Entrevistamos a Maga

Llevan más de 10 años en la carretera, y tras un largo parón de tres años y un cambio de discográfica, en 2010 reaparecían con A la hora del sol. Ahora vuelven con Satie contra Godzilla, un disco donde sus seguidores han tenido bastante que ver. Estuvimos con su cantante, Miguel Rivera, antes de la presentación del álbum en FNAC de Callao (Madrid).

HTM- Hace un año y unos meses que publicasteis A la hora del sol… y ya tenemos un nuevo trabajo en las manos. Menudo año, ¿no?

M- Ha sido muy ajetreado, pero muy productivo también. No se trata de que A la hora del sol haya cumplido su ciclo  y a partir de ahí hemos empezado a componer el disco nuevo. Como tuvimos un parón obligado de tres años, parte del disco ya estaba compuesto y teníamos la necesidad de seguir componiendo, de seguir expresándonos con canciones. Básicamente fue eso. Durante la gira ya estábamos preparando cosas, incluso en algún concierto tocamos temas nuevos. Teníamos muchas ganas de que el grupo no parara de hacer cosas y de que no hubiera un parón de actividad involuntaria. Si nos queremos pegar unas vacaciones porque hemos ganado un montón de millones de euros, nos las pegamos, pero mientras que eso no pase…

HTM- A la hora del sol fue un disco de cambio de sonido, de letras, y de sello. ¿Os sentís a gusto con este giro? Con Satie contra Godzilla parece que habéis seguido por ese camino.

M- En cierto modo es una continuación de la actitud, pero llevado a los tiempos actuales. A la hora del sol fue un disco de transición de una etapa de Maga con otro sello, con otro tipo de clima lírico y compositivo, que vino después de un período de barbecho de tres años y pico, más largo de lo que yo hubiera deseado. Ese disco fue un punto de inflexión y empezamos a trabajar y escribir de otra manera porque nos apetecía expresar un tipo de lírica más llana y directa, contando las cosas de forma menos narrativa y menos abierta a la interpretación, menos metafórica. Y este álbum es un poco la continuación de eso, pero no es una segunda parte; rompe con el anterior. Queríamos expresar nuestro inconformismo y escepticismo ante las cosas que nos rodean, siempre con la personalidad de Maga. No vamos a cambiar radicalmente y empezar a decir ‘puta policía’, pero tenemos otra visión de las cosas y estamos más preocupados de lo que nos rodea que de nosotros mismos; igual es lo que estábamos haciendo hasta ese momento, mirarnos demasiado el ombligo. Está todo tan mal, hay que ser un poco crítico con lo que te rosea aunque sea con el filtro de tu manera de expresarte. Igual no se extrae un mensaje de crítica social, pero lo es de malestar e inconformismo.

HTM- Como bien dices, las cosas están mal y se respira un aire de inconformismo. ¿Habéis seguido todo el movimiento del 15M, Occupy Wall Street…? ¿Os ha influenciado de alguna manera?

M- En realidad no. Evidentemente no somos ajenos a ese tipo de cosas, estamos en el mundo, pero tampoco quería llevarlo por ahí. No quiero que parezca que es un disco politizado, es más una cuestión existencialista. Cada uno de los miembros de Maga y el grupo como colectivo estamos en un momento de incertidumbre ante muchas cosas. Estas canciones son un reflejo de eso, pero no desde un punto de vista derrotista o pesimista. Estamos diciendo: ”sigo vivo y voy a seguir luchando voy a hacerlo gritando más y tocando la guitarra más fuerte”. Eso se refleja bastante en la forma que le hemos querido dar, un sonido más crudo, guitarrero y sintético, con canciones que duran dos o tres minutos en lugar de cuatro y el hecho de elegir trabajar con el productor Santi García, que vino a raíz de nuestra amistad con Ramón (Rodríguez, The New Raemon) ha tenido mucho que ver; ha conseguido plasmar el sonido sin edulcorar que tiene Maga en el local de ensayo, que era lo que queríamos.

HTM- Ramón también ha participado en Satie contra Godzilla, ¿de ahí ese toque de oscuridad de algunos temas?

M- La influencia de Ramón ha llegado por otra vertiente. Nos ha ayudado un poco a definir la estructura de las canciones, algunos apuntes de letras, pero ya venían muy cerradas del estudio y no ha metido mucha mano en ese sentido. Pero sí es verdad que Satie contra Godzilla y su último disco, Libre asociación, son casi coetáneos, y puede que él también ha estado un poco influido por la realidad que vivimos todos ahora. Su álbum es muy oscuro y existencialista, y creo que el nuestro también busca el lado más crudo de las emociones más que la lírica por la lírica.

HTM- Otro aspecto importante del disco es la participación de vuestros fans. Compartisteis parte del proceso de grabación con el proyecto ‘Tus cinco martes con Maga’. ¿Cómo surgió y qué tal resultó la experiencia?

M- Fue muy grata, toda una sorpresa. Nosotros ya habíamos dado un concierto en julio de 2010 en la plataforma de 365díasdefestivales. Cuando se acercaba el momento de empezar a ensayar para la grabación de Satie contra Godzilla, les llamé y les propuse que en lugar de llevar un concierto al salón de la casa de la gente, podíamos abrir las puertas de nuestro local de ensayo, metafóricamente, con una web cam, para que vieran el proceso creativo del nuevo disco: las entretelas del grupo, cómo van cambiando los temas, cómo nos equivocamos, cómo repetimos cosas… Convocamos a la gente para que pudieran opinar, proponer títulos del disco, portadas, etc. Fue un éxito, porque pensábamos que se meterían dos gatos y que nos íbamos a aburrir, pero para nada, hubo una afluencia masiva de seguidores a través de este canal.

HTM- ¿El título fue sugerencia de un fan?

M- Fue una propuesta basada en un comentario que hicimos un día sobre los nombres de batalla de las canciones, el típico título provisional que les das mientras las acabas. En uno de los temas del álbum, El gran final, hay una secuencia de acordes que nos recordaba un poco a una pieza de Erik Satie, pero tenía una batería y un bajo bastante cañeros. Nos parecía que era algo muy delicado pero con un rollo muy bruto detrás, y Pablo (batería) dijo: “Sí, como Satie contra un bicho gordo, King Kong o Godzilla”. Nos partimos de risa y lo comenté en el programa, alguien se quedó con la copla y nos lo propuso. Y al final pensamos que tenía mucho que ver con el disco, que sigue teniendo la lírica y sensibilidad de Maga sigue ahí, pero la manera de expresarnos es mucho más brutal y cruda. Esa dualidad se ve reflejada en el disco y el concepto de Satie contra Godzilla engloba el sonido del grupo y la filosofía de estas canciones.

HTM- Hablando de títulos, ¿ya habéis dejado atrás los colores y le habéis cogido gusto a titular vuestros discos?

M- Sí, el asunto de los colores de nuestros primeros trabajos fue idea de los seguidores, que empezaron el chiste con el primero, ‘el disco blanco’,que simplemente se llamaba Maga. Pero sí, teníamos ganas de cambiar, de que se notara que había un cambio en todos los aspectos, incluido el hecho de no titular los discos.

HTM- ¿Y qué me dices de la fotografía de la portada?

M- Nos llegaron muchas propuestas de los seguidores, pero no nos convenció ninguna. Al final la ha hecho un fotógrafo de Barcelona, Diego Delgado, que también se ha encargado de las fotos de promo y del vídeo de El ruido que me sigue siempre, que podréis verlos pronto. Fue idea de la discográfica intentar que todo el disco tuviera una imagen homogénea, algo que los grupos españoles no practican demasiado. Creo que es un concepto interesante, y en concreto con este disco tenía sentido que todo tuviera ese rollo más crudo, prácticamente sin postproducción.

HTM- Y toda esta interacción se da en parte gracias a las redes sociales, donde también se os ve muy activos. ¿Cómo te manejas? ¿Qué te parecen?¿No resultan un poco invasivas?

M- Desde la discográfica me han instado a ponerme al día. Hay que ser inteligente al usar estas herramientas, porque es un arma de doble filo. No deja de ser una herramienta de autopromoción, que es la parte más fría de esto, pero por otro lado te da la oportunidad de adquirir un contacto más cercano con los seguidores, sin traspasar la línea de lo personal. Yo no voy a contar mi vida íntima, no le interesa a nadie, pero sí la del grupo. Y funciona en las dos direcciones, porque a la gente le gusta meterse en tu local y saber lo que te ha influido, y ese tipo de cosas, pero nosotros también pedimos que nos recomienden sitios para comer cuando estamos de gira. Cuando yo era chico la imagen que tenía de algunos grupos era una foto; ahora es otra historia, pero hay que mantener las distancias.

HTM- Hablando de gira, ¿ya estáis pensando en volver a tocar? ¿y en los festivales?

M- A mí me gusta más tocar en sala, son directos más auténticos y cercanos con el público. Los festivales son necesarios, es un escaparate, tienes que hacerlo, pero para los grupos es más ingrato. Pero vamos que ya lo estoy deseando. Estamos muy ilusionados con el disco y esperamos presentarlo en todas las ciudades posibles. Después de navidades haremos una gira tradicional y luego en verano llegarán los festivales.

Beatriz Viloria

Redacción #HTM
2009 - 2014 | El magazine digital, musical e independiente líder en habla hispana en internet con más de 250.000 sesiones mensuales. Un producto de Breakfast Producciones.