El quinto disco de los estadounidenses The Dismemberment Plan no ha dejado fuera nada. Regresan con la misma ironía, originalidad y saber hacer de siempre; quizás demasiado igual que siempre. Pasar de ‘Uncanney Valley’ (Partisan Records, 2013) a ‘Emergency & I’ (DeSoto Records, 1999) prácticamente no tiene diferencias, son la misma banda que hace catorce años o más, con sus aspectos positivos y sus negativos.

Los temas suenan renovados constantemente. A pesar de la linealidad en su estilo, consiguen encontrar un matiz personal para cada canción y unos ganchos envidiables, como en ‘Go and Get It’ o en ‘Invisible’, uno de los temas más llamativos del trabajo. No entiendo el concepto de dance-punk, ni siquiera podría decir si tiene sentido, pero sus temas están llenos de energía y conceptos tremendamente creativos.

Los años no pasan por ellos y las generaciones no significan nada para que ‘White Collar White Trash’ suene tan apropiada a finales de los 90 como en la segunda década de los 2000. Recurren a salidas innovadoras, exageradas en su concepción pero terriblemente efectivas al llevarlas a la práctica en un álbum que, sólo por su carisma, ya merecería la pena.

Contenidos similares: