Black Lips | Arabia Mountain

Muchas veces definimos las bandas por aquellos grupos a los que nos recuerdan, lo que no sólo quiere decir que se hayan podido inspirar en su música, sino que nos transmiten sensaciones parecidas, es decir, tienen un caracter similar o comparable.

Digo esto para que se entienda que cuando digo que el Arabia Mountain tiene el estilo de una u otra banda son palabras mayores, porque en este caso estoy queriendo decir algo relacionado con el caracter y con la actitud.

Nadie puede haberse sorprendido de lo que han ofrecido Black Lips en cuanto a la línea sobre la que se desarrolla el disco. Un rock algo salvaje, salpicado constantemente de sonidos garageros y sureños. Pero como dijo Gregg Allman de los Allman brothers, cuando hablamos de rock sureño estamos cayendo en una redundancia, es como decir rock rock. Este disco hace justicia a esa afirmación.

Una banda directa y sin ninguna pretensión de recapacitar o de darle vueltas a su propio estilo, estos son Black Lips, no creo que haya nada más rockero que eso. Presentan un disco que parece grabado en directo, espontáneo y fresco a pesar de la altísima productividad de esta banda que prácticamente saca un disco al año desde 2003.

Entrando al detalle siempre notamos la coherencia de Black Lips consigo mismos, en todos los temas, aunque podemos recordar el salvajismo de The Clash o las melodías pegadizas de grupos míticos como los Ramones en temas como Family Tree, Modern Art o Bicentennial Man; y el caracter del maestro Dylan durante su gira titulada Hard Rain (especialmente en los temas Idiot Wind, o Maggie’s Farm), por las guitarras punzantes y los gritos en cortes como Dumpster Dive, New Direction o Don’t Mess Up My Baby.

Mientras que las sensaciones más garageras predominan en la primera mitad del disco, las canciones de corte más sureño se encuentran en la segunda mitad, separadas por canciones llamativamente alegres e inocentes: Go Out and Get It, Raw Meat o Bone Marrow. También salpican el disco temas psicodélicos cargados de paranoia, como son Mr. Driver y, de forma mucho más acusada, You Keep on Running, tema que cierra el disco.

Dieciseis canciones de los mismos Black Lips que publicaron Good Bad Not Evil, de una duración media de 2:30, siguen haciendo lo mismo, pero lo plantean de forma diferente. Una ordenación minuciosamente cuidada, un sonido cuidadosamente desenfadado. 100% Black Lips.

Vice Records [2011]

[8.75]

F.Naval

Redacción #HTM
dic09 | El magazine digital, musical e independiente líder en habla hispana en internet con más de 250.000 sesiones mensuales. Un producto de Breakfast Producciones.