The Mary Onettes | Love Forever

LABRADOR

 

[2012][6,9]

No es algo nuevo que los grupos utilicen los Extended Play para adelantar su nuevo sonido, hacerse autopromoción o preparar el camino para un trabajo más largo, y tampoco lo es en el caso de Love Forever de Mary Onettes. Lo bueno de elegir el formato EP es que permite al artista concebir una obra musical de una duración menor, menos de 20 minutos para exponer una propuesta.

Este caso es un claro ejemplo de obras adaptadas al tiempo disponible de forma meticulosa, un alarde de empaquetamiento de un estilo en cuatro canciones.

Mary Onettes reafirman su recorrido musical con voces que recuerdan a Arcade Fire o Fanfarlo, y sonoridades épicas aunque más cercanas a Sigur Ros y los primeros Echo and The Bunnymen (salvando las distancias) que a los otros dos grupos nombrados. No es casualidad, ellos mismos afirman que formaron la banda por su admiración hacia The Cure y The Stone Roses, dos grupos que cuidan al milímetro el alcance de dinámica de sus composiciones y prefieren hipnotizar con canciones largas sobre armonías y partes instrumentales sencillas a dejarse llevar y jugarse el todo por el todo.

Todo músico sabe que la genialidad de un grupo pasa por destilar una esencia reconocible, sonar de una forma diferente y hacerlo bien. Si no se consigue desarrollar un sello propio da igual lo que trabajes y compongas, la coherencia es una de las pocas cosas que es común en el éxito de cualquier banda a largo plazo.

Con sus pianos y sus voces melancólicas, Love Forever transcurre por Love’s Taken Strange Ways, de melodías sencillas y pegadizas, Will I Ever Be Ready, que arranca con una suerte de canción alegre y la voz la tiñe de tristeza en cuanto aparece, más o menos como el efecto que conseguían Nirvana al mezclar acordes mayores con la voz rota de Kurt, A Breaking Heart Is A Brilliant Start, un corte delicado y suave, probablemente el mejor del disco, y la instrumental 8th of June, que es un deleite para los amantes de la música que no rompe, que acompaña y fluye de principio a fin.

Mary Onettes tienen la coherencia, tienen la capacidad y las formas, les falta acuñar su sello propio y para eso hace falta dar un paso más allá. Distanciarse de sus homólogos puede no ser el único camino, puede que tampoco lo sea reafirmarse.

por Fernando Naval

+Los vídeos, en Hablatumusica.TV

Fernando Naval
Fernando Naval
Este ingeniero rockero formó parte de HABLATUMÚSICA de 2011 a 2014. Actualmente, prosigue si carrera musical como guitarrista de varias formaciones.