The Jimi Hendrix Experience | Discografia completa

-

Aun no hemos deshecho las maletas con la fútil esperanza engañosa de que no hemos vuelto a la rutina, pero nuestros artículos os tienen que llegar antes que mi ropa al armario, eso seguro. Después de un largo parón en la sección, ya era hora de volver a rebuscar entre el cajón de los vinilos y desempolvar los clásicos inmortales que ocuparán de nuevo cada semana el imperecedero e inagotable Revisitamos. Así que en este regreso vengo preparado con la ayuda de su majestad, pero este ni se cae, ni es Elvis; el maestro de las seis cuerdas, músico e instrumento como uno solo en la simbiosis perfecta durante su etapa más fructífera, la que le situó en lo más alto del estrellato del rock internacional junto a sus Experience, The Jimi Hendrix Experience. Tan solo tres discos, joyas exóticas por su reducido número y su inconmensurable calidad, que iluminaron a generaciones venideras, tal y como lo hizo el fulgor de las llamas en su Stratocaster en el legendario Monterey Pop Festival.

La naturalidad, la frescura que reúnen estos tres álbumes es inigualable. En un breve período de tiempo de tan solo dos años llegaron a la cima a través del salvaje y virtuosismo ajeno a artificios del power trio, que sacaban a relucir en temas sublimes en su composición y que lograron arraigarse en la consciencia global gracias a su innegable e imperecedera calidad. Los temas más conocidos de la carrera de Hendrix se dieron durante este período, con auténticos himnos como Hey Joe, Purple Haze o Voodoo Child.

Como instrumentistas, no hay duda de que en la trinidad de Experience despliegan todo su potencial; en lo que el trayecto se percibe de manera ascendente es en el trabajo del propio Jimi Hendrix como vocalista, así como en sus letras. En su álbum debut, las melodías vocales son más rígidas y las letras encajan de una manera menos equilibrada respecto a la música, como en I Don´t Live Today. A pesar de que el blues fuera una esencial fuente de inspiración para la banda, como el jazz en los beats y ritmos de Mitch Mitchell a la batería, la tendencia cada vez se volvía más purista con el avance de los discos, siendo su último trabajo, Electric Ladyland (1968) un auténtico repertorio de improvisaciones y revitalizaciones del blues clásico, aplicado excelentemente a la personal voz de Hendrix, que se desenvolvía con mucha mayor soltura en este campo.

Are You Experienced (1967)  

Su primer álbum les estableció casi inmediatamente como una referencia mundial en la escena del rock. Desde su controvertida actuación en el Monterrey Pop Festival, con instrumentos en llamas incluidos, su nombre no pudo pasar desapercibido. En este álbum presentan sin reparos el estilo más psicodélico de la banda, que compartiría en cierta medida con sus siguientes trabajos, aunque en menor grado. Representarían esta faceta temas como Love Or Confusion o Third Stone From the Sun. Más allá de la sobrehumana técnica instrumental, también sabían hacer temas con gancho, lo cual se prueba con la prueba del tiempo y aun hoy en día son, como dije, himnos ni más ni menos. Cortes como Purple Haze o Foxey Lady, ahondando en la faceta más fuerte y salvaje, con inmortales riffs y, por supuesto, Hey Joe, versión del tema popular americano que, tras su grabación, establecieron como propio.

La producción del álbum explora los límites técnicos hasta el extremo, como una necesidad en la propia naturaleza de un trío, que necesita innovar y completar el espectro sonoro, esto con medios inferiores a los regulares. Overdubs de guitarra, coqueteos con un primitivo estéreo y diversos efectos que profundizan en su idiosincrasia psicodélica en Maybe This Be Love, entre otros, aunque la falta de conocimiento y medios técnicos de la época dan un trabajo que en su día fue absolutamente novedoso, pero del que ahora se pueden percibir sus deficiencias al tratarse de un proyecto pionero en su ambición; sin ser ni por asomo chapucero, algún que otro corte brusco, un ligero pico en la saturación, detalles imperceptibles antiguamente que ahora no emborronan, pero si se atisban. Con todo, reconocido por revistas especializadas y aunque no fuera así sería verdad, este es uno de los grandes y mejores discos debut de la historia del rock, sin lugar a discusión.

Fue grabado por:

Chas Chandler (producción)

Jimi Hendrix (voz, guitarra, piano)

Mitch Mitchell (batería, percusión)

Noel Redding (bajo, coros)

– Lanzado por: Track, Barclay, Polydor y Reprise el 12 de mayo de 1967

– Grabación: 13 de diciembre de 1966 a 3 de abril de 1967, Londres, Reino Unido

– Duración: 40:12

 

Axis: Bold As Love

A finales del mismo año, el trío británico-estadounidense lanzaría su segundo álbum de estudio, Axis: Bold as Love (1967), un trabajo no tan plagado de hits como su predecesor, pero con un trabajo estrictamente musical excepcional y una mejorada evolución de la experimental producción que comenzaron anteriormente. La temática continúa en la misma línea, entre ensoñaciones psicotrópicas en Spanish Castle Magic y sensuales ritmos melódicos en If 6 Was 9 o Little Mis Lover, que a su vez contienen los clásicos riffs potentes que le caracterizaron. El cambio no es brusco y descuidos técnicos de su primer LP se encuentran en este, en menor cantidad pero ahí están, dando una continuidad fluida que irremediablemente viene también acompañada de sus contras.

Los temas a medio ritmo pueblan en mayor densidad el álbum con versatilidad, desde la pausada suavidad de sus inicios hasta el estallido de desenfreno de mayoría de sus canciones; Wait Until Tomorrow, Bold as Love, One Rainy Wish u otro de sus clásicos temas, Little Wing, que contiene uno de los sonidos propios clásicos de Hendrix que tanto han influido en guitarristas entonces venideros. Por lo general, un trabajo con menos picos álgidos y memorables como Purple Haze o Voodoo Child, pero también un nivel más constante, con más alzas que bajas en su mejorador continuismo.

Fue grabado por:

Chas Chandler (producción)

Jimi Hendrix (voz, guitarra, piano)

Mitch Mitchell (batería, percusión)

Noel Redding (bajo, voz, coros)

– Lanzado por: Track, Barclay, Polydor y Reprise el 1 de diciembre de 1967

– Grabación: mayo a octubre de 1967, Londres, Reino Unido

– Duración: 39:21

Electric Ladyland

Este fue el primer y último álbum en el que Hendrix se sentó a los mandos de la producción con los Experience. Con esto y teniendo en cuenta que la diferencia temporal desde el anterior disco es de tan solo tres meses a lo sumo, la diferencia no es diametral, pero sí se puede disfrutar de una mejoría en la producción dada en parte por un trabajo menos complejo y más directo. Se aproximan a colegas del blues británico como Cream en algún corte como Long Hot Summer Night y la sonoridad, sin perder su impronta personal, sondea nuevos territorios para la banda, con igual influencia del rock y el blues inglés.

Así como la producción opta por una simpleza aprendida de anteriores errores, explotando así sus fuertes y cubriendo sus lastres, el proceso de composición y preproducción aumenta exponencialmente, añadiendo nueva instrumentación en la improvisación junto al saxo de Rainy Day, Dream Away, un mayor trabajo corista como en Burning of the Midnight Lamp en creación y ejecución o la ya comentada mejora de las cualidades como cantante de Hendrix. Quizás debido a las frecuentes tensiones con Noel Redding, las líneas de bajo se adaptan al tradicional blues pausado en una reducción de su despliegue técnico, siendo estas puramente rítmicas en algunos de los temas como Still Raining, Still Dreaming, aunque luciendo toda su espectacularidad en numerosas ocasiones, como House Burning Down.

Este álbum les colocó definitivamente en la categoría de leyendas, siendo el álbum más vendido de la banda y de mayor repercusión. Esto, además del nivel general del disco, probablemente sea también debido a la inclusión de uno de los temas más míticas y extraordinarios de la banda, Voodoo Child (Slight Return) y la para muchos mejor versión del a historia, All Along the Watchtower de Bob Dylan. Desde los acordes iniciales de esta última a la cautivadora introducción de Voodoo Child y un arranque indomable que representa una década y no significa otra cosa que rock n´ roll, sus acordes concluirían el último álbum de una banda que en poco más de dos años habría reescrito la historia del rock y dejado una huella indeleble, imborrable aun en nuestros días.

Fue grabado por:

Jimi Hendrix (producción, voz, guitarra, percusión, piano, bajo)

Mitch Mitchell (batería, percusión, voz, coros)

Noel Redding (bajo, guitarra acústica, voz, coros)

– Lanzado por: Track, Barclay, Polydor y Reprise el 25 de octubre de 1968

– Grabación: julio de 1967 y enero de 1968 y de abril a agosto de 1968, Londres (Reino Unido) y Nueva York (EE.UU.) 

– Duración: 42:25

La guitarra hecha hombre y el hombre hecho guitarra, siempre respaldada por el batir de los timbales y la profundidad de una gravedad versátil y vigorosa. Esta banda daría un nuevo significado a la psicodelia y tomaría las riendas del rock en su cara más visceral e indómita, marcando un antes y un después en el género y la figura de Jimi Hendrix en el mundo de la guitarra, siendo, sin riesgo a equivocarme, el guitarrista más influyente de la historia.

Las tensiones que sufrían los miembros de la banda, la usual adicción a las drogas y diferencias creativas llevaron al trío a una prematura separación que, a pesar de los intentos de reunión, quedó en un vano intento dada la negativa de Hendrix, sus proyectos con Band of Gypsys y su trágica defunción en septiembre de 1970 a la edad maldita de 27 años. Tras el fallecimiento de todos los miembros originales, como legado nos quedan tres obras maestras atemporales repletas de joyas que no permitirán a nadie olvidar la grandeza que aquellos tres músicos lograron alcanzar.

“Después de que Pete Townshend y yo les viéramos tocar, pensé: ya está, el juego ha acabado para nosotros, podríamos directamente dejarlo.”

Eric Clapton

REVISITAMOS por José Roa

  • ¿Cuál es tu disco preferido de The Jimi Hendrix Experience?
José Roa
José Roa
Músico y periodista, formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2010 a 2014, llegando a ser editor jefe y alcanzando especial repercusión con su columna 'La Guillotina', editada en 2013 y 2014.

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti