De mayor quiero ser pastor

-

- Advertisment -

                    EL ELEFANTE ESTÁ BORRACHO |  por DANI GARCÍA

¿Os acordáis cuando Dumbo se la pilló doblada? “Picos” de surrealismo semanales

Por algún potaje químico cerebral, y dependiendo también el nivel genético (y artificial que le añada) de locura, hay ciertos hechos y conversaciones que están grabados a fuego en mi cabeza. Junio, carretera de la sierra de Madrid, venía de El Escorial de tener una agradable cena, y sincronizaba mis ideales morales con la que era entonces mi pareja. La conversación estaba cargada de pavor de cara a las Elecciones Generales de marzo. Más terror que Mike Tyson cantando ante la llegada del Partido Popular al gobierno de este país y la gestión de la cultura que iba a llevar a cabo. Propio de mi mala hostia, empecé a escupir improperios argumentados contra ese PP que se ha labrado una imagen de derecha de padrenuestro y la absoluta carencia de inquietud intelectual y cultural de una nación más preocupada porque Paquirrín vaya a ser padre. El diálogo terminaba con una cita por, parte de ella, a la que doy un repiqueteo continuo: “el PP no es un partido conservador, es un partido capitalista”.

Salta esta semana una noticia que por un momento altera mi posición de voto moral que espero mantener el 20 de Noviembre, no votar. Simple: cuando creo que voy a perder el tiempo me pongo a leer un libro, antes que tocarme los cojones a mano cambiada, antes que quedar con gente que no me aporta nada, hago algo que me gusta y que amplia mis visiones. Sino, no estaría escribiendo aquí (y en twitter) mis desquicios personales. De esos se trata, ¿no? De tener hambre de conocer más, deberíamos cambiar la frase “eres más puta que las gallinas” por “niña, ¿por qué no te has quedado en casa leyendo un libro?”. Por eso, en diez días ir a votar es perder un valioso tiempo que no tengo. No creo en este sistema electoral, no formo parte de él. Todo sea que mantenga mi voto moral y por algún desvarío o convicción cambie a voto espiritual (voto blanco o nulo como en las municipales cuando introduje una foto de la Puerta del Sol con el 15-M con las palabras “estos me representan”), voto gracioso (algún partido chorra o un “nulo creativo”), voto práctico (UPyD) o voto “en respuesta a” (PSOE).

Hablando de los socialistas, la posición permanente de voto “en respuesta a” fue debido a LA NOTICIA (después de está dantesca verborrea): si Mariano Rajoy, candidato del Partido Popular al gobierno de España, gana las elecciones y se convierte en Presidente, suprimiría el Ministerio de Cultura.  Aviso de antemano, son filtraciones e intenciones confirmadas de parte de su equipo, no hechos. La cartera de Cultura pasaría a ser una Secretaría de Estado, es decir, formaría parte del Ministerio de la Presidencia acercando a Rajoy el poder de todas las políticas culturales del gobierno conservador del PP y cuyas intenciones también es que sean articuladas a través del Instituto Cervantes, actualmente dependiente del Ministerio de Exteriores, de cara al exterior y expansión del español. Es lo que llama la derecha del PP “acción transversal”.

¿Empiezo a escupir? Suprimir un Ministerio de Cultura no hace más que contribuir a crear una jungla, como dijo Camus que sería una sociedad sin cultura. Es cargarse una cartera histórica, sí, pero es un problema de concepción. ¿Le preocupa a estos señores? ¿Qué es la cultura para estos señores? Si partimos de lo que tengo grabado a fuego, el PP es un partido capitalista, no podemos pedir mucho más a unos gestores culturales que conciben la cultura como productos y no como un bien preciado de todos y para todos.

No me valen las respuestas de que Rajoy fue ministro de cultura y puede controlar ese área, pues la cultura tiene la necesaria relevancia social y belleza como para ser desarrollada públicamente (si es que eso todavía es posible) de “forma independiente”. No me vale esa mierda de “acción transversal” que suena a pseudo-tecnicismo barato para tapar la realidad, la cultura no funciona transversalmente sino como le sale de los huevos, a trazos, en círculos, en piruetas, haciendo el pino-puente, el pino-polla o lo que sea, porque cada nueva creación es un regalo. No me valen las respuestas de la importancia en el mundo del Instituto Cervantes y la perita en dulce que es extender el castellano; sí, todo eso está muy bien, me gusta el español y quiero que se hable mucho, alguno se hará pajas imperialistas del pasado, pero un instituto cultural (que eso es un idioma, cultura) no puede depender de un ministerio que realiza acciones de diplomacia y comercio, tiene que estar interconectado, sí, de ahí que diga que la cultura funciona como le sale de los huevos y no en líneas trazadas para que esté conectada con todas las políticas.  No me valen las respuestas de la austeridad en tiempos de crisis, pues la cultura educa al individuo (“Cultura: el grito de los hombres en la cara del destino”, decía también Camus), y si algo necesita este país son nuevas generaciones con educación, dado que se han perdido unas cuantas que llegan por detrás en cainitas y revanchistas políticas educacionales. De momento estamos criando ovejas. No me vale que el gobierno de Aznar gestionó un Ministerio de Educación y Cultura, mezclando churras con merinas como si hubieran metido industrias navales y pádel en un mismo edificio. Por un lado, Educación, por otro, Cultura, y por otro Educación Cultural.


        ¿Qué, eh? ¿Qué les dirás?

Todo esto es muy fácil decirlo, y con palabrotas (prometo que estoy trabajando en ello el tema de hablar tan mal), teniendo en cuenta que llega a un pequeño reducto, vosotros individuos afortunados que decís “coño, si es verdad”, y no a la masa lobotomizada que solo le han dado dos opciones para votar el 20 de Noviembre, o caca o mierda (y el resto de opciones son truño, zurullo y excremento). Muy fácil de decir porque sonrío cuando me llaman “rojo”, en parte por burla porque existan esos calificativos en el año 2011, muy del pico de Esperanza Aguirre que demuestra una inhumana (si es que es humana) incultura desde su posición de aristócrata, en parte porque me enorgullezco. Fácil de decir porque “¿qué puedo hacer yo?, soy solo uno, dependo de ellos.

 Lo difícil es, como siempre, actuar, el miedo nos paraliza los músculos, las industrias culturales nos hacen el lavado de cerebro, más aún en este país de cultura de Steve Urkel: la culpa siempre la tiene otro. Podemos quejarnos todo el día por la retirada de anunciantes de ‘La Noria’, que puestos en la tesitura, el 95% de las corporaciones se quedarían sin capacidad de promoción si se atienen a códigos éticos para insertar publicidad en diferentes plataformas; un capítulo más de la hipocresía moral de España, el penúltimo fue cuando la comunidad moderna creciente, el moderneo, se apelotonó a colgar en sus muros de Facebook y a tuitear el artículo de Elvira Lindo sobre el abuso del uso de los smartphones y la pérdida del contacto humano. “Tiene toda la razón”, leía. Al día siguiente ese mismo gilipollas seguía teniendo el “aifone” como extensión de su mano. O podemos actuar como individuos que somos con capacidad, aptitudes y actitudes. El eterno dilema entre la moral y la practicidad. Tengo que reconocer que me encuentro haciendo el amor a ambas.

Si es por lo práctico, con cinco millones de parados y dadas las intenciones de Rajoy en las que la cultura es una cuestión de ovejas que hay que instruir para mover en una dirección, lo mejor que puedes hacer, chaval, es meterte a la Escuela de Pastores, graduarte, buscar un buen palo largo y resistente, y venir a las grandes ciudades para pastorear al ganado de la población. Yo estoy por mirar si en el Instituto Cervantes hay un curso para aprender a decir “beeee”, por eso de volverse práctico.

Dani Garcia
Dani Garcia
Periodista. Formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2013, alcanzando especial repercusión con su columna 'El Elefante Está Borracho'. Actualmente prosigue su carrera en Doist PR.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo + visto

Daft Punk anuncian nuevo disco para Mayo de 2013

Vuelven Daft Punk. Vuelve el delicioso house francés de los 90. Aquí tienes todos los detalles sobre Random Access Memories, que saldrá a la venta el 21 de mayo.

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

HABLATUMÚSICA Afterwork: tienes una cita del 5 al 19 de mayo

Los lunes 5, 12 y 19 de mayo tienes una cita con los HABLATUMÚSICA Afterwork en el Reebok Creative HUB.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.
- Publicidad-

Kanye West le pide a un hombre en silla de ruedas que se levante

No importa que estés en una silla de ruedas, si Kanye West necesita que estés de pie en sus conciertos, tú debes obedecer.

No volverás a escuchar nuevas canciones de Amy Winehouse

El padre de la cantante asegura que no quedan canciones inéditas por publicarse y se niega a estafar a los fans de su hija.

No te pierdas

Superpez │ América

El disco debut de Superpez nace de la lentitud y la lobreguez de sus canciones, proporcionando al disco un carácter tedioso del que es difícil despertar.

Miles Kane | First of my Kind

COLUMBIA (2012) 6,5 por Luis Fernández Si hay alguien que sabe cómo tiene...
- Publicidad -

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti