Keane + Miss Caffeina (Vistalegre, MAD) 19.10.12

Una gran multitud hacía fila delante de la entrada sur del Palacio de Vistalegre. Aunque en la capital ya ha empezado a hacer frío, a los fans de la banda inglesa poco parecía afectarles.  Cuando se abrieron las puertas del recinto, varias cosas llamaron mi atención, una de ellas es que la zona que más rápido se lleno fueron las gradas, pero no era de extrañar pues lo segundo que me sorprendió fue que al concierto acudieron varias familias y sólo unas cuentas se lanzaron a la pista desde el primer momento.

A las 9 de la noche, sólo con un poco más de la mitad del aforo, la banda madrileña Miss Caffeina daba la bienvenida a la gente con una breve intervención que duró escasos 25 minutos, pero en el que deleitaron a los asistentes con sus mayores éxitos como Capitán, Lisboa, N=3 y Ley de Imposibilidad del fenómeno entre otros. Los madrileños fueron breves pero enérgicos. Pero como dicen por ahí, lo bueno si breve, dos veces bueno.

Tras ellos nos aguardaba media hora más de detalles técnicos antes de dar la bienvenida a los esperados Keane. Saltaron al escenario a las 10 en punto como buenos ingleses, y You are Young de su último trabajo Strangeland fue la canción elegida para abrir el concierto. La banda inglesa picoteó por toda su discografía cantando temas como, Bend & Break, Neon River, The Starting Line, Spiralling y no faltaron temazos harto conocidos por todos como Everybody Changing, Is it any wonder, con los que conseguían que grada y pista corearan sus canciones de pie, mientras bailaban como podían entre los asientos. Sobre una plataforma más bien discreta en la que había un gran sol al fondo, icono de su último disco, y una especie de lámparas colgadas del techo, todo esto acompañado de una dinámica iluminación, Keane desplegó todo su potencial musical. Esta banda es conocida por no tener guitarras entre sus instrumentos, aunque en el directo tocaron un canción con ella, Tim Rice – Oxley al teclado fue el encargado principal de dar textura y de generar esa atmosfera alternativa que los caracteriza.

Tom Chaplin, el vocalista, pese a parecer un chico tímido se desenvolvió con soltura encima del escenario, se apropió de él y buscaba conectar con la multitud que los aclamaba desde la primera fila. Entre canción y canción éste dedicaba palabras de agradecimiento a su público, decía estar encantado de volver a tocar en la capital, todo esto entre su español e inglés. La gente le devolvía la sonrisa, coreando “oe, oe, oe” a lo que Chaplin no hacía más que sonreír correspondido.

No faltó el comentario estrella que hiciera mención a la acústica del Palacio, pues explicaba sentirse como un halcón cantando en medio del gran cañón con un gran eco. Pero esto no le importó a los seguidores, pues aún habían grandes temas reservados para la segunda parte del directo: This is the last Time, Somewhere only we know, y un conmoverdor acústico de Try Again tocado sólo con la compañía del piano. Para el finalizar tocaron Sea fog, Sovereign Light Café, Crystal Ball y terminaron con la peculiar Under Pressure. Tras regalar el setlist, las baquetas, las púas y casi dos horas de concierto, el público los despidió con un caluroso aplauso.

  • Analizamos Strangeland, el nuevo álbum de Keane.
  • ¿Estuvistes en el concierto? Participa y cuéntanos la experiencia
Avatar
Veronica Chamorro
¿Biografía? Soy demasiado jóven para tener una de esas.. Redactora en Hablatumúsica. Estudiante de Comunicación Audiovisual.