Entrevistamos a Chinese Christmas Cards

A pesar de que su nombre pueda prestarse a confusión, tras Chinese Christmas Cards están únicamente Mario y Joan, dos barceloneses que compaginan sus proyectos profesionales con los ensayos y actuaciones de una de las bandas más prometedoras de la escena alternativa española. Una de las mitades de CCC es Mario Gutiérrez, guitarra, voz y compositor del grupo, que trabaja diurnamente en el departamento de marketing de una multinacional. La otra mitad de la formación catalana es Joan Sala, al mando de los teclados, sintetizadores y producción de los temas. Joan alterna estas tareas con una precoz carrera como productor y DJ bajo el nombre de Nighty Max. Mario reconoce que cuando cae el sol todo cambia. “De día cada uno tiene su curro, aunque  por la noche nos encontramos y le metemos caña a Chinese. A tope”. Y a pesar de la frenética actividad de ambos, lo llevan bien: “De momento lo abarcamos todo por qué siempre tocamos los fines de semana”.

Los dos jóvenes se conocieron en el colegio, donde ya coincidieron en ciertos gustos musicales. “Recuerdo que en el cole con Joan discutíamos sobre los discos de The Postal Service o de Daft Punk”. Tras un período en el que perdieron el contacto, se reencontraron en 2008 en un viaje al norte de Francia para practicar surf. “Allí nos contamos nuestros proyectos: él empezaba a pinchar por su cuenta y yo tenía un grupo, más rockero. A pesar de los diferentes estilos que practicábamos, ambos vimos  la posibilidad de empezar a trabajar en algo juntos”, afirma Mario. Y unos meses más tarde, concretamente en el período navideño de 2008, nació la banda, bautizada como Chinese Christmas Cards. “¿El nombre? (risas) A Joan en el cole le llamábamos “Xinu” por sus rasgos orientales, así que lo de Chinese estaba claro. Y al estar en Navidad, lo de Christmas Cards nos vino rodado”.

En febrero de 2011, tras proclamarse vencedores del certamen Levi’s Unfamous Music Awards y ser considerados mejor maqueta de 2009 (grabada en la habitación de Joan, por cierto) por la revista Mondosonoro, fichan por uno de nuestros sellos favoritos, Mushroom Pillow (Maga, El columpio asesino, Triángulo de amor bizarro, entre muchos otros). Con ellos editan su primer EP, Barcelona, el trampolín definitivo para dar a conocer su proyecto. Mario confirma lo que ya anunciaban en su blog: “En el álbum nos propusimos hacer temas muy directos, por lo que suprimimos algunas intros y le dimos más caña a los estribillos. Las canciones son las mismas que la maqueta, aunque les dimos una vuelta de tuerca más”.

Como la voz del grupo destaca, la especulación se deja de lado en este EP. La luz, el buenrollismo y la festividad se apoderan de seis cortes que se mueven entre la electrónica, el pop y el folk. Resulta complejo destacar alguna pieza por encima del resto, aunque nos gustan especialmente Dreams,  alegre y bailable, y Welcome to life, animada y bien edificada bajo una base que puede evocar a los irlandeses Two Door Cinema Club o a Polock. Aún así, merecen mención los sintetizadores de Forest, el estribillo de Paper boy, los adictivos silbidos de No radar y la jovial introducción de David has, que pone el punto y final a este breve pero convincente viaje por Barcelona.

Ahora, observan con optimismo e ilusión este año que empieza. Cuando preguntamos por los propósitos de este 2012, Mario suspira y enumera: “Primero queremos tocar, tocar y tocar. Acabamos de empezar en esto de hacer carretera y nos hace mucha ilusión. Y por otro lado componer para poder lanzar más material”. Y para terminar, le pedimos que nos confiese qué encabezará su carta a los Reyes Magos. “¿Lo que sea? (risas) Actuar en el Reading Festival, pero en el escenario grande eh! Aunque bueno, también nos conformaríamos con el pequeño…”.

7,4/10 | Mushroom Pillow

Agradecimientos a Chinese Christmas Cards y a Mushroom Pillow | Sam Gutiérrez

Pedro Moral
Periodista especializado en Cine, formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2014. Actualmente, prosigue su carrera en diversos medios.