cálida como la que arde en el interior de un corazón del padre que ve nacer a su hijo, y extrapolen este ejemplo a las bandas de indie. De ellas saltan chispas, en forma de imitadores más o menos baratos, que tratan desesperadamente de ser como sus ídolos. Este ejemplo tan utilizado por mí a la hora de explicar los sonidos de las bandas con cierta sintonía musical con sus maestros vuelve a servirme para explicar a la banda que hoy nos atañe. Sueños de indie rock traídos de Australia con una pureza bastante palpable es lo que nos traen San Cisco en su nuevo EP, Awkward.

Esta banda surgida en Fremantle, ciudad situada al Oeste de su desértico país no se complica, y se ciñe a ese estilo como un koala a un árbol. Da la impresión que si tratas de arrancarlos del tronco del mismo te encontrarás con un mordisco, ya que ellos tienen muy claro que es a ese tipo de música a la que deben su lealtad. Esta es tan simple, en el buen sentido de la palabra, que resulta francamente agradable. Las voces de los líderes de la banda, Jordi Davieson  y Scarlett Stevens son cautivadoras, y se adaptan perfectamente a lo que precisan, cumpliendo a la perfección con su papel.

Es curioso que dos de las canciones del disco se llamen, traducidas, “torpe” (Awkward, de homónimo nombre al del EP) y “temerario” (Reckless). Ninguna de las dos se parecen a los valores que el grupo pretende transmitir. Ni son malos ni innovan mucho respecto a referentes contemporáneos como Mystery Jets, Peter Bjorn and John o The Futureheads. No rompen moldes, no son koalas que traten de volar, ya que saben que no pueden hacerlo. Es como si fueran conscientes de sus limitaciones y, aún así, son una banda buena, con una música francamente agradable y sencilla y un gran producción para ser su primera obra.

No me cansaré de repetir que puedes fijarte en referentes, pero no tratar de ser como ellos. Es tan imposible que halla dos bandas iguales como que halla dos personas “clavadas”. Puedes tener un hermano gemelo, porque has nacido a la vez que otro, pero a pesar de todo debes conservar aquello que te hace único, que te permite llevar tu propio camino a parte de modas, influencias o referencias algo manidas. Así pues, innoven señores, innoven…

  • Y a ti, ¿qué te parecen San Cisco?
Avatar
Carlos Arguelles
Proyecto de periodista y publicista. Redactor de Hablatumúsica. Community Manager y representacion online.