Entrevistamos a Borja Cobeaga

Borja Cobeaga no solo hace películas graciosas, además es un tío muy gracioso. El director vino a nuestras oficinas y, a pesar de que no le servimos café, hablamos de cine, de música o de la nueva ola de cómicos sin mirar el reloj. Hablamos de sus películas pasadas y de sus proyectos más esperados, entre ellos esa comedia que promete marcar un antes y un después (aunque a él le moleste que tengamos las expectativas tan altas) titulada ‘Fe de Etarras. De hecho hubo tiempo hasta de hablar de salir de fiesta. Cobeaga nos anunció que los sábados son los nuevos sábados. Ojo.

HTM- Sé que ‘Fe de Etarras’ está parado y tengo mucha curiosidad por lo que va a pasar con ese proyecto…

Borja Cobeaga- Y yo..

HTM- Lo imagino, pero antes me gustaría saber en qué andas metido.

B.C. – Pues justo ahora se está montando una película que he escrito, se llama ‘Ocho apellidos vascos’ que rescata un título de una ‘peli’ que siempre hemos pensado Diego San José y yo. Querían que escribiéramos la historia de un andaluz que se va al País Vasco y las cosas que se encuentran, la ha rodado Emilio Martínez Lázaro y la protagonizan Dani Rovira, Clara Lago, Carme Machi. Por otro lado estoy acabando de montar un capítulo piloto para la tele vasca, no es ‘Vaya Semanita’ pero sí que retrata en tono jocoso la política y estoy muy contento, el protagonista es Carlos Areces y la serie se titula ‘Aupa Yosu‘, la historia de un consejero vasco. Y un corto que ha empezado a moverse ahora, el guión es de Querido Antonio y se titula Democracia

HTM – He visto ‘Democracia’ y lo que más me gusta es que vuelves a contar con Oscar Ladoire…

B.C. – Cuando estábamos preparando ‘Pagafantas‘ era evidente que íbamos a llamarle a él y la verdad es que nos planteamos por qué apenas había hecho cosas últimamente. No lo sé. Igual tiene mala prensa o mala fama, o igual no, no se cuál es el caso de Ladoire, desde luego conmigo ha sido una maravilla. Me entiendo muy bien con él.

HTM – Es un corto chungo, muy negro.

B.C. – Sí, quería distanciarme de la comedia romántica. Por eso dirigí ‘Democracia‘. No me podía permitir verme diciendo (otra vez) a un actor:  “ella te gusta, pero tienes que disimularlo…”, ya sabes. Por eso salió algo tan negro y tan seco y con ese tono de bajona…

HTM – Ahora sí, ¿qué ocurrió con ‘Fe de etarras’ (una comedia sobre ETA)?

B.C. – Se iba a hacer, pero lo que pasó es que la productora que esteba interesada no lo vio claro en el último momento y ahora no sabemos qué hacer, entre otras cosas porque he estado metido en otros proyectos y no he tenido tiempo de sentarme y pensar…

HTM – ¿Crees que influye el miedo a producir una película tan controvertida y probablemente tan polémica?

B.C. – Pues no creo, antes había una situación política más complicada y que ahora no es tan grave pero por el contrario la situación económica es muy complicada.

HTM – Esta nueva generación de cineastas, donde te incluyo, os centráis más en gustar al público. Eso es muy positivo para el cine.  

B.C. – Hubo un momento que en España, sobre todo en los años 80, se hacía un cine de espaldas al público. Quizá porque había un sistema de ayudas que con el que el cineasta no se tenía que preocupar tanto de los espectadores. De ahí viene esa desconexión. Esto se quiere recuperar ahora, pero más que por agradar al público porque nosotros nos sentimos muy público. Y si haces algo para agradarte a ti, que te consideras normal, habrá mas gente a la que le interese. Pero la generación anterior también era la leche ¿eh? Alex de la Iglesia, Julio Medem, Bajo Ulloa… en mi generación veo un potencial por desarrollar y ellos hicieron sus peliculones al principio y con nosotros tengo la sensación de que todavía nos tiene que salir ese peliculón.

borja-cobeaga-entrevista

HTM – ¿Quién es el genio de tu generación?

B.C. – (Risas) No puedo contestar a eso pero sí decirte que Javier Ruiz Caldera, el director de ‘Promoción Fantasma‘, consigue levantar los guiones porque es el mejor director de cine de comedia en este país. Todo el mundo quiere que su guión lo dirija Javi.

HTM – He leído que tus influencias a la hora de rodar son muy LOCAS…

B.C. – Si bueno, desde que empecé mi primer corto quise que fuera como una comedia de Howard Hawks rodada por Haneke, no sé, creo que esa definición de un humor muy expansivo y muy loco desde un punto de vista mucho más seco y mucho menos evidente es el camino. Esa forma me obsesiona.

HTM – ¿Cuáles son tus influencias?

B.C. – Mi serie favorita es ‘The Office, la británica. No hay chistes, sólo es incomodidad, no saber si tiene gracia o no. Alexander Payne siempre me ha gustado mucho, aunque ahora se está volviendo un pelín más solemne. Sin embargo como espectador me gustan mucho más otros géneros. Un thriller es lo mejor que me puedes poner. Pero no te preocupes. Seguiré haciendo comedia… una vez me puse hacer un corto de terror y me quedó comedia.

entrevistamos-a-borja-cobeaga

HTM – ¿Y qué te parece esta nueva ola de cómicos como Muchachada o Venga monjas? Mucha gente los ama pero otros muchos los rechazan…

B.C. – Yo creo que si haces lo que hacen los Venga Monjas o los Muchachada no pretendes agradar a todo el mundo, si no harías Noche de fiesta. Puedo entender que alguien los vea y diga: “Vaya puta mierda”. Para mí en esa radicalidad es donde se encuentra la gracia, pero pretender que eso guste a todos es absurdo. Hay como cierto talibanismo entre los fans y los detractores. Los Venga Monjas son más Lynch, están influenciados por sus sentido del humor. Es cuando más me gustan, cuando te planteas hacia donde están yendo. A veces dan miedo…

HTM – Y entre los cómicos clásicos ¿con cuál te quedas?

B.C. – Soy más de Martes y Trece, mucho. Me encantaban, es que no puedo explicarlo… sencillamente me encantaban.

HMT- ¿Y el formato de los monólogos? ¿No está  demasiado explotado ya?

B.C. – Para mí de primeras como concepto es absurdo, ver a actores interpretando el texto de otros… me da una pereza descomunal, pero hay gente buenísima. Una de las cosas que más me gusta últimamente es ‘Louie‘, es un monologista impresionante.

HTM – ¿Y Miguel Noguera?

B.C. – Noguera sí que ha inventado cosas, él se sale del género. Recuerdo cuando empecé a leerlo, porque sobre todo me gusta escrito, creo que es más brillante. Hay un tipo de sentido del humor o de sensibilidad donde puedes meter a Cavestany , Noguera o el ilustrador Paco Alcázar que están haciendo cosas que no se habían visto antes.

HTM – Y en cuanto a la música, ¿qué escuchas? ¿te sirve en el proceso creativo?

B.C. – Yo soy de hermano mayor, lo que a él le gustaba a mí también me empezó a gustar. Cosas como Joy Division. Soy muy snob y no hay una cosa más snob que los snob de la música. Yo siempre que escribo un guión hago un playlist de spotify con la música. Una de las cosas más infravaloradas del cine español es el concepto de como una canción te levanta una escena, pero como se llega con la lengua fuera a postproducción no se hacen esfuerzos con este sentido.

HTM – ¿Y en España cómo ves el panorama musical? 

B.C. – Cada vez se hace mejor música, últimamente escucho muchísimo a Triangulo de Amor Bizarro, Nudozurdo, Sr. Chinarro, Los Punsetes

HTM – ¿Tu eres de los que cree que la música está mitificada?

B.C. – Está mitificadísima. Ni estamos tan mal ahora, ni eran tan buenos los de entonces. En general, cualquier cosa de los ochenta parece mejor pero eso es por la nostalgia, y eso es una mierda. Si tienes nostalgia a los treinta, a los sesenta, ¿de qué vas a sentir nostalgia? Cuando preguntas a alguien de la época te dicen que eran cuatro colgados que estaban ahí y que no les hacía caso nadie.

HTM – He oído que Vigalondo y tú sois amigos de farra…

B.C. – Salimos muy poquito últimamente.

HTM – ¿Cuál es vuestro gran plan de fin de semana?

B.C. – Vivir en Malasaña tiene peligro, a lo mejor estás volviendo a casa un lunes y te encuentras con alguien y te lías. La última importante con Nacho fue así, cada uno volviendo del súper a casa nos encontramos en la calle Pez y acabó muy locamente. Nos encontramos a las siete de la tarde un lunes. Ahora lo que está pasando es que los sábados son los nuevos sábados. Yo esa frase de “los miércoles son los nuevos viernes” la decía porque los miércoles llegó a ser el mejor día de gente para salir. Y ahora me parece imposible encontrar gente un miércoles.

Pedro Moral
Periodista especializado en Cine, formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2014. Actualmente, prosigue su carrera en diversos medios.