Un tequila para Merkel

-

En una de las manifestaciones del 15-M se pudieron oír los versos de Ojalá –canción de Silvio Rodrígez– entonados por un grupo de anónimos, aunque para los antidisturbios cualquiera que ande por Madrid a la hora y por el lugar donde se está llevando a cabo una protesta es el enemigo público número uno. Ojalá es una canción de amor pero su poesía encierra cierta rabia que los afectados por esta mastodóntica crisis podemos canalizar y traducir al idioma de la protesta poética o la metáfora incendiaria. Eso es lo que ha hecho Alejo Stivel. El ex líder de Tequila ha incluido en su último disco, Decíamos ayer, esta canción de Silvio y ha maximizado ese nuevo carácter adquirido por sus versos grabando un videoclip en el que el argentino se coloca frente a un poster de Angela Merkel y empieza a entonar las primeras palabras de Ojalá. Después se le unen enfermeras, profesores, inmigrantes, estudiantes…  En la segunda mitad del vídeo se ve como Alejo viaja a Berlín para entregarle la canción a la canciller en persona. Evidentemente su objetivo se ve frustrado por la seguridad imperante que rodea el edificio diplomático. Al final consigue un justificante, el supuesto indicador de que le han hecho llegar el paquete a la gobernadora.

Pero Angela Merkel es un monstruo político, la magnitud de su importancia en la vida de cada europeo (que nos lo digan a nosotros, los pobrecitos europeos del sur) y en la historia -las comparaciones con el pragmatismo y la rectitud de Margaret Thatcher no son caprichosas- hacen que el gesto de Alejo se reduzca a poquita cosa. Porque si Merkel viera este vídeo, bastante naif para mi gusto, su mentalidad no cambiaría nada, su hambre de subyugar a todo país europeo por el que se atisbe un aire de debilidad seguiría intacta. Si Hitler (dios me libre de comparar a Merkel con el señor del bigote) apenas soltó un par de risotadas con El Gran Dictador de Chaplin… ¿Qué puede hacer el ex Tequila con la mujer que dicta nuestra suerte económica? Nada.

Ni quiero incitar a que la gente destroce las calles e incendie las conciencias de los que se quedan en casa, tampoco quiero meterme con esos tipos vestidos de azul que tienen la manita tan suelta…  Lo que quiero es dejar claro que los que tenían que haber dado la talla eran nuestros políticos, ellos deberían haber dicho a la canciller que no se puede abusar de un país europeo (como se ha abusado de Grecia y próximamente de España) para la mayor gloria y riqueza de otro, en este caso Alemania. Porque los ciudadanos de Europa del sur no somos ningún tipo de ganado al que explotar tan gratuitamente.

Pero no, nadie tuvo el valor de plantarse y decir a la señorita Merkel que la reducción de los déficits se debería de hacer de manera más justa y equilibrada sin poner una soga al cuello a los que menos tenían que ver con esta crisis. Por culpa de los incompetentes de arriba tenemos que agarrarnos a los ciudadanos cabreados o a una ex gloria del pop-rock madrileño de los 80 que ya mayor y con un aire de tipo cansado (donde ha quedado ese Alejo que movía el culo como Mick Jagger) decide utilizar la poesía como arma. El gesto de Stivel no va a funcionar, no va a remover conciencias, pero al menos se merece un brindis por el humilde esfuerzo. Un brindis de tequila, claro.

J. Castellanos
Periodista. Formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2014, llegando a ser redactor jefe.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

Los discos de Muse: del peor al mejor

No era sencillo sorprender a la audiencia de los últimos noventa ni los primeros 00's, pero Muse fue capaz de conseguirlo.

Lo más comentado

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

¿Es necesario el ‘The Endless River’ de Pink Floyd?

Los restos de la mítica formación de Pink Floyd inventan un nuevo álbum que puede seguir dañando su discografía.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti