Dale La Vuelta Al Mundo (Joy Eslava) 11.5.2011

Las causas solidarias son siempre un buen motivo para reunir a un buen puñado de músicos dispuestos a aportar su granito de arena, al mismo tiempo que disfrutan de la oportunidad de ofrecer un directo diferente al de las giras y conciertos habituales.
El pasado miércoles la sala Joy Eslava de Madrid fue el lugar elegido para acoger el cuarto concierto Dale la Vuelta al Mundo organizado por Intermón Oxfam. Con un cartel muy atractivo, la ONG quiso movilizar a la juventud ante las injusticias con la campaña “Objetivo Robin Hood: Que no paguen los de siempre”  y ésta respondió encantada, llenando la sala madrileña.
Durante casi 3 horas pasaron por el escenario de la Joy Eslava algunos de los grupos y artistas más representativos de la escena musical española, presentados por la inconfundible voz del programa 180 Grados de Radio 3, Virginia Díaz. Mucho, la nueva aventura de algunos exmiembros de Sunday Drivers, inauguraron la noche solidaria con el sonido más rockero de la noche gracias a los temas de su debut homónimo. El resto de la velada fue principalmente acústica con Smile, que sedujeron con su ukelele y banjo, los multi instrumentales Hola a Todo el Mundo, los muy coreados Second, unos simpáticos La Habitación Roja (que contaron con invitadas del público como coristas) o Catpeople, que impresionaron en directo con la nueva dirección que han tomado en su último trabajo, Love battle.
Mención especial para la intervención de Dover, con unas muy cambiadas hermanas Llanos (aún choca ver a Cristina con tacones y vestido corto) que realizaron unas emocionantes versiones desenchufadas de Creedence Clearwater Revival y de uno de sus primeros éxitos, Loli Jackson, lo cual desencadenó un ataque de nostalgia general. Finalmente, la cantante se colgó la guitarra y recuperó una canción de su (y nuestra) infancia, el You’re the one that I want que Olivia Newton-John y John Travolta legaron para la posteridad en la atemporal cinta Grease.
Supersubmarina se encargó de poner el punto y final a la noche. Los de Jaén también dejaron por una noche los cables y con armados con un piano, guitarras acústicas, violines y tambores, consiguieron que cortes como LN Granada sonaran como nunca.
Fue una noche muy especial la vivida en Joy Eslava, en la cual un grupo de gente decidió sacar lo mejor de sí mismo para sentirse, por un día, como Robin Hood.

Beatriz Viloria

Redacción #HTM
dic09 | El magazine digital, musical e independiente líder en habla hispana en internet con más de 250.000 sesiones mensuales. Un producto de Breakfast Producciones.