Van She | Idea of Happiness

-

Quién sea los crea y ellos se juntan. Estaba claro que Modular, sello australiano más importante en lo que a música electrónica se refiere, y Van She, acabarían trabajando juntos. A principios de 2002, cuatros ambiciosos jóvenes decidieron emprender un proyecto en su Sydney natal, bajo el nombre de Van She. Su primera intención era mostrar su particular versión de hits conocidos por todos. Adaptaron piezas de Klaxons, Dragonette, Feist, Tiga… De esta manera, se empezaron a dar a conocer en Australia hasta que con sus pegadizos remixes (atención al de Walking on a Dream, de Empire Of The Sun), llamaron la atención del pez gordo antes citado, Modular.

Corría ya 2008 y fue entonces cuando con un potente sello detrás se pusieron manos a la obra. Dejaron a un lado (temporalmente) las versiones y empezaron a componer. El resultado fue V, un disco atrevido y mordaz, que se coló en el top 10 de álbumes más vendidos de Australia y les dio alas para dar el salto a USA y a Europa. Fue en su gira por el Viejo Continente donde comenzaron a empaparse de nuevas influencias y un año más tarde, en 2009, lanzaron una nueva edición de V, denominado Ze Vemixes, donde modificaron 8 de los temas de su ópera prima.

Tres años más tarde y de la mano nuevamente de Modular, Van She contraataca con Idea Of Happiness, una obra eufórica y espectacular, a la altura de lo mejor de sus compatriotas Cut Copy. En relación con su debut, su segundo trabajo conserva bien poco de ese V. En esta segunda entrega, los cuatro aussies han optado por un sonido menos electrónico y mucho más revival, que dota de una atmósfera ochentera cada uno de los 11 temas que lo forman.

Su primer single, Idea Of Happiness, ya nos dejó bastante perplejos desde el primer play. Su fórmula no inventa nada. Sin embargo, la frescura de sus melodías engancha y su juego de sintetizadores los convierte en una opción excelente para: inmolarse en un día soleado o combatir una jornada de lluvia.

Entre nuestras favoritas se encuentran la intensa Tears, You’re My Rescue, o hasta Coconuts, que aun siendo puramente instrumental, tiene su gracia. Aunque cabe destacar la firmeza de todo el disco, que mantiene un nivel constante y no se desinfla en ningún momento. Eso sí, la joya de la corona no es otra que Jamaica. Ritmos caribeños en un lujazo de tema que endulza un álbum que, tanto si llueve como si brilla el sol, tardaremos días en sacarnos de la cabeza.

  • y a ti, ¿qué te ha parecido el álbum? ¡Puedes hacer tu crítica del disco aquí mismo!
Sam Gutierrez
Barcelona, París i ara Londres. Periodista. Escric a @hablatumusica. Good taste in people, music and cinema. Basketball player, Euston Power (London Premier).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

Los discos de Muse: del peor al mejor

No era sencillo sorprender a la audiencia de los últimos noventa ni los primeros 00's, pero Muse fue capaz de conseguirlo.

Lo más comentado

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

¿Es necesario el ‘The Endless River’ de Pink Floyd?

Los restos de la mítica formación de Pink Floyd inventan un nuevo álbum que puede seguir dañando su discografía.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti