Entrevistamos a Wilhelm and the Dancing Animals

Primero sacaron su debut titulado The War Of The Species -un disco que tiene más cosas en común con Noruega que con Navarra (el lugar donde se grabó)-, después rechazaron componer una canción para una campaña  estadounidense de McDonals, ahora pasean su largo por toda España (el 8 de febrero tocarán en Murcia) y ya en marzo lanzarán la edición japonesa del álbum para la que han grabado una nueva canción, Jungle Army.

Guille, ese tipo que transforma sus cuerdas vocales en un instrumento muy muy agudo, y Helen, la voz dulce pegada a los teclados, son los fundadores del grupo. Estos dos vegetarianos, locos amantes de los animales… ¿Hacen folk? ¿Post-punk? ¿Rock? ¿O qué? Helen, una jovencita risueña y sin pelos en la lengua, nos saca de dudas: “Nos tildan de folk pero es un género del que no tenemos ni idea. Sí, bueno, tenemos una mandolina que en su día fue una bandurria cutre. Pero son cosas circunstanciales. Las bases son de Guille y viene de tocar mucho metal así que por ese lado hay muchas influencias. Pero básicamente hacemos lo que nos da un poco la gana, sin pararnos en ningún género”. Les comparan con Los Campesinos! o con Hola a Todo El Mundo… “No nos importan que nos comparen con ellos, todo lo contrario, pero es que a penas los hemos escuchado.” Helen nos cuenta que en su casa suena desde Blink 182 (grupo favorito de Guille) hasta Beirut. “No queremos ir de super indies o underground porque no lo somos”.

NO QUEREMOS IR DE SUPER INDIES O UNDERGROUND PORQUE NO LO SOMOS

Lo que realmente les molesta es que les señalen como un grupo pop. “Esa etiqueta es la que más me jode. Algo de pop hay en nuestro disco, es evidente, pero es que escucho el pop español y no me siento para nada identificada. Lo que más me gusta que digan de nuestra música es que no parece de aquí”. Otra cosa es el pop noruego, “hay un estilo musical en Escandinavia que sí que coincide con lo que nos gusta o con lo que queremos hacer”. En la lista de grupos escandinavos favoritos de Helen podemos encontrar  a Lukestar. “Si crees que Guille llega alto con su voz, escucha a Lukestar” dice divertida.

Lo indica su nombre, se ve en su portada y lo puedes escuchar en sus letras. A estos tipos les encantan los animales. “La situación de hoy es terrible en cuanto al consumo masivo de carne y las prácticas de explotación de animales. No queremos ser una banda reivindicativa, lo que nos gusta es hacer música pero no puedo evitar mezclarlo”. Helen habla por ella y por Guille por que en el grupo son seis personas de las cuales sólo ellos dos son vegetarianos. “En el grupo hay buen rollo. Los guiños al reino animal no molestan a nadie. Con lo de McDonals pudo haber sido más molesto para ellos pero lo entendieron”.

Entrevistamos a Wilhelm and the Dancing Animals

Resulta que rechazaron hacer una canción para una campaña publicitaria de la cadena de restaurantes a pesar de que les ofrecían mucho dinero. “Es igual de gratificante rechazar a McDonals que ver una foto de un matadero y saber que no participas en eso. Había bastante dinero por medio sí, pero era implanteable. No voy a poner mi canción en una hamburguesa.” Sentencia Helen orgullosa.

La reivindicación de las letras está envuelta por decenas de instrumentos y/o elementos sonoros que hacen de  The War Of The Species un disco único. Suena bien sí, pero la energía del directo es inigualable. “Los directos es nuestro fuerte. En la grabación todo tiene que estar más controlado pero en el directo no existe ese control. Somos seis personalidades diferentes y disfrutando. El directo es más punk, no en actitud sino en espectáculo. Aunque nunca sacrificaríamos el sonido con el show. La gente que nos ve en directo se sorprende, es un espectáculo divertido. Somos más macarras en el escenario.”

SI GUILLE CANTARA NORMAL NOS PARECERIAMOS A OTROS GRUPOS

La canción con la que todo el mundo bota es Wake Up, la primera del disco, pero la que más le gusta interpretar a Helen es The Mighty Lyon. “Es la más dramática en letra y en instrumentos. En directo suele ser como muy pesada y ese factor sorpresa de los directos con Mighty Lyon se acentúa”. “Somos  muy ruidosos. En el escenario hay dos personas súper chillonas”, dice Helen y hablando de chillones. ¿De dónde saca ese tono Guille? “Mucha gente dice que Guille era un castrati”, bromea la única mujer de Wilhelm and The Dancing Animals. “Guille decide cantar así porque no le gusta cantar normal. Si cantara con una canción normal nos pareceríamos a otros grupos. También viene del rollo ardilla de estos grupos noruegos”.

Ya están preparando el segundo disco y las voces son algunos de los aspectos que más están evolucionando. “El primer disco lo hicimos con unos límites amplios pero con prisas. Este segundo lo estamos haciendo más como queremos que como podemos”. Quizá lo más difícil será superar la maravillosa portada de este primer disco. “La portada es de una amiga de la adolescencia que se dedica a hacer manualidades. No le di instrucciones, cuando nos lo enseño acabado nos encantó…”.

Pero ahora no es momento de pensar en la portada de un segundo disco. En poco más de un mes saldrá el álbum en Japón. “No nos esperamos nada en concreto pero la verdad es que un viajecito a Japón no nos importaría a nadie”. Aunque antes tendrán que pasear su enérgico directo por Murcia, Albacete y Bilbao (8, 9 y 22 de Febrero respectivamente).

  • Agradecimientos a Origami.
Carlos Naval
Carlos Naval
Periodista. Formó parte de la redacción de HABLATUMÚSICA de 2010 a 2013. Actualmente continúa su carrera en diversas compañías del sector de la Comunicación.