Inicio CRÍTICAS Will Spector y los Fatus | Bicaberut

Will Spector y los Fatus | Bicaberut

Un éxodo de músicos está teniendo lugar en la mayor parte de capitales de provincia y muchas ciudades pequeñas. Su objetivo es cualquiera de las capitales españolas, ya sea en Madrid, Barcelona, Zaragoza, Sevilla, Bilbao o Santiago (además de otras en menor medida). Están recibiendo y aportando a los músicos de provincia contacto con otros creadores de cualquier punta de España o el extranjero y enriqueciéndolos en salas de conciertos, escuelas de música o compartiendo un buen vinilo en una casa de alquiler.

Tal es el caso de Will Spector y Los Fatus. Provenientes de la cantera de Huesca, se instruyeron en los locales más sórdidos y menos recomendables de Barcelona. Dicha cantera contiene a grupos como Kiev Cuando Nieva, Domador, The Bards, Amórica, Pipelines, Lucca, y nombres propios como el de Pecker o Copiloto. Cada uno más dispar que el anterior, pero unidos en su búsqueda de música y en aportar algo a cada uno de sus panoramas particulares. La viva imagen de lo que sucede en Murcia, Valladolid o Talavera.

Los Fatus presentan Bicáberut!, su debut, que son doce cortes repletos de letras ácidas y hasta zafias en más de una ocasión, que son doce bofetadas en la cara para entender que las melodías pop con base electrónica dance pueden ser más transgresoras que un grupo de hardcore.

No importa que tengan una balada pop como Me Encanta Verte Fatal. Ya se encargan estos cinco músicos de aportar su carácter con una letra que deja extrañado o un videoclip bastante impactante. ¿Y qué decir de Your Mother & Your Father Follan? Una historia con un argumento predecible pero un sobradamente bizarro final.

La banda ha venido para avisarnos de la necesidad imperiosa de contribuir al calentamiento global para evitar que la era glacial acabe con nosotros, para salvar nuestras vidas a base de letras que chirrían en los oídos de los más ortodoxos y guitarras y sintetizadores que crean un potente muro de sonido contra el que se estrellaría la peor de las críticas que pudieran hacerles.

Canciones que invitan al desenfreno como Baila!, La Vuelta a Casa, Idiota mezcladas con una melodía popular de jota aragonesa brillantemente versionada: Que la Nieve Ardía. Todo esto y mucho más los convierte en un grupo indispensable de la escena underground nacional para entender qué es lo que de verdad se está cociendo. Que en Barcelona no todo son Manel, Love Of Lesbian y Els Amics de les Arts. Que los músicos de las provincias tienen entre manos algo diferente.

Si son ustedes de provincia no sean tímidos. No se corten. No esperen a que sus compañeros de instituto vayan a tocar a Madrid o Barcelona para decidir pasarse por uno de sus conciertos. Los músicos necesitan algo de apoyo o buscarán algún lugar en el que se les entienda y entiendan a los demás. Pero una advertencia más: la ciudad que pierde músicos, pierde cultura.

  • Y a ti, ¿qué te ha parecido el disco? Haz tu crítica aquí mismo.
Fernando Naval
Fernando Naval
Este ingeniero rockero formó parte de HABLATUMÚSICA de 2011 a 2014. Actualmente, prosigue si carrera musical como guitarrista de varias formaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here