Grizzly Bear | Shields

-

Chris conoce a Daniel. Nos referimos por supuesto a Chris Taylor y Daniel Rossen, cuando se reunieron allá por 2002, cuando Grizzly Bear era solo el nombre que utilizaba Ed Droste para lanzar su música al mundo. Fue la primera vez que Daniel tocaba para alguien que no era íntimo suyo, como abrir un regalo maravilloso al mundo. Ese fue sin duda el punto de inflexión, el que convirtió un futuro más o menos brillante en uno fulgurante.

Si por aquel entonces el cuarteto de Brooklyn se embarcó en un autobús sin conocerse prácticamente, ahora son muy buenos compañeros, que ya han superado el complejo de publicar discos poco populares y encontrar la fórmula para que su nueva perspectiva sobre el folk no les haga parecer unos simples freaks del género y sí una formación irrepetible y mágica. Así, para Shields, su nuevo y cuarto trabajo, por primera vez han colaborado de forma mucho más estrecha y unos han podido escribir las letras de las canciones de otros, lo que se nota en que el disco parece más cálido todavía que su obra maestra, Veckatimest, al que no consigue superar.

No obstante, el objetivo de Grizzly Bear no es la autosuperación, sino seguir andando en las bases que plantearon de forma magistral hace solo tres años con el lp mencionado. Y lo hacen estupendamente. Sleeping UteYet Again, esta segunda la mejor canción del largo sin ninguna duda, representan muy bien esta tendencia, puesto que son dos cortes completos, redondos, sinceros y sin tapujos. Cierto que los guitarristas pueden hacer las virguerías que quieran, y que el componente progresivo puede desorientar a los más despistados, pero los acercan a pasos agigantados a sus fans, que están deseando que los de Brooklyn den finalmente el paso de llenar un gran escenario, como merecen por méritos musicales propios. Es decir, que el folk experimental alcance por fin la cota de otros géneros mayoritarios que hace 10 años no escuchaban ni cuatro gatos. Y amigos, creo que ya va siendo hora.

Cierto que es complicado imaginarse la intensidad de una banda con otros temas como The Hunt o What’s Wrong, en la línea de sus anteriores composiciones. Pero, ¿no lo han hecho otros antes sin necesidad de distorsión como PortisheadFather John MistyThe XX? Además, son temas para recibirlos con la mente abierta, en silencio y con el corazón en un puño. Más cortes en este sentido más cálido que les caracteriza ahora es la maravillosa Half Gate, donde la guitarra más pura, el lo-fi más sincero se pone delante de nuestra cara y nos dice ‘¿No es eso, joder?’.

En el camino se han quedado los proyectos paralelos en los tres años que han pasado de lapso desde el Veckatimest, el más importante el de Daniel Rossen, donde incluyó en el EP Silent Hour/Golden Mile aquellas canciones que ya no encajaban con la nueva filosofía Bear. Así, todos hemos salido ganando y, aunque Shields no vaya a ser el disco del año y sea una pequeña aportación respecto de lo que ya habían logrado en el pasado, es la consolidación de un gigante que estaba dormido, y que está deseando gritarnos a todo pulmón.

Carlos Naval
Periodista. Formó parte de la redacción de HABLATUMÚSICA de 2010 a 2013. Actualmente continúa su carrera en diversas compañías del sector de la Comunicación.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

Los discos de Muse: del peor al mejor

No era sencillo sorprender a la audiencia de los últimos noventa ni los primeros 00's, pero Muse fue capaz de conseguirlo.

Lo más comentado

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

¿Es necesario el ‘The Endless River’ de Pink Floyd?

Los restos de la mítica formación de Pink Floyd inventan un nuevo álbum que puede seguir dañando su discografía.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti