Entrevistamos a Daniel Sánchez Arévalo

0
4012

Esta charla con Daniel Sánchez Arévalo, uno de los directores más cuidados por el público en taquilla, tuvo lugar en la calle Pez de Madrid dos días antes de la gala de los Goya 2014. El director de ‘La Gran Familia Española’ (2013) estaba viendo la segunda etapa de promoción de su película por culpa de esta abrumadora (cada vez son más las galas de premios) época de discursos, alegrías y decepciones. Y también del reciente lanzamiento del DVD de esa película sobre una boda celebrada en el peor momento posible, en la final del Mundial España – Holanda.

Este tipo de mirada tierna y algo melancólica nos habla del proceso que supuso junto Josh Rouse, el recién ganador del Goya a la “Mejor canción original” por ‘Do You Really Want To Be In Love?’ la creación de la BSO de ‘La Gran Familia Española’. Nos contó qué se cuece en sus famosos ensayos con los actores previos al rodaje. Y también hablamos de cine, de premios y de fútbol.

HTM – ¿De dónde surge tu relación con Josh Rouse? ¿Tenías claro que él iba a hacer la banda sonora?

Daniel Sánchez Arévalo – A Josh le conocí porque el tema principal de ‘Primos’ (2011), ‘Quiet Town’, es suyo. Nos caímos bien y le pregunté si había hecho bandas sonoras porque su música es muy cinematográfica, dijo que no, aunque muchas de sus canciones se han utilizado en películas. Le pregunté si se atrevería a hacer una y me dijo que sí. Estuvimos en contacto y un día le mandé el guión. Lo que me dijo fue: “¿Qué pinto yo en una película que se titula ‘La Gran Familia Española’?”

HTM – ¿Y cómo ha sido el proceso creativo junto a él?

D. S. A. – Ha sido un proceso muy chulo y muy bonito. Hay algo especial cuando una persona hace por primera vez algo. Hay un plus de frescura y de ilusión. Él se lo curró muchísimo. Para un director el proceso de la banda sonora es donde más está en manos de otro, del músico. En cuanto a los criterios no sé mucho de música, sólo sé si me gusta o no. Sí sé hablar en términos de emociones y la música de Josh tiene ese tono agridulce que es el que utilizo yo en mis películas.

entrevistamos-danel-sanchez-arevalo

HTM- ¿Cómo se empapó Josh de toda la atmósfera de una película que, efectivamente, se titula ‘La Gran Familia Española’?

D. S. A. – Él, durante el rodaje, compuso un tema que luego no está en la banda sonora. Está como bonus track en el álbum. Después, cuando estaba la película montada yo le marcaba dónde quería poner música, lo hablábamos, lo concretábamos, escuchábamos las referencias… aunque esto último tiene un peligro y es que te puedes enamorar de una música atemporal y que lo que sustituya a esa canción no te guste nada. Lo bueno es que Josh es dueño de sus temas y pudimos utilizar alguno ya creado. También hay mucha música instrumental. El mayor reto para él es la parte final, la más emotiva y donde la película entra en los terrenos más dramáticos. Lógicamente ahí hay que cargar las tintas y no ir con timidez. Es una pieza de 8 minutos y ahí sí que colaboramos más juntos. Pero en cualquier caso, yo soy muy respetuoso con la gente con la que trabajo.

[pull_quote_center]La gran parte del mundial me pilló rodando ‘Primos’ pero la final la vi en casa. Junté a muchos amigos, algunos ni se conocían, pero cuando Iniesta marcó todo dio bastante igual.[/pull_quote_center]

HTM – ¿Qué música escuchas cuando escribes?

D. S. A. –  Siempre escribo escuchando música y depende de lo que esté escribiendo escucho un tipo de música u otro. Para cada peli tengo una especie de carpeta de música que suelo escuchar casi todos los días porque me pone en un estado anímico favorable para lo que estoy intentando escribir. En ‘Azul Oscuro Casi Negro’ (2006) escuchaba todo el rato la banda sonora de ‘La Última Noche’ (2002) de Spike Lee.  En ‘Primos’ escuchaba mucho a Josh Rouse o a Kings of Convenience. En ‘Gordos’ (2009 ) escuchaba bastante la música de Pascal Gaigne, de bandas sonoras suyas. Y en ‘La Gran Familia…’ he estado escuchando a Josh, escribiendo me ayudaba ese rollo agridulce, esa cosa folk, del sur del oeste…

HTM – ¿Tú eres de los que escribes cosas tristes cuando estás alegre y viceversa?

D. S. A. –  (Hace caso omiso a mi pregunta) Para  ‘La Gran Familia…’ también escuché Mumford & Sons y Bon Iver muchísimo, para escribir Bon Iver es la bomba. Con ‘Gordos’ acabo de recordar que también escuchaba muchísimo jazz, en concreto  a Avishai Cohen.

HTM – Retomando lo del estado de ánimo cuando escribes ¿Tus películas son también viajes para ti?

D. S. A. –  El estado de ánimo influye mucho en lo que escribo y en lo que me pide el cuerpo hacer. Cuando escribí ‘Primos‘ estaba en una crisis personal dura y necesitaba un vehículo para salir de esa crisis. La película trataba de un personaje que está en una crisis que también hace un viaje para curarse las heridas. Pues mi viaje fue hacer la película. Y el irme a Comillas con Raúl Sánchez Arévalo, con Quim Gutiérrez y con Antonio de la Torre fue una manera de curarme. Y ‘La Gran Familia…’ sigue un poco en esa línea. En momentos de crisis el cuerpo pide este tipo de comedias. Ahora estoy escribiendo un guión en el que estoy curando mi necesidad de hacer un reflejo de lo que es España hoy y ahora, porque ‘Primos’ y ‘La Gran Familia…’ son un pelín más estanco, más cuento… Ahora tengo necesidad de hacer algo más de calle, más de aquí.

HTM – Háblame de esos famosos ensayos previos a tus rodajes.

D. S. A. –  Ensayar es fundamental. Es la única manera de poder improvisar. Hay que hacer trabajos meses antes con los actores para que conozcan a sus personajes. Les pido que no se traigan los diálogos aprendidos porque me gusta trabajar sobre situaciones. Yo les planteo la escena para que ellos interioricen al personaje e intenten hablar con su voz. Esto es muy importante porque luego en el rodaje o incluso en los mismos ensayos hay diálogos que surgen y que son mejores que los que yo he escrito.

entrevistamos-danel-sanchez-arevalo

HTM – Tus actores son de lo mejor de este país, me refiero a tus actores fetiche ¿No tienes pensado cambiarlos?

D. S. A. –  Bueno, es que Quim, Raúl o Antonio son casi mi familia. Y claro, siempre escribo personajes para ellos. Pero también te digo que siempre incluyo mucha gente nueva en mis películas. Siempre planto un buen abanico de actores nuevos.

HTM – ¿Cómo llevas la temporada de premios?

Hay nervios. Es bonito que alaben tu trabajo. Los días previos o durante la gala quieres ganar, claro, pero luego al día siguiente yo, personalmente, estoy como nuevo, gane o pierda. Me pasa igual que con el fútbol, soy muy futbolero, del Madrid, y lo vivo mucho. Pero al día siguiente se me olvida. Lo que verdaderamente es gratificante es ver como actores con los que he trabajado tantísimo como Antonio, por ejemplo, tienen varias nominaciones y ganan tantos premios. Es como si me dieran parte del premio a mí también.