The Killers | Battle Born

 

Los que esperen encontrar música dentro de la nueva placa de los de Las Vegas no están hoy en su día de suerte.  Las bandas, incluso las mejores, pasan por etapas. Lo grande, lo enorme, la magia de los documentos audiovisuales es precisamente esa, hacer que no se pierdan etapas brillantes de creatividad, los puntos álgidos que sólo unos pocos llegana tener en su carrera. The Killers son uno de esos pocos afortunados que pueden presumir de permanecer en el inconsciente colectivo de millones de personas gracias a un buen puñado de temas que se quedan en nuestra musicoteca por mucho tiempo.

Por contra, (y para suerte para los que tenemos pensamiento crítico), las piezas audiovisuales fallidas, como Battle Born, permanecen en los medios de comunicación, en la biblioteca personal de muchos para juzgar las trayectorias y lo bien o mal que ha sentado el paso del tiempo.

Esto de la música, como todo, es subjetivo. Una opinión es tan importante como la del que tienes sentado a tu lado, que, a bien seguro, tendrá la suya propia. El nuevo álbum de The Killers, que hace tan sólo 3 días se pasaron por Madrid para dar un recital de éxitos y contentar hasta al taquillero, les pone en la pista de despegue hacia el país de nunca jamás. Algo parecido a lo que le pudo pasar a Coldplay (sus trayectorias, cumbres y puntos bajos son visualmente muy comparables), que con Viva La Vida! salvaron los muebles, sin más, pero que con Mylo Xyloto mordieron el polvo. Más recientemente, podemos compararlo con el ascenso y declive de Bloc Party, Kele y los suyos han completado una placa completamente prescndible, al igual que este Battle Born que tiene poco, o nada rescatable.

Que Runaways, su single de aprobado raspado, sea lo más destacado del álbum, dice mucho y no precisamente bueno de este refrito hecho única y exclusivamente para poder justificar una nueva gira y llenarse los bolsillos. Aquello de “eh, somos The Killers y tenemos un nuevo disco, ¡vayan preparando sus billeteras!”. Sonrío ahora pensando en los que criticaban el Angles de The Strokes, que si no daba el nivel de los anteriores, que si…Comparado con cualquiera de estos 3 que cito anteriormente, el cuarto de los Strokes es una puta maravilla.

Asumamos, asuman que The Killers no volverán al nivel de Sam´s Town, y, ni mucho menos, al de Hot Fuss. Esos tiempos quedaron ya atrás y tendrán que tirar de musicoteca para poder paladearlos de nuevo. Y ojo, que Muse van por el mismo camino con The 2nd Law. Sin llegar al punto de sopor que puede producir este Battle Born, cierto es, pero tampoco se quedan cortos.

  • y a ti, ¿qué te ha parecido el álbum? ¡Puedes hacer tu crítica del disco aquí mismo!
Berto Barroshttps://www.bertobarros.com
Fundador y director de HABLATUMÚSICA.com – Profesional de los Medios de Comunicación con 9 años de experiencia en Producto, Marketing, Comunicación y Contenidos.