Inicio CRÍTICAS DISCOS Black Rebel Motorcycle Club | Specter at the Feast

Black Rebel Motorcycle Club | Specter at the Feast

MUSIC AS USUAL

8

La tristeza es un sentimiento muy jodido. Oscuridad, fatalismo y depresión rodean a una persona a la que se le tuerce el camino, a la que la vida le da la espalda y es demasiado racional como para ceder a la locura. De pronto todo es una mierda, y lo que es peor, parece muy difícil que vaya a dejar de serlo algún día por mucho que el el mundo se esfuerce en darnos razones para cumplir con nuestra sagrada y clásica obligación de ser felices.

Es un estado tan fácil y sencillo de entender que cualquiera puede compartir o desdeñar tanto su importancia como sus razones. Black Rebel Motorcycle Club utilizan las lágrimas, el dolor y la tristeza como tema recurrente, envuelven su música de un tono oscuro y un tiempo contenido que ensalzan la sonoridad del bajo y el avance inexorable de las canciones.

Los cortes de ‘Specter At The Feast’ se pueden paladear al detalle, cada punteo del virtuoso Peter Hayes que prefiere contenerse a crear obras absurdas merece ser escuchado con los ojos cerrados, cada sonoridad que rebota desde los temas más ambientales del largo: Fire Walker y Returning hasta las intuitivas líneas vocales de Robert Been en Teenage Disease o Funny Games, bastante más rockeras. Los ingredientes del álbum se mezclan con la sencilla batería de Leah Saphiro que no agrega nada más de lo absolutamente necesario para demostrar que una unión adecuada puede valer más que un millón de grandes músicos individuales.

El último trabajo del trío suena a la perfecta continuación de su obra maestra: Baby 81, aunque publicaran otro largo entre medias porque recoge el espíritu de los cortes que más se diferenciaban de sus trabajos anteriores como pueden ser Cold Wind, 666 Conducer o Killing The Light. La culpabilidad es una sensación que suele acompañar a los estados de tristeza prolongados y que sólo pueden terminar con la redención y la catarsis. Del mismo modo, la muerte es el final de la vida y sin embargo cualquiera de ellas puede aparecer en la definición que dé sentido a la otra. Así Black Rebel aúnan sonoridades sanadoras, melodías pesadas, gritos agudos y ambientes redentores con órganos, coros y pasajes instrumentales para jugar con el eco y los silencios.

De esta forma podemos encontrar un mensaje que sin llegar a ser optimista es un rompeolas contra la tempestad de la depresión. Puesto que en lo que respecta a los sentimientos pequeñas sutilezas pueden suponer grandes diferencias, los de California encuentran en la reflexión y la calma el antídoto contra una oscuridad que consiste en su venenosa forma de entender la vida.

Fernando Naval
Fernando Naval
Este ingeniero rockero formó parte de HABLATUMÚSICA de 2011 a 2014. Actualmente, prosigue si carrera musical como guitarrista de varias formaciones.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here