Sleaford Mods | Divide and Exit: sal del agujero

[TS-VCSC-Spacer height=”31″][td_block3 category_id=”5″ limit=”2″ offset=”1″ custom_title=”+ Críticas” ajax_pagination=”load_more”]

[dropcap type=”1″]E[/dropcap]n Magaluf (Mallorca) hay bares que dan copas gratis a la chica que más felaciones haga. Puede ser amoral. Es machista. También es la mayor degradación de la clase obrera. Una sociedad puede ver en su juventud los principales rasgos que la definen y lo que puede ser un juego no es más que la falta de orgullo del que se vende por un par de tragos. Por eso se necesita escuchar a gente como Sleaford Mods. Por eso debes escuchar ‘Divide and Exit’ (Harbinger Sound, 2014).

[TS-VCSC-Spacer height=”10″]

“No puedo creer que existan los ricos”, rompe cabreado Jason Williamson, cabeza pensante del dúo de Nottingham que lleva tambaleando su nombre por la escena subterránea unos cuantos años. Ahora llega su álbum más pulido, su verdadero debut: una pieza de 14 temas en las que el punk se enfrenta con el rap, y la baja fidelidad se abraza con la ironía más insultante para mostrarte la realidad de Inglaterra.

Porque puedes ver su parte bonita. La gente disfrutando en su Glastonbury particular de ácido mientras llena de barro sus caras botas de moda. Puede que Alex Turner lleve una cazadora de cuero alucinante. Pero no es Inglaterra. No es la realidad. La realidad es un trabajo de mierda. Un sueldo bajo. La rutina encerrada en el transporte público. Es eso y Sleaford Mods lo son. Y puedes rechazarlos. Hazlo. Pero seguirán sonando en tu cabeza. ‘Tweet Tweet Tweet’.

[quote_box_center]Harbinger Sound Records | 2014[/quote_box_center]

J. Castellanos
Periodista. Formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2014, llegando a ser redactor jefe.