asd

The Descendants | Alexander Payne

Fecha:

Comedia y drama o la inexorable mezcla de ambos. Alexander Payne es un experto en elevar a la excelencia la tercera opción, está prendado por la cotidianidad de la tragicomedia. Pocos directores son tan capaces de plasmar la vida.

Un poquito más serio que en Sideways, Payne coloca al protagonista de The Descendants al borde de una situación frustrante en medio de un momento de transición vital. Con un tono negruzco y cercano a aquella road movie titulada About Schmidt, donde un portentoso Jack Nicholson reflejaba el patetismo humano con ternura y mucha comicidad, el realizador profundiza en la pesada responsabilidad de un adulto envuelto en dos combates internos. Uno de ellos es afrontar el engaño de su mujer, que además está en coma y la educación de dos hijas con un comportamiento poco ortodoxo. Y el otro es decidir qué hacer con unas tierras heredadas mientras decenas de primos esperan con ansia  su determinación.

La trama se desarrolla por los rincones más vulgares de un paraíso llamado Waikiki, en Hawai, una isla donde puedes elegir entre el lujo vacacional o la rutina más exasperante. El archipiélago no es ni más ni menos que un reflejo de la dualidad interna a la que se somete el protagonista, Matt King. Su voz en off nos introduce en su universo, con su mujer en coma y su inexperta paternidad tiritando ante el desafío de educar a sus irreverentes hijas.

Es el primer guión en el que Payne no trabaja con Jim Taylor y se nota. Hay menos diversión en todo lo que le pasa al protagonista, pero aumenta la profundidad de las emociones que transmite. El público sensible llorará, esta afirmación era impensable con sus anteriores filmes.

Alexander Payne realiza una tragicomedia excelente sobre la muerte, el amor, el engaño, los hijos, la familia y la naturaleza. Sobre la vida. Pero es George Clooney quien hace de The Descendants una película imprescindible. El hombre que durante tantos años fue catalogado como el ser más atractivo del planeta se pone camisas horteras y ridículos bermudas para interpretar al tipo más común que te puedas echar a la cara. Y lo consigue. De hecho, consigue que un personaje simplón sea un ser excepcional. Únicamente necesita su sonrisa. Clooney se siente cómodo con la comedia, sus gestos, sus miradas o su forma de correr son gags por sí solos en esta película. Sin embargo, la emoción no se desata en el espectador hasta que Clooney se cabrea, llora o grita. Un trabajo soberbio.

Su Globo de Oro es justo, aunque hay que reconocer que el adorado careto de Clooney es del gusto de la Academia y eso ayuda. Por muchos desnudos integrales que haga Michael Fassbender, nadie puede con la elegancia y la intensidad del hombre que entró en el cine por la puerta de urgencias. Su magnetismo abarca a hombres y mujeres. Es innegable.

La huida de su personaje a otras islas del archipiélago no sería tan vehemente sin sus dos hijas, la pequeña, que no termina de asimilar la tragedia que se le viene encima, y la mayor, interpretada por la brillante Shaliene Woodley, que empieza siendo una adolescente introvertida y borde y acaba por convertirse en el apoyo principal de su padre. A este trío hay que añadirle el amigo de ésta última, un adolecente torpe e insensible que regalará varias carcajadas al respetable, sólo Payne es capaz de convertir el Alzhéimer en un gag.

La obra del realizador americano es redonda, sencilla sólo en apariencia. The Descendants camina por la tristeza más amarga -la del arrepentimiento-, pero también aporta toques de un humor que podría calificarse como universal.  El espectador se verá afectado por un nudo en el estómago, una risa tonta o una sensación de pérdida. Un daño irreparable causado por el talento de un hombre. Alexander Payne.

por Pedro Moral

Artículo anterior
Artículo siguiente
Pedro Moral
Pedro Moral
Periodista especializado en Cine, formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2014. Actualmente, prosigue su carrera en diversos medios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Popular

Relacionado
MÁS COMO...

Se acabó el rock and roll: HABLATUMÚSICA dice «hasta pronto»

Tras casi cinco años como medio, HABLATUMÚSICA dice "hasta pronto". Esperamos que hayas disfrutado tanto como nosotros.

Escucha ‘Popular Problems’, el nuevo disco de Leonard Cohen

Leonard Cohen estrena en streaming su decimotercer álbum de estudio, 'Popular Problems', a través de la web de NPR.

Miley Cyrus se atreve a versionar ‘Babe I’m Gonna Leave You’ de Led Zeppelin

Miley Cyrus deja el twerking y las lenguas pseudo provocativas aparte para versionar 'Babe I'm Gonna Leave You' de Led Zeppelin.

¿Cuánto sabes de Oasis?

¿De verdad te consideras un fan de Oasis? Demuestra que lo eres superando esta decena de preguntas que hemos preparado.