Howler | America Give Up

-

 

ROUGH TRADE

[2012]

[8]

Cierra los ojos; puedes sentirlo… Las cuerdas te susurran, despacio, al oído. Estás aquí parado, solo, mientras el murmullo te atrapa y te balancea suavemente. Pero sabes que algo pasa, esto no va a ser siempre así, y de repente…

Beach Sluts explota en cada movimiento; los elementos están perfectamente articulados para ensamblarse en cada paso, en cada posición. Es un corte redondo que crece desde el rumor de las palmas hasta  la última detonación, donde la voz de Jordan Gatesmith se funde con las afiladas guitarras. Esto suena, suena de verdad.

Algo está pasando en estos últimos días, ya no veo sintetizadores, ni escucho arreglos de voz ampulosos; parece que en este invierno vacío, insulso, hay ganas de volver a gritar, de arrojar todo al fuego, y de por fin coger la guitarra eléctrica. Si la semana pasada Broncho presentaba un disco cargado de himnos analógicos, que recogían el testigo de grandes bandas como Replacements, sencillos, directos y espontáneos, hoy llega Howler:

Cuando NME presentó a estos jóvenes de Minnesota como una de las bandas a seguir en el 2012 no sabíamos que nada más entrar el año lanzarían su debut: America Give Up.

Desde el primer corte ya sabemos que van muy en serio, que aquí no hay tonterías. Se acabaron las sombras insípidas y sosas que andan vagando por cada rincón; ahora llega el momento de recoger el testigo de una herencia deliciosa, impresionante, para hacer algo propio y natural. Cuando las melodías surf de Beach Sluts se rompen para lanzarnos al vacío, nos encontramos de nuevo el sonido deforme de Search and Destroy o de Blank Generation. Es una forma de volver a aquello que una vez permitió recomponer tantas cosas, que posibilitó escapar de todo lo que establecido hacía más pequeño al ser humano.

Así cuando suena This One´s is Different no podemos más que cerrar los ojos para dejarnos llevar por un corte maravilloso, redondo: es una de esas canciones que nos hacen recordar aquellos momentos en que fueron escuchadas, que tienen ese misterioso poder de aguantar los espasmos del tiempo para permanecer eternas.

No hace falta más que llegar al cuarto corte para darnos cuenta de lo que Howler puede llegar a ofrecernos: que sin perder la frescura de bandas contemporáneas como Black Lips, Smith Westerns o Harlem ha conseguido llegar a un nivel creativo muy alto, y en un tiempo record. Con America podemos observar cómo los últimos Ramones (aquellos que con Acid Eaters y Adiós Amigos! nos dijeron adiós) se funden con los Cars para regalarnos una canción intensa, profunda, que resucita a Joey para fundirse sobre las lejanas guitarras. Algo que también  ocurre con Pythagorean Fearem (¿esto a que no os suena?), pero en su rama más cruda.

Por otro lado en Told You Once y Back of Your Neck intuimos la influencia de The Strokes que ha hecho que con su primer largo se conviertan en una de las grandes esperanzas de los críticos del otro lado del Atlántico; pero también están ahí Television, que dotan a Howler de una credibilidad mucho mayor, y de una riqueza en matices muy bien dirigida.

También tenemos que señalar Willing y Too Much Blood que, con sus melodías, su sonido y sus arreglos, se convierten en dos de los himnos de este largo; y que además se posicionan en otra fase, acercándose más a los grupos que en los  80 hicieron despuntar a Creation Records (The Jesus And Mary Chain o My Bloody Valentine).

Y ya por último volver a la inmediatez hipnótica con Free Drunk (“pildorazo”)para cerrar un debut excepcional. Un buen discurso para volver a creer en aquello que dábamos por perdido. Aunque no veas la bala.

por Luis Fernández

Luis Fernandez
Este polivalente músico formó parte del equipo de HABLATUMÚSICA.com de 2011 a 2013. Actualmente prosigue su carrera musical como integrante de diversas formaciones.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

Los discos de Muse: del peor al mejor

No era sencillo sorprender a la audiencia de los últimos noventa ni los primeros 00's, pero Muse fue capaz de conseguirlo.

Lo más comentado

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

¿Es necesario el ‘The Endless River’ de Pink Floyd?

Los restos de la mítica formación de Pink Floyd inventan un nuevo álbum que puede seguir dañando su discografía.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti