El talento de Lucas

-

Febrero de 1972. Un joven director americano llamado George Lucas comenzó a escribir el borrador del guión de una película que acabaría titulándose Star Wars: A New Hope.

El Nuevo Hollywood acababa de irrumpir en la vieja industria para desbaratar las reglas establecidas. Un grupo de artistas lideró un cambio radical en la forma de hacer cine, los productores pasaban a un segundo plano mientras veían como los directores se convertían en los verdaderos autores de sus películas. Esta revolución dio lugar a un cine complejo protagonizado, casi siempre, por personajes atormentados. En aquella época las drogas o el alcohol tenían tanto protagonismo delante como detrás de la cámara. El loco de Dennis Hopper abrió la veda con Easy Rider.A éste siguieron otros genios como Robert Altman, Martin Scorsese, Peter Bogdanovich o Francis Ford Coppola, entre otros.

Los que se creían artistas de verdad vivían rápido. Sexo, drogas y cine. Esa obra literaria imprescindible llamada Moteros tranquilos, toros salvajes es la mejor y más morbosa crónica sobre esos años. La afilada escritura de Peter Biskind describe a la perfección aquella época en la que las películas dejaron de ser productos para convertirse en verdaderas obras de arte. En mitad de esta vorágine cinematográfica, cuando surgían héroes enfermos o cuando el ácido o la cocaína ayudaban a escribir, el abstemio de Lucas decidió hacer una película para chicos de diez y doce años. Algo positivo y estimulante que tuviera un final feliz.

En 1977 se estrenó la primera parte de la famosas saga galáctica. Todos sabemos lo que ocurrió entonces, colas y colas para entrar a ver las aventuras de Skywalker. La película más taquillera de la historia acabó con las posibilidades de que el cine de autor se convirtiera en el referente. El punto y final para La generación que cambió Hollywood.

A pesar de todo Star Wars es una gran película de aventuras. La mejor saga de la historia, el comienzo de una era donde los adultos disfrazados ya no parecen ridículos esperpentos. Gracias a lo inicado por Lucas hoy bombardeán la taquilla con ocho películas de Harry Potter, cinco partes de Crepúsculo o treinta versiones de Spiderman.

“Voy a ser millonario antes de los treinta”

Lucas erró por muy poco. La frase que le dijo a su padre deja claro lo que se le daba bien al director de California, y no era precisamente dirigir. De la saga original sólo estuvo al mando en la primera, una experiencia que resultó devastadora para George. Al parecer sólo hacía uso de dos instrucciones “de acuerdo: lo mismo, pero mejor” y “más rápido, más intenso”. Tampoco tenía ni idea de mover la cámara. El plano fijo era su recurso favorito, ocurriera lo que ocurriera delante de la cámara. Motivo por el que Spielberg siempre le ha infravalorado.

George Lucas no volvió a dirigir hasta el año 1999 cuando se estrenó la primera película de las tres que formarían la precuela de Star Wars. Técnicamente no hay nada que reprochar, las tres películas están bien rodadas, George aprendió a colocar la cámara, sin embargo, a diferencia de la trilogía original, los nuevos filmes carecen de alma. Son entretenidas a ratos y bobas en exceso.

Escribir tampoco era su mejor cualidad, a pesar de que tenía una imaginación asombrosa y de que era el autor del mejor guión de toda la saga, el de la oscura y trágica The Empire Strikes Back (El imperio contraataca). George siempre necesitaba gente que le corrigiera los guiones. Unos tipos llamados Huyck y Katz fueron los encargados de repasar el guión del Episodio IV, Lucas les hizo jurar que no se lo dirían a nadie. Hay una frase célebre que  Harrison Ford (el actor nunca entendió el revuelo que provocó su personaje, Han Solo) le dijo: “George, tú puedes escribir esta mierda si quieres, pero te aseguro que decirla es imposible”.

El verdadero talento de George Lucas es su capacidad para gestionar, invertir y amasar dinero. En 1975, y movido por su tacañería, el director de American Graffiti montó de la nada una empresa de efectos especiales llamada Industrial Light and Magic (ILM). Lucas sólo pretendía que un grupo de técnicos encontraran la manera de realizar los mejores efectos visuales con el mínimo dinero posible. Nada menos que 35 años después, ILM es la empresa dedicada a los efectos especiales más importante de la tierra. Esto sólo está a la altura de un genio.

Decisiones como producir Indiana Jones o Jurassic Park han hecho de Lucas un genio a la hora de invertir en éxito.

Tanto fue el dinero que consiguió Lucas que, excepto la primera película de Star Wars, todas son independientes, o lo que es lo mismo, producidas por él. Una posibilidad a la mano de muy pocos. Uno de sus mayores logros fue pedir los derechos del merchandising, una fuente de ingresos que en los setenta era menor y donde Lucas visualizó un filón para enriquecerse. “Voy a ganar cinco veces más que Francis con estos juguetes. No tendré que hacer El Padrino”, dijo el joven Lucas en una ocasión según cuenta Biskind en su libro.

Está claro que El padrino no está al alcance de Lucas. Él se ha dedicado a reestrenar y reeditar sus obras hasta la saciedad. El viernes 10 de Febrero será el turno de La amenaza fantasma, esta vez en 3D. A Lucas no se le escapa ni una.

Por esto y por otras razones aquel “yo soy tu padre”, dicho por ese oscuro villano con voz de Constantino Romero, es la frase cinematográfica más repetida de generación en generación.

por Pedro Moral

Pedro Moral
Pedro Moral
Periodista especializado en Cine, formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2014. Actualmente, prosigue su carrera en diversos medios.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti