Sidonie+Mucho (Circo Price+Madrid) 24.11.2011

-

Hace años que Francisco Umbral, en esa inmensa columna en El Mundo, escribía una necrológica sobre el cierre del Circo Price. Un sitio memorable en el centro que representaba el auténtico Madrid que desaparecía ante cadenas empresariales y demás oligopolios. Pero como todo, menos la belleza y la juventud, vuelve, el tal circo abrió sus puertas y ahora por fin disfruta de una vida competente entre conciertos. Uno de los mejores lugares capitales para escuchar guitarras que unas veces suenan y otras no. Ayer tuvimos un poco de todo.

Hablando del panorama de la música en España –que es el que en este caso compete-, a riesgo de que los aduladores de aquella lejana cosa llamada Edad de Oro, Movida o tardía-añoranza-por-unos-referentes-culurales-populares-que-desembocaron-en-la-adulación-de-una-cosa-que-ni-fu-ni-fa me corran a gorrazos, es el mejor de que ha disfrutado en su historia. Ayer dos bandas en plena forma demostraron esta teoría. Mucho y Sidonie saben a lo que juegan. Con lleno absoluto.

Mucho parece que estuvieron siempre ahí. Si, realmente estuvieron en forma de Sunday Drivers y Underwater Tea Party pero desde su primera toma de contacto hace meses en El Sol, pasando un intenso verano de gira, a esta nueva-vieja banda se la ve pletórica, con un  crecimiento cada vez mayor sobre el escenario, mayor confianza y una actitud sin complejos que demostraron en Price. El sonido ayudó. Bendito Rock & Roll.

Con el ambiente caldeado y tras el apoteósico final de Mucho, entraron Sidonie. [Abro inciso: Curioso público el que arrastran los catalanes. Un target inclasificable. Cierro inciso] Para comenzar el show, fabricaron un ambiente perfecto a base de guitarra y efecto para iniciar fuertes con Alma de goma. Sin tiempo, enlazando como si se tratara de la misma canción pegaron con Tormenta de verano y Feeling Down, placer para los oídos que recuperaron y adaptaron perfectamente. Como si fuera de El Fluido García, como si nada hubiera cambiado. Metralleta consecutiva de tres canciones que fueron una. No fue la única vez que ocurrió aquello.

Luego llegó La Sombra y el público más nuevo, el que consiguieron con El Incendio, se levantó y rugió. Sorprendió la adaptación de Costa Azul, con un sonido más agresivo y un solo de guitarra muy bien colocado. Luego vino Fascinado y volvió El Fluido más radical: El Aullido. Tras la canción el show se desató.

Marcharon Sidonie y volvieron al minuto para homenajear a aquel Mercury. “La gran diva del rock” decía Marc Ros. Batín, falda y camisa de tirantes. Cutre y divertido. Entienden de qué va eso de hacer un concierto entretenido. Tras el delirio un intento por fascículos a capela de Giraluna al que siguió una perfecta -y con más sentido que nunca- Sidonie Goes to Varanasi en el que Jes Senra sacó el sitar. A lo Harrison.

Pero si hay que destacar un momento en la noche, ese fue en el que interpretaron la pieza central de El Fluido, Bajo un cielo azul (De papel celofán). No sólo se atrevieron con la gran pieza, sino que también tuvieron la capacidad para agregar Silvia. Tras varias canciones llegó el momento de Axel Pi con la clásica On the Sofa y una serie de malabarismos sobre la batería dignos de mención. Hasta aquí todo perfecto hasta que en El Incendio la cosa se quemó y desapareció el sonido. Literal. ¿Solución? Tirar de carisma y hacer cantar al público. Recuperado el sonido la cosa terminó apoteósica. Placer de jueves.

Fotos cedidas por Heinekenpro.com/Fotógrafo Dani Carretero para Heineken Music Selector

J.Castellanos

J. Castellanos
Periodista. Formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2014, llegando a ser redactor jefe.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

Los discos de Muse: del peor al mejor

No era sencillo sorprender a la audiencia de los últimos noventa ni los primeros 00's, pero Muse fue capaz de conseguirlo.

Lo más comentado

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

¿Es necesario el ‘The Endless River’ de Pink Floyd?

Los restos de la mítica formación de Pink Floyd inventan un nuevo álbum que puede seguir dañando su discografía.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti