The Ides of March | George Clooney

-

Parece mentira que ese tipo con tanta clase, influencia y poder, ese Cary Grant en potencia, ese ser de un atractivo atemporal con un fuerte compromiso político tenga que ir de puerta en puerta por los estudios de Hollywood para que estos rechacen una y otra vez sus proyectos. George Clooney es un todo terreno. Sus interpretaciones están marcadas por su capacidad para ir de la más pura ingenuidad a la más desbordante ironía, mucho mejor en la comedia que en el drama. Por otro lado, sus películas son serias, hechas con honestidad y con una pretendida profundidad que a veces devora el propio ritmo del filme. A Clooney le gusta hacernos pensar.

Cuando consiguió financiación para rodar The Ides of March, Barack Obama ganó las elecciones. La gente estaba de buen humor y George decidió postergar el proyecto. Su película tenía demasiada mala baba para calar en una época tan luminosa. En una entrevista de la revista Dirigido por… el director cuenta que decidió retomar el filme cuando por casualidad observó cómo alguien intentaba pelar uvas con cierta frustración, “entendí que el cinismo había regresado”, cuenta.

Así comenzó la pre-producción de este descarado thriller político donde Clooney narra maravillosamente la caída al abismo ideológico que sufre el brillante e ingenuo director de comunicación de un candidato a las elecciones primarias del Partido Demócrata. Estar tan cerca del aspirante a la Casa Blanca en el que has depositado todas tus esperanzas y sueños puede deparar desagradables sorpresas. George Clooney le pone una pizca de sarcasmo al escándalo político que hará que nos sonriamos (somos así de idiotas) ante una situación tan familiar como desagradable.

Admiro a los directores de cine irresponsables, que tardan en rodar y en montar el doble de lo que les han exigido, que maltratan a los actores y que, en definitiva, hacen lo que les da la gana. Clooney es todo lo contrario, un tipo responsable que no se pasa del presupuesto, que rueda rápido y que trata a sus actores como estrellas invitadas de un show televisivo. Sin embargo, a pesar de este repelente comportamiento The Ides of March es un peliculón con sabor a improvisación bien hecha, esto en cuanto al rodaje, porque en el guión está todo muy bien atado. El director maneja la intriga con un ritmo lento pero de una incisiva intensidad. La cámara acompaña constantemente a un Ryan Gosling inspiradísimo (junto con Fassbender el actor del año), a través de él vemos crecer la historia, que a medida que transcurren los minutos se vuelve controvertida y sórdida.

The Ideas of March | George Clooney | HTM

El magnetismo de Clooney como símbolo de un Hollywood que no pasa por su mejor momento sigue atrayendo a grandes actores. Ver compartir cartel a Paul Giamatti y Philip Seymour Hoffman es una verdadera gozada. A Marisa Tomei, tan morbosa como siempre, le faltan minutos, y a Rachel Wood credibilidad. Hablar del George Clooney actor sería repetirse, está correcto, sin más.

Aunque su perturbadora e incómoda ópera prima, Confessions of a Dangerous Mind, sigue siendo su mejor película -probablemente tenga que ver que Charlie Kaufman firmara el guión-, The Ides of March es un filme imprescindible, una entretenida y cínica fábula sobre las apariencias que no debería pasar desapercibida.

por Pedro Moral

[7,6]

Pedro Moral
Periodista especializado en Cine, formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2014. Actualmente, prosigue su carrera en diversos medios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

Los discos de Muse: del peor al mejor

No era sencillo sorprender a la audiencia de los últimos noventa ni los primeros 00's, pero Muse fue capaz de conseguirlo.

Lo más comentado

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

¿Es necesario el ‘The Endless River’ de Pink Floyd?

Los restos de la mítica formación de Pink Floyd inventan un nuevo álbum que puede seguir dañando su discografía.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti