La música sobrevive en ‘Un lugar llamado mundo’

Encender la televisión y encontrarte a Ariel Rot junto a The Right Ons, un símbolo de los malditos 80 que no ha abandonado esos movimientos descarados que compartía con Alejo en Tequila junto a ese joven grupo madrileño que significa rock and roll. Están tocando ‘Día Perfecto’, una canción del cuarto álbum The Right Ons. Encender la televisión y ver como en una furgoneta en medio de la carretera Anni B Sweet bromea con Lori Meyers sobre los coros que estos tienen que hacer en una actuación en la que ambos compartirán el escenario. Encender la televisión y ver como Zenet versiona el ‘Quizás, quizás, quizás’ de Nat King Cole junto a Pink Martini. La sexualidad rebosante de Strom Large hace languidecer cada nota en su paladar mientras la chulería indómita de Zenet replica un “quizás, quizás, quizás” imborrable. Y siempre Javier Limón, preguntando, tocando, escuchando… Y uno se pregunta ¿por fin un buen programa de música en televisión?

Sí. ‘Un lugar llamado mundo’ está producido por Toni Garrido, dirigido por David Trueba y presentado por Javier Limón -compositor, productor y una de las figuras más relevantes del flamenco en España que es el alma de este experimento maravilloso- son las tres cabezas que están detrás de esta reinvención de la relación que desde hace tiempo tiene la música y la tele. Una relación hasta ahora vacía, show sin garra en el que reinan ‘La Voz‘, ‘OT‘… y demás tonterías pseudoculturales.

Es un programa no de música, sino de músicos

Toni Garrido

‘Un lugar llamado mundo’ es un programa dedicado, efectivamente, a esa gente que ha decidido dedicar su vida a la música y que con mayor o menor suerte puede vivir de ella a base de esfuerzo y de talento. Porque hay mucho talento en esta generación de músicos que hoy pueblan el mundo. Cientos de géneros, cientos de modos de subirse al escenario, viejas glorias que se reinventan, mitos que siempre están ahí para recurrir a ellos. Este programa que Toni Garrido ha puesto en el punto de mira de una inteligentísima manera ofrece todo esto. No se pretende que la música que salga en el programa sea definida como la mejor música. La mezcla de talentos, edades y géneros lo niega.

la-musica-sobrevive-en-un-lugar-llamado-mundo

Hay que ponerles ahí y dejar constancia de quiénes son, cómo están y cómo se juntan unos con otros y generar momentos espontáneos de colaboración que sean irrepetibles

David Trueba

El mediano de los Trueba (Jonás ya cuenta por méritos propios como parte de la dinastía) apunta una idea muy importante, la colaboración espontánea entre músicos. Momentos que en un futuro podrán ser recordados como “aquella vez que fulanito y fulanita tocaron juntos en aquel programa”. Crystal Fighters con Fuel Fandango y We Are Standard o Vampire Weekend junto a John Grant, por ejemplo. Algo impagable. La cámara que utiliza Trueba para grabar cada actuación es agraciada por un montaje cuidado. Y cómo no, tenía que ser Canal + quien ofreciera todos estos recursos, nuestra HBO.

Encender la tele y ver un directo de Vampire Weekend tocando ‘Unbelievers’.

Además están las entrevistas de Limón, un tipo que acaricia al entrevistado y le saca cada detalle de cada grabación, cada directo, cada canción… Y así lo lleva haciendo desde junio en el programa homónimo que se puede escuchar en Europa FM. En esta época en la que por culpa de los políticos valoramos más las preguntas que las respuestas (de esta manía salen monstruos como Ana Pastor), Limón saca sin grande preguntas grandes respuestas a cada músico, y eso es más difícil si cabe. Como también es complicado construir programas como ‘Un lugar llamado Mundo’, de momento son 13 capítulos, pero esperemos que el formato sobreviva a sus propios creadores… por la cuenta que nos trae.

Pedro Moral
Periodista especializado en Cine, formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2014. Actualmente, prosigue su carrera en diversos medios.