Micah P. Hinson (Joy Eslava, Madrid) 19.11.12

-

Tiene algo de España Micah P. Hinson más allá de sus constantes y aplaudidas visitas. La sensación constante de derrota, la ironía en la sonrisa sabiendo que nada tiene permanencia y mucho menos la felicidad, la profundidad absoluta y el gusto por moverse entre torrentes vitales que todo lo dificultan pero hacen esto más interesante. Y si posee esencia de este país, más parece aún de una ciudad que va hundiéndose poco a poco como es Madrid.

Entre calles ocupadas por bolsas de basura y olor a podrido en una llamada a ratas y otras alimañas causada por otra de las huelgas que vemos en lo común como vemos al japonés mirando la marca España llegaba Hinson desde su Texas para ofrecer la parada capitalina de una extensa gira que le está llevando por unas cuantas ciudades del territorio para repasar sus grandes canciones y presentar Micah P. Hinson & The Lonesome, un álbum de rarezas en el que contempla una de las carreras más breves e enriquecedoras de lo que llevamos de XXI.

Así pasó ayer por la sala Joy Eslava para ofrecer, con una gran entrada, un capítulo más en su idilio con la ciudad. Algo más de hora y media de recuerdos, repasos y viejas canciones sacadas de un baúl que desmerece trabajos serios de muchos artistas que intentaron apostar fuerte. Hinson no lo necesita. La máquina de crear ambientes entre su nuevo folk de viejas ideas parece que nunca se agotará gracias a un sufrimiento que ha marcado y marcará la esencia del artista, ese dolor que incluso se hace gustar y envidiar, intentando alcanzar la transformación en arte que ha tenido bajo los escuálidos brazos llenos de garabatos.

El de Texas va tomando forma en un Tom Waits sin extravagancia más que en el calzado deportivo que quita seriedad a un joven que parece no serlo tanto, algo del síndrome del futbolista tiene. Bajo rayos lumínicos de un rojo diabólico se escondía la escuálida sombra que no necesita mas que ser él mismo para encandilar con ese aura extraño con el que atrae Woody Allen o, si me permito exagerar, Jean Paul Belmondo. Con unas cuantas canciones, el misterio hasta para buscar la púa o el jugueteo con sus bolsillos que disimula como quien no tiene nadie frente a él, Hinson repartió parte de esas falsas caras B, cortes de Micah P. Hinson and The Pioneer Sabouteurs, alguna canción convertida en reliquia, alguna de Pixies, John Denver o un tótem llamado Woody Guthrie del que se ha convertido en uno de sus alumnos más aventajados.

J. Castellanos
J. Castellanos
Periodista. Formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2014, llegando a ser redactor jefe.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti