Totally Enormous Extinct Dinosaurs | Trouble

Totally Enormous Extinct Dinosaurs | Trouble

El siempre buen ojo de Polydor se fijó en Orlando Higginbottom, un veinteañero que bajo el sobrenombre Totally Enormous Extinct Dinosaurs (TEED) hacía explosivos remixes de piezas de Lady Gaga, Katy Perry o Sugarbabes. Sus pegajosos hits se empezaron a hacer famosos en su Oxford natal, y sus directos (en los que viste un disfraz de dinosaurio) se extendieron por toda la geografía británica. Londres parecía su siguiente destino, aunque Higginbottom siempre ha dejado claro que quiere hacer de Oxford su centro de creación. Leyendo una entrevista suya me chocó especialmente una de sus citas: “Únicamente quiero hacer música y ganar dinero con ello. Quiero pasarlo bien y que la gente lo pase bien. Por eso me visto de dinosaurio. No quiero ser el nuevo Calvin Harris”.

TEED aprovechó a la perfección los medios que le ofreció un gran nombre como Polydor y sin perder la senda de la electrónica creativa fue desgranando su repertorio. Lo hizo single a single, desde mediados de 2011, hasta junio de 2012, cuando todas esas piezas fraguaron en Trouble, ópera prima de este peculiar jovenzuelo.

Trouble es precisamente eso, un conjunto de canciones que se sitúan entre la electrónica, el dance y (en menor medida) el house, y a diferencia de la mayoría de álbumes que llegan a nuestras manos, no sigue ningún orden ni secuencialidad lógica. Trouble no es más que un recopilatorio de 14 temas dibujados por TEED en los últimos años. Eso proporciona mucha frescura y imprevisión a un disco correcto, aunque pone en evidencia la diferencia abismal entre ciertos cortes. Por qué una galaxia separa piezas como Shimmer o Garden. La primera, gris y ruidosa, no sorprende y apenas llega. La segunda es miel. Bailable, talentosa y adictiva. Una brutalidad de canción.

En un nivel intermedio se encuentran Tapes & Money, Household Goods o You Need Me On My Own, buenos argumentos que nos hacen añadir a Totally Enormous Extinct Dinosaurs a nuestra lista de artistas a no perder de vista en el futuro. Madera, carácter y estilo propio no le faltan. Esperamos que esa especie de dinosaurio tarde mucho en extinguirse.

Avatar
Sam Gutierrez
Barcelona, París i ara Londres. Periodista. Escric a @hablatumusica. Good taste in people, music and cinema. Basketball player, Euston Power (London Premier).