Primavera Sound 2012 (JUEVES)

Era la cuarta vez que tenía ocasión de ver a Franz Ferdinand. Los escoseses son un grupo de época, un icono generacional, pero a eso vamos más adelante.

Me encontraba desde el miércoles en Barcelona, esa fantástica y cosmopolita ciudad a la que parece no afectar la crisis, para disfrutar de una nueva edición de uno de los festivales más respetados del viejo continente. El Primavera Sound una vez más estaba aqui, y yo encantado de poder formar parte de esta historia por segundo año consecutivo.

“Franz Ferdinand, reyes indiscutibles del Jueves”

Dicha historia comenzaba para mi ese mismo miércoles viendo a unos The Walkmen que no conseguían trasmitir en el Arc del Triomf, aunque se espera con ganas su nuevo álbum. Tras ellos aparecían unos Black Lips como siempre divertidos y extravagantes que solo conseguían enamorar a una pequeña parte del público, esa que en realidad había acudido allí a ver música porque, como es costumbre en los conciertos gratuitos, la zona pasa a convertirse en un botellódromo con ruido de fondo.

El jueves había llegado y lo comenzábamos con una entrevista con Spiritualized que podréis leer en unos días. Jason Pierce es un tipo peculiar y carismático que luego protagonizó uno de los llenazos de la noche. Tras eso, nos movimos con ganas de ver un esperado directo, el que protagonizaron Iceage en el Pitchfork. Tras ellos, una de las chicas del momento aparecía en este mismo escenario. Claire Boucher, la guapísima vocalista de Grimes se presentaba delante del publico a una hora quizás poco o nada indicada para una propuesta como la suya. Esto provocó que lo que pudo ser un gran directo pasase sin más entre la maraña de nombres de la jornada.

Un rato para tomar algo y charlar es lo que tenía antes de ver a Mazzy Star en el RAY-BAN. Me dió tiempo a “sorprenderme” una vez más al parecerme el Fórum un desfile de moda. Hipsters a la última, algunos de ellos rozando el ridículo. En torno a un 40% de los 150MIL que  se espera pasen por el Primavera son extranjeros lo que provocaba, incompresiblemente, que en varios puntos del festival no te entendiesen (barras, accesos) en castellano. ¿Os imagináis no poder comunicaros en inglés en Glastonbury?.

Mazzy Star convencieron a sus fieles pero protagonizaron, como esperaba, un directo extremadamente aburrido. Hay bandas que no crean sus obras para ser defendidas en un directo y, mucho menos, en un festival. Ver a Mazzy Star en una sala de aforo limitado lo convierte, ciertamente, en una experiencia sustancialmente distinta.

Tras ellos esperaba en el San Miguel un tipo con sombrero llamado Jeff Tweedy. Una de las bandas americanas más importantes del último lusto se plantaba ante mis ojos por primera vez. Wilco es un grupo exquisito, delicado, diferente. Los miles que estábamos allí seguramente estén de acuerdo en este punto.

Seguía mi noche con The XX, quizás la banda de los últimos años a la que más le va a costar convencer con su esperado (y a la vuelta de  la esquina) segundo trabajo. Es lo que tiene hacer una ópera prima bestial, sobresaliente, que ahora a pocos o ninguno convencerán con el segundo. ¿y su directo?, The XX no son una banda de directo, no son Franz Ferdinand.

Era esperado pero no por ello no voy a contársolo. Franz Ferdinand fueron ayer los reyes indiscutibles del día. Los escoceses son de esas pocas bandas que saben manejar los tiempos a su antojo, ahora te meto un clásico, ahora un tema nuevo, ahora “¿como estás barcelona?” y tras eso Take Me Out. A pesar de que Kapranos insistía una y otra vez en que tenía la voz rota el detalle no hizo sino más que confirmar, una vez más, que estábamos ante un fastuoso espectáculo de rock épico.

Japandroids cerraban la noche con una propuesta muy bestia que tardaré en olvidar. Los autores del magnífico Celebration Rock ponían la guinda a un pastel que hoy, quizás, sea aún mejor.

_________________________________

La foto curiosa:

Redacción #HTM
dic09 | El magazine digital, musical e independiente líder en habla hispana en internet con más de 250.000 sesiones mensuales. Un producto de Breakfast Producciones.