Entrevistamos a Els Amics De Les Arts

Dani, Eduard, Ferran y Joan son amigos de las artes y entre ellos también. Hace unos días estuvimos con el cuarteto catalán Els Amics de les Arts – que no para de oír hablar de Manel en cada entrevista – unas horas antes de actuar en la sala El Sol de la capital para presentar su tercer trabajo, Espècies per catalogar, una nueva entrega de canciones inspiradas en el cine, las series, las relaciones y la vida que acaba de conseguir el Disco de Oro. Esta noche darán el primero de sus tres conciertos programados en el Coliseum de Barcelona.

HTM- Disteis el salto definitivo con Bed & Breakfast (2009) pero Els Amics de les Arts viene de bastante atrás.

Eduard- Vivíamos juntos en un piso y supongo que es como aquí en Madrid, vas a la capital a estudiar y ahí nos juntamos. Fueron cuatro años de convivencia en el piso y al final pensamos que teníamos que hacer algo, porque tocábamos juntos cada dos por tres, para que quedara algo de esa estancia. Grabamos unos temas, lo presentamos a un concurso y a partir de ahí, al llegar a la final del concurso, nos animamos y vinieron Roulotte Polar, Castafiore Cabaret, Bed & Breakfast y en este 2012, Espècies per Catalogar.

“Nos da miedo que haya una vision reduccionista de lo que esta pasando en Cataluña, hay mucho mas grupos”

HTM- Imagino que os han mencionado mucho a Manel en las entrevistas, vuestras carreras han ido en paralelo: vuestros debuts coincidieron, conseguisteis el Disco de Oro por Bed & Breakfast el año que Manel llegaba al número 1 con 10.000 milles…

Joan- No, nunca, ¿quiénes son? (risas)

E- Sí, el recorrido es similar. Cataluña es un espacio muy concreto, si conectas con la gente, con los conciertos, el recorrido tiene que ser muy similar por fuerza, porque el medio es el medio.

Dani- Lo que nos da miedo a veces es que haya una visión reduccionista de lo que está pasando en Cataluña, porque hay muchos más grupos que nosotros, Manel, Antònia Font…  hay otra variedad, hay muchísima gente haciendo buena música. Y a veces cuando nos preguntan esto nos sabe mal que se olvide toda la escena catalana, que está siendo muy importante y no solo ahí, creo que tiene una puerta abierta al Estado.

HTM- Igual esos logros consiguen abrir los ojos a la gente para que descubran que hay más bandas.

Ferrán- Ser número 1 es difícil y eso llamó la atención a los medios. Las listas, que utilicen tu canción en un anuncio y eso son excusas para llegar y llamar la atención, pero nunca se sabe. Nosotros fuimos número 4 y número 1 en descargas en iTunes, son bazas que tienes, pero cuesta que la gente escuche eso con normalidad, como música. Porque es solo música, que no lo politicen tanto, no somos bichos raros. Las guitarras tienen seis cuerdas allí también.

D- Sigue siendo más común escuchar música cantada en inglés, en catalán aún cuesta bastante, salvo en Cataluña, Valencia y Baleares, nuestro circuito habitual, y es una pena.

“Esta todo empapado de politica. Las comunidades viven un poco aisladas unas de otras”

HTM- Cuando, además, el catalán se entiende mejor que el inglés…

E- Hay que luchar un poco contra los prejuicios, contra estas campañas mediáticas de politiqueo. Pones cualquier canal, lees cualquier periódico y el 80% es politiqueo. Vas pasando páginas y hay un cuadrito de cultura, pero está todo empapado de política tienen todos los medios monopolizados, y lo que realmente tiene que comunicarse no se consigue. Las comunidades viven un poco aisladas unas de otras.

F- Pero nosotros no nos podemos quejar.

D- Somos los afortunados en esta historia.

HTM- Después del éxito de Bed & Breakfast, ¿sentíais presión a la hora de enfrentaros a este tercero Espècies per catalogar?

J- ¿Sabes lo que es la presión? Hacer Bed & Breakfast gastándote todo el dinero que tienes ahorrado, sin saber si la gente lo va a escuchar, si de eso va a salir algo o si va a quedar entre cuatro amigos, si algún sello lo va a querer sacar…  Presión que la vives bien porque lo haces como algo que te gusta, pero la presión de hacer las canciones de Espècies no ha existido, porque sabíamos de antemano que alguien lo quería sacar, que había gente que lo esperaba y que quería conciertos.

D- Yo sentiría mas bien una responsabilidad. Presión no porque tienes una garantía de que tienes a una gente esperándote.

F- Cuando haces canciones, hay que pensar con qué criterio las haces y no te puedes meter presión de fuera, porque solo tienes tu criterio y el de tus amigos y por tanto la presión no existe en ese sentido. No vas a hacer algo que le guste a los otros, porque no les conoces. Teníamos claro que queríamos hacer algo que no hubiésemos hecho, no queríamos hacer un Bed & Breakfast 2 y nos permitimos el lujo de estar un año haciendo canciones para sacar este disco.

J- Metes nuevos elementos para crear otra sopa: un productor, el tiempo, que es otro gran compañero de viaje cuando estás creando algo, los músicos, que han participado en un proceso muy anterior al de Bed & Breakfast, la experiencia de los bolos…

D- Yo pienso en cosas prácticas, como tener el estudio de grabación todo el tiempo que creías necesario.

F- Y poder pagar a los músicos, que antes no podíamos. Quieres poner un cuarteto de cuerda en el disco y siempre tiras de amigos, y esta vez les dices que les vas a pagar y se quedan contentos, eso es importante.

D- Poder pagar a Ferrán, pobrecillo, mira como está (risas).

HTM- Cuando salió vuestro disco, el 14 de febrero, un periodista habló de si se iba a repetir el flechazo con vosotros. Parece que así ha sido.

J- Para nosotros no entraba en ninguna quiniela el poder vender 17.000 copias en un mes y medio, es una barbaridad, con Bed & Breakfast tardamos casi dos años en conseguir el Disco de Oro.

E- Además lo ves en los directos. Llevamos ocho o nueve bolos, y la gente ya canta y hace suyas las canciones, y están muy activos en el blog y en Twitter. Cuando acabamos bajamos a firmar discos y hablamos con ellos, es ese pulso con la gente, ves que respiran del concierto, cuáles son sus canciones favoritas…  Estamos muy contentos y orgullosos de nuestros seguidores, son muy fieles.

J- Lo que decía antes Ferrán de si gustará o no gustará. Nosotros pasamos las dos semanas antes de que saliera Espècies con el disco en las manos, con ganas de que saliera y un poco expectantes. En el momento que has acabado la parte creativa y esperas que lo escuche la gente, evidentemente quieres que guste. Luego ves cada vez más que en la industria hay tantos factores que tu no controlas: promoción, medios, listas… Controlamos el intentar hacer buenas canciones.

D- Retomando el símil del flechazo, creo que lo bonito que está pasando con el público es que ya no es un enamoramiento de verano, empieza a ser una relación seria. Hay gente que nos dice que ha ido a 30 o 40 conciertos, es una locura, y hace 5 meses que se agotaron las entradas para el Coliseum de Barcelona (y ya van tres fechas), donde caben 1.800 personas.

E- Y en los pueblos, donde hace unos años tenían a la orquesta del pueblo, ahora contratan a un grupo de música en catalán para su día importante. Están pasando cosas.

D- Y en Mallorca con los problemas que tienen con la lengua, los políticos… y poder ir ahí al Auditorium, que la gente te esté esperando con esas ganas, es fantástico.

“A los 30 ves que nadie te ha regalado nada, que te lo has trabajado. Con 18 años te piensas que es muy facil”

HTM- No sois los primeros a los que he oído decir que ha sido mejor conseguir el éxito a los 30 que a los 20… ¿qué os habría pasado a los 20?

F- Bueno, yo tengo 18 años (risas).

E- La experiencia, el mundo de la noche que implica dar conciertos… hay muchas cosas para las que no tienes la cabeza amueblada, para poder tomar decisiones acertadas. A los treinta no pasa.

F- Y ahora puedes comparar. Haber vivido el tener grupos con 18 años y no comerte un rosco en ningún sentido a ahora…

J- A no comerte un rosco tampoco (risas).

F- No, pero ahora la música va bien, estás trabajando y viviendo de la música, puedes comparar y pensar, “qué guay”. Nadie te ha regalado nada, ves que te lo has trabajado, con 18 años te piensas que es muy fácil. Ahora sabes que hay gente muy buena que no tiene suerte, que hay que ser bueno, trabajador y tener un poco de suerte. Y lo valoras.

HTM- En estos últimos diez años las cosas han cambiado también, Internet ha acelerado las cosas y el éxito se pasa enseguida.

J- En 2005 internet era la única puerta que teníamos para crear y hacer crecer algo que al principio nosotros no queríamos, era un juego. Éramos un poco raros porque regalábamos la música. Ahora es habitual, pero hace 7 años no lo era tanto. Creemos que ha sido un efecto Boomerang; dimos mucho en esa época y seguimos sacando maquetas y discos primero en Internet, y la gente te devuelve la fidelidad  como por ejemplo con las descargas de iTunes, que quizás es el dato que más ilusión nos hizo, que la gente descargara el disco legalmente y que nos devolviera esa generosidad.

HTM- La crítica habla de madurez en Espècies per catalogar, es menos festivo, hay un cambio de tono… ¿es la edad?

J- Dicen que es más lento, pero miras y hay canciones como L’Affaire Sofia, que es la más rápida que hemos hecho nunca, y El Matrimonio Arnolfini que tiene distorsión, que tampoco lo hemos hecho nunca.

E- Creo que es el saque que tiene Bed & Breakfast lo que impresiona, cuatro canciones muy rápidas al principio hasta que llega Liverpool que te sienta en el sofá. En este está más repartido, no concentras toda la euforia en un solo sitio, va jugando sus cartas, las va desgranando, una rápida, dos lentas…

J- Es más denso.

E- Se tiene que digerir más. Hay más texto, más historia, menos estribillo y eso debe crear esa idea de que es más maduro.

F- Creo que está mas madurado, no más maduro. Han pasado un par de años, no queríamos hacer el mismo disco y hemos intentado contar otras cosas. Hay muchas relaciones de amor, pero no son de amor de pareja, sino de familia, de padre al hijo, a lo desconocido, al mar, a Cousteau, a ese ídolo, Bruce Willis… Esas cosas están ahí y quizás es una visión de persona más adulta y da un punto distinto.

HTM- El cambio principal en este álbum es la participación de un productor ajeno al grupo, Ferran Conangla (PJ Harvey, Astrud& Col.lectiu Brossa)

Todos- A nivel sonoro.

F- El cambio más radical sin duda es el tiempo. El hecho de tener un productor lo que nos ha dado también es una mayor gestión del tiempo, pero evidentemente la figura del productor ha cambiado la forma de atacar el disco.

J- Pero la idea del productor no era que cogiera a Els Amics de les Arts y que él jugara con las canciones, sino darle unas directrices y que él las canalizara y multiplicara aún más el tiempo. Teníamos unas ideas, una lista de Spotify con mil canciones, una serie de cosas a las que queríamos jugar, se trataba de ver cómo se podía llegar ahí más rápido de cómo lo haríamos nosotros.

F- Y hablábamos de sonido básicamente, es un ingeniero de sonido espectacular, tiene un currículum que tumba para atrás. Escuchando la lista de Spotify, le preguntabas “¿qué hay en esta voz que suena así?” y él te lo explicaba.

E- Por eso la densidad sonora del disco es diferente, Ferrán ha supervisado cada canción y ha creado ese empaque que nos faltaba.

J- Además, él vino a escuchar los temas antes que los músicos, ocho meses antes de entrar a grabar. El sabía cómo nacieron y pudo pensar cómo llevarlas a buen puerto desde el principio.

F- Es difícil explicar lo que hace un productor.

D- Todo lo que decís es verdad, pero yo voy a ser más práctico. Cuando tu estás grabando, no tienes que estar preocupado de que todo el mundo toque lo que tiene que tocar, él ya lo sabes, él lleva el barco y tú te preocupas por cantar bien, tocar el piano, en mi caso. Con Bed & Breakfast estábamos los cuatro ahí atentos para que no se nos escapara nada.

E- Es la primera vez que hemos grabado un disco con calma.

J- A veces nos decía, “mañana no vengas, descansa, vete a comer, pasea”.

D- Y decía “ahora nos vamos, estáis colapsados”. Para mi Ferrán, además de ser un gran técnico de sonido, es un buen gestor de recursos, emocional… Vaya rollo que te hemos metido.

“Si el productor esta por encima del sonido del grupo, algo raro pasa”

HTM- Qué va, efectivamente la labor del productor es un mundo, en cada grupo hace algo diferente.

J- A algunos les das una línea de voz y te hacen todos los arreglos, pero Ferrán no ha compuesto ni una sola nota.

F- En este caso no ha arreglado nada. Ha hecho una cosa muy difícil, que es todo lo demás, que es lo que nos interesa.

J- Está la figura del productor antiguo, el que dice “Vamos a darle un sonido a estos chicos”. Nosotros no queremos esto.

E- A veces escuchas dos grupos diferentes del mismo productor y piensas, “hostia, se parecen”. No puede pasar, cada grupo tiene su identidad. Si el productor está por encima del sonido del grupo, algo raro pasa ahí.

HTM- Lo que no ha cambiado en este disco es vuestra afición por meter personajes conocidos en las letras, Jacques Cousteau y Bruce Willis se unen a Kurosawa, Jean-Luc Godard… Sois muy amigos del cine.

F- Sí, de todas las artes. 

J- Estamos muy al día de lo que pasa en el cine y las series norteamericanas y británicas que son las que más consumimos y la verdad es que hemos robado un poco el estilo narrativo del audiovisual, hasta el punto de que hacemos canciones pensando en cortometrajes o capítulos y utilizamos términos como cliffhanger en A aquestes alçades de la pel·lícula.

HTM- ¿Por qué hace tanta gracia oír estos nombres en las canciones? Pienso en Antònia Font y su Clint Eastwood

D- El hecho de usar un personaje, un nombre propio, te sirve para explicar mil cosas. Dices Clint Eastwood y te viene todo un imaginario de golpe, tienes la escenografía de la canción gratis.

J- Más allá del personaje, el referente pop es un recurso que muchos grupos no utilizan y nosotros lo hemos usado desde la primera maqueta porque es muy potente. Recuerdo citar a los Beatles y Sgt. Pepper’s en Castafiore Cabaret (2008)

para decir “Chica, no te voy a decir nada original, porque ya lo han dicho ellos, pero te quiero”. Es algo muy nuestro. Pasa igual en L’home que va matar Liberty Valance, de Bed & Breakfast; cuando la gente ve Perdidos no piensa en nada más. La gente que ha visto Perdidos sabe de qué sentimiento hablas, ese aislamiento del mundo exterior, de solo pensar en ver otro capítulo.

Hablando de Bruce Willis y su canción dedicada al hombre que le pone voz en castellano, Ramón Langa: habían contactado con él (“Es un cachondo”, comentó Dani) y aseguraron que iba a asistir al concierto. Al menos, que iba a aparecer en el espectáculo de forma encubierta, tal como te contamos en nuestra crónica. Por la mañana ya habían dado un pequeño concierto en el avión de camino a Madrid, con el permiso de la aerolínea claro; citando la letra de Jean-Luc, hicieron un 8.000. Joan nos sugirió un titular “Han tocado el cielo y por la noche el Sol”.

HTM- Grabasteis un vídeo para hacer publicidad de vuestro concierto en El Sol, donde se ve que la batería no es lo vuestro. Llevaréis a un experto para la gira, ¿no?

J- Es publicidad agresiva.

E- Sí, llevamos uno que va con pilas, lo tenemos enchufado, se echa una siesta larga y luego lo da todo en el bolo. Es un cartucho que gastamos.

D- Para defender el nuevo disco, tal cual lo queremos hacer, o mejor, tenemos que traer como mínimo al batería y al bajo que nos complementa, y además, la sección de vientos.

E- El año pasado fuimos al Café La Palma, estábamos todos también y no cabíamos, pero queremos que la gente de Madrid pueda oír lo que se oye en un Coliseum de Barcelona.

J- Vamos a tocar en Madrid antes que en Barcelona. Es guay, porque es un signo de lo que decíamos antes, de normalidad, es una gira. Madrid ya no es algo extra.

Agradecimientos a Els Amics de les Arts y Willy de Convenience.

Redacción #HTM
dic09 | El magazine digital, musical e independiente líder en habla hispana en internet con más de 250.000 sesiones mensuales. Un producto de Breakfast Producciones.