La electricidad clasica de Joe La Reina

Bobby se dirigió aquel verano del 65 hasta Newport, Rodhe Island. Tocaba actuar en el Newport Folk Festival de ese año que, hasta esa fecha, sólo permitía instrumentos acústicos entre los artistas. La tarde del 25 de julio, sin previo aviso, Bobby se subió al escenario cargado de cables. Algo no iba bien –o iba demasiado bien-. La gente comenzó a gritarle. Un judas, traidor y deshonesto. Al escenario subió Bobby y bajó Bob. Bob Dylan. Desde ese instante, la música folk no se entendió del mismo modo, igual que hasta hace años era imposible que un nuevo espíritu del folk estadounidense naciera en Gran Bretaña, Suecia o – extrañamente- España. Cosas de vivir en un mundo conectado y (Glup) globalizado.

Aunque pudiendo haber nacido en Minnesota, decidieron hacerlo en Guipuzkoa. Con poco más que una maqueta, unos cuantos vídeos y actuaciones se convirtieron en uno de los grupos más prometedores del panorama nacional. Su folk suena a clásicos como ese Dylan eléctrico y atrevido que jugaba sin miedo y con la mente dispuesta a todo, a los Buffalo Springfield del primer álbum e incluso a los juegos vocales de los extraordinarios America. Aquí van Joe la Reina.

Todo comenzó años atrás cuando tres de sus componentes formaron The Coconuts. “Eran las ganas de tener un grupo y tocar nuestras canciones” afirma la banda. Tras la experiencia, el sonido fue evolucionando hasta llegar al folk que hoy crean Joe la Reina; crudo pero fresco, clásico pero a la vez arriesgado. “Siempre nos encantó el western y en aquella época estábamos obsesionados con la música de Ennio Morricone”. De aquello sólo queda Back to the South, una de las tres canciones incluidas en la demo Tudanca, el único material que la banda ha publicado hasta ahora, y las bases del quinteto, que se cerró como tal en enero de 2011. Justo un año atrás de su gran salto. “Aquella maqueta la grabamos con un colega que estudió producción musical en Madrid. Le dejaban los estudios por la noche, así que lo grabamos de 22.00 a 10.00 durante una semana”.

A finales del año pasado dos conciertos en Madrid y unos cuantos vídeos –incluido un minidocumental– llamaron la atención de la industria. La discográfica Subterfuge se fijó en ellos y a partir de ahí todo fue aún más rápido. “El vídeo lo grabó un amigo, Santiago G. Barros. Nos ha servido para poder salir adelante y darnos a conocer y gracias a eso nos ha fichado la discográfica y podemos grabar sin tener que gastar dinero. Hasta ahora no teníamos medios y hemos sabido jugar bien nuestras cartas. Ahora es el momento de cumplir con nuestras expectativas”.

El pasado sábado fueron los encargados de abrir la StereoParty de Subterfuge por delante de McEnroe. Fue su puesta en largo ante una sala El Sol con lleno absoluto. Pese a salir un tanto nerviosos al inicio del concierto, a medida que las canciones –muchas de ellas recordaban a Felice Brothers o Bright Eyes– iban sucediendo, Joe la Reina se iban haciendo fuertes ante el público, terminando con un sonoro aplauso. “Aún nos falta coger confianza en directo. Pese a tener una base acústica nos gusta tener ritmo y nervio”. Y es que la sala acabó pareciendo su hábitat, como siempre hubieran tocado allí. “Es muy distinto tocar en una ciudad como Madrid, donde hay gente que no conoces de nada, no como en Pamplona (donde residen en la actualidad) donde siempre estamos rodeados de conocidos”, aunque confiesan que su sueño es tocar en teatros, “nuestro estilo encaja perfectamente en esos espacios”.

Su estancia en Madrid la aprovecharon para comenzar a grabar su primer EP, bajo la producción de Brian HuntRussian Red o Annie B Sweet– . “Intenta captar la esencia del grupo y nos aporta mucha experiencia, tenemos ganas de que empiece a experimentar con nuestra música”. El EP, que saldrá a la venta en marzo, contendrá cuatro canciones nuevas y será su presentación antes de iniciarse en la composición de un álbum que está previsto que empiecen a grabar cuando finalice el verano.

Sus influencias son claras. De las más clásicas como el propio Dylan o Neil Young a los últimos grandes grupos de folk como Fleet Foxes, My Morning Jacket o Wilco. “Admiramos mucho a esos grupos, han conseguido aunar muchos estilos y seguir sonando a ellos mismos, eso tiene mucho mérito y es a lo que aspiramos nosotros”, asegura la banda. A la hora de crear las canciones tienen muy presente a dichos grupos, “gracias a ellos hemos ido encontrando nuestro sonido”, declaran. Pese a ello no se cierran a una banda respecto a lo que ya son, “siempre buscamos evolucionar como lo hemos hecho hasta ahora, dentro de un año, sonaremos un poco distintos, pero siempre siendo fieles a nuestro estilo”, declaran. Aseguran que esa evolución la permite, en gran parte, el propio estilo musical que desarrollan. “El folk es un estilo desnudo, acústico, por lo que tenemos las puertas muy abiertas a poder escoger nuestro propio camino dentro de él”.

por J.Castellanos

J. Castellanos
Periodista. Formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2014, llegando a ser redactor jefe.