Toy | Join the Dots

-

El debut de Toy el pasado año con ‘Toy‘ (Heavenly, 2012) se aventuraba como uno de los primeros trabajos más excitantes de los últimos tiempos. Su gusto por el kraut tras la estela iniciada por The Horrors llevó a los medios a recuperar a bandas como Can o Hawkind y a aventurar un futuro provechoso a la banda de Londres. Este verano, precedido por su actuación en el Primavera Club de 2012, sirvió para mostrar grandes armas en su directo.

Sin embargo aquel debut ha tenido una vida quizá demasiado corta, no se ha adherido a la piel como se esperaba. Puede ser que por eso la banda liderada por Tom Dougall haya respondido con un nuevo trabajo, este ‘Join the Doll‘ (Heavenly, 2013) que vuelve a pecar de los mismo inconvenientes que no consiguieron hacer de su primer álbum una pieza infalible.

Join the Dots‘ mejora su empaque, tiene más fuerza en puntos concretos pero parece carecer de alma. La  canción que da nombre al álbum, ‘Join the Dots’, y con la que nos adelantaron su regreso, es la mejor pieza del álbum. Una tela de araña de siete minutos atmosféricos, llenos de espectros y fuerza que provocan interés en el álbum. Era el momento de los londinenses. Ahora nos encontramos en el disco canciones como ‘Endlessly’ y ‘It’s Been So Long’, que completan una cascada de buenas canciones. Toy saben crear grandes temas pero hace falta algo más que eso para conseguir un buen álbum.

‘Conductor’ inicia el álbum y parece advertirnos que la carretera de ‘Join the Dots‘ será frenética y afilada. No es así. Los ritmos suben y bajan en una mala gestión de tiempos que adormecen y no consiguen enganchar. Cierta impotencia cubre la escucha: este álbum pudo ser mucho más.

La producción es un viaje en sí mismo. Las capas que ha introducido la banda le otorgan miles de caminos sonoros que pueden descubrirse a cada escucha de ‘You Won’t Be the Same’, una canción que, por el contrario, se ve poco atractiva en una visión general. Sucede del mismo modo con ‘As We Turn’, tercer corte y composición que mantiene ese ritmo cansino. Quizá es eso lo que falla, cierta falta de honestidad, de eliminar las sombras que entorpecen el ritmo de un álbum que empieza demasiado plano.

J. Castellanos
Periodista. Formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2014, llegando a ser redactor jefe.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

Los discos de Muse: del peor al mejor

No era sencillo sorprender a la audiencia de los últimos noventa ni los primeros 00's, pero Muse fue capaz de conseguirlo.

Lo más comentado

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

¿Es necesario el ‘The Endless River’ de Pink Floyd?

Los restos de la mítica formación de Pink Floyd inventan un nuevo álbum que puede seguir dañando su discografía.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti