Solange | True

Ser la hermana de una pez gordo de la música a nivel mundial tiene que ser realmente complicado. Vivir bajo su sombra y ganándote críticas porque “llegaste ahí por enchufe” tiene que ser peor que la comida que llevan los astronautas al espacio. Tiene que ser más que complicado: realmente jodido.

Pero no es el caso de Solange. La modelo y hermana de Beyoncé Knowles ha roto con el “estilo familiar”, consiguiendo uno propio con True. Se trata de un disco de fusión entre la clásica voz de música negra “popera” con indie y sonidos electrónicos synth-pop. Vamos, una mezcla explosiva, algo poco común dentro del universo de la clave de sol que, sin embargo, no suena nada mal.

Cuando escuchas este EP completo la primera vez sorprende. Lo primero de lo que te das cuenta es que, a pesar de su más que notable voz, no es la de su hermana. Es algo raro, que no desagradable en absoluto, aunque sí difícil de explicar. Si alguien me hubiera preguntado con una sola escucha que qué me parece le hubiera mandado a hacer puñetas para no reconocer mi ineptitud musical. Solo podría decirle que es un EP largo y bello. Nada más.

Ninguna canción se parece a otra. Las hay con bases más “ochenteras” (Bad Girls), más parecidas al estilo de Cut Copy (Locked in Closets), más comerciales (Some Things Never Seem to Fucking Work)…  O más de fusión (Losing You). Es como si le hubiera entrado un ramalazo indie de golpe, algo raro en la familia Knowles, y hubiera encontrado un sello personal totalmente independiente al de Beyoncé. Como si pretendiera marcar territorio con música comercial, sí, pero marcando una clara línea de ruptura con su entorno.

Poco más se puede decir de la grabación. A mí me gusta, ofrece una línea musical interesante a seguir. Sin embargo, acecha la amenaza de el giro comercial en el mal sentido de la palabra a la vuelta de la esquina, porque está jugando y en contacto permanente con el universo “POPular”. Veremos si en el futuro consigue esquivar esa bala.

Sinceramente, recomiendo su escucha a los amantes de la música negra, de la que soy un ferviente defensor. Es un disco que a ellos o bien les encantará o bien odiarán. El puñetazo encima de la mesa ya está dado. Veremos durante cuánto tiempo vibran los vasos y platos que hay sobre ella. Y lo digo de verdad.

Avatar
Carlos Arguelles
Proyecto de periodista y publicista. Redactor de Hablatumúsica. Community Manager y representacion online.