Low Cost ( Benidorm ) 21, 22 y 23.7.2011

Una nueva edición del festival ya por excelencia de Benidorm hace que el Low Cost Festival 2011 se consolide como una de las propuestas de referencia en los festivales veraniegos.

Nada de aglomeraciones ( aunque si mucha gente ), ni colas en los accesos al recinto, una buena organización tanto en prensa como en barras y, sobre todo, unos conciertos muy a la altura.

El jueves pudimos disfrutar de actuaciones de nivel como la sensual Vinila con sus Lucky Dados, Eli Paperboy Reed y Supersubmarina, que cada dia crecen más. Pero los auténticos protagonistas de la primera jornada fueron Lori Meyers, que, como en el FIB protagonizaron un concierto avasallador, con unas guitarras tremendas y un Noni que cada dia se siente más agusto en el papel de frontman.

El viernes varias bandas se repartían el protagonismo. A las 8 de la tarde un flojo concierto de Sidonie no ensuciaría lo que quedaba por delante. Ok Go daban espectáculo como pocos aunque su escasa propuesta musical les delata.

Vetusta Morla se confirmaron como el grupo más esperado del dia, con diferencia. Curiosa ver la evolución de los grupos españoles estos ultimos años, siendo los de Tres Cantos junto con Lori Meyers y Love Of Lesbian las tres bandas triunfantes del festival. Mapas no decepcionó en directo y Pucho y los suyos firmaron un directo mas incisivo del que nos tienen acostumbrados y el público demostró agradecerlo. Catpeople cuentan cada dia con mas seguidores y protagonizaron un llenazo en el escenario LCF, justo antes de que saltase al escenario D. Alice Glass. Crystal Castles seducen y transforman en locura todo lo que tocan, transformaron al público en 2 minutos. Finalmente Cut Copy fueron un estupendo fin de fiesta, de ellos no teníamos dudas despues de verles en Marzo en la Heineken madrileña

El sábado, día de mayor afluencia y el más esperado por los asistentes a esta edición del LOW COST se levantó nublado, algo que no hizo cambiar la humedad y el calor que han acompañado el festival de principio a fin.

Mando Diao, Love of Lesbian y Klaxons, tres nombres propios y tres concepciones diferentes de presentarse a un público y entender la música eran los platos fuertes del día. A pesar de eso también había muchos grupos que merecían la pena cubriendo todo el horario de la tarde.

Empezamos con Franc3s, una banda gallega que ya nos habían recomendado. Las agrupaciones de ritmos lentos que juegan su principal baza en la sonoridad no suelen tener muy buena acogida del público. Así fue que Franc3s conquistaron al reducido público que se reunió con sus atomósferas y su música reiterativa, buen descubrimiento.

Otro asunto era el de Maga. Los sevillanos subieron al escenario LCF con el público frío y ofrecieron un concierto que se podría calificar de música experimental. Además de interpretar sus temas al estilo del disco, prolongaban durante minutos las introducciones a las canciones jugando con los efectos de la guitarra, produciendo ecos y generando bucles sonoros. Esto le dio un carácter épico al concierto que varias veces levantó al público.

El escenario Budweiser mientras tanto se preparaba para la actuación de Sexy Sadie. Poco o nada queda de los Sexy Sadie que tocaron el cielo con Draining Your Brain, el mejor largo de la banda que les valió la conquista de la crítica y el público. Se han convertido en una banda sin la identidad salvaje que les hizo casi leyendas, ahora son sólo un grupo de buenos músicos que se han acostumbrado a la fácil fórmula de la conquista de escenarios y festivales por el nombre. Ejemplifican una derrota más del punk y el rock and roll en estado puro.

No nos podíamos mover del sitio cuando los suecos Mando Diao comenzaron. Un piano limpio y claro anunciaba una actuación desenchufada que generó ciertas dudas en el público, totalmente disipadas al hacer su entrada triunfal Gustaf y Björn interpretando una fantástica God Knows. Repasaron todo su repertorio en este formato, especialmente temas antiguos, con una comodidad en el escenario que ya es su seña personal. En los bises, y totalmente fuera de sí, Dance With Somebody acabó por llevar una vez más al éxtasis al público del escenario Budweiser.

Si para Mando Diao se llenó el recinto, para Love of Lesbian no cabía ni un alma. Parecía que estuviéramos esperando a The Beatles. La expectación que generaron los españoles en el público era máxima. Cuando empezó a sonar Club de Fans de John Boy se desató por completo la locura en el público. Para ser justos Love of Lesbian demostraron tener algo especial, esa chispa no se sabe si en la actitud o en las letras que les hace diferentes, pero en cuanto a música fueron de lo menos destacable del festival.

Un recinto casi vacío es lo que recibió a Klaxons, que demostraron con su actuación ser el mejor grupo del cartel del festival. Perfecta, una actuación memorable y desdeñada por el público español, que no decayó ni un instante en calidad. Después de ver el concierto puedo afirmar sin ningún tipo de duda que Klaxons se ha convertido en un grupo de culto, en una banda con temas demoledores como Flashover, Echoes, Atlantis to Interzone… Cada vez se sumaba más público a un concierto que quedará en la memoria de más de uno de los asistentes. Fue lamentable que el público no pidiera ni siquiera un bis, porque se habían guardado en la manga el tema que da nombre a su último disco: Surfing the Void.

Entre Klaxons y Dorian pudimos disfrutar de la sonoridad y la calidad de Shout Out Louds, nos perdimos su tema estrella pero pudimos comprobar que es un grupo que está reclamando a gritos más relevancia en la escena musical actual. Sus guitarras y su actitud hicieron que el ambiente se caldeara y el escenario LCF se convirtiera en el de mayor interés durante su actuación.

Dorian acaparó al público español en el escenario Budweiser y ofrecieron un concierto calcado al del FIB en el que se explayaron más en las presentaciones y en los periodos entre canción y canción. Teniendo el recinto a reventar se hizo evidente su condición de banda de un solo hit, cuando al interpretar A Cualquier Otra Parte prácticamente se vació. La gente que se marchaba decía claramente: “Ya han tocado las canciones que conozco, no me interesa lo demás”. Una actitud nada lógica a la hora de asistir a un festival, no sólo por la falta de respeto sino por la falta de coherencia musical.

Para acabar la noche asistimos al concierto de Steve Aoki, un auténtico festival de desfase y música electrónica machacona, con Steve a la cabeza de la fiesta dando de beber al personal, desgañitándose al micrófono, animando al público a practicar el crowd surfing y presentando sus nuevos temas. Musicalmente su aportación es nula, pero es una apuesta segura a la hora de la fiesta, los fans enloquecidos arrancaban los aspersores para convertirlos en el centro de baile de todos los que en ese momento estaban en la cresta de la ola en la que se había convertido la fiesta del LCF.

Fotos: Low Cost Festival

Fernando Naval / Berto Barros

Fernando Naval
Fernando Naval
Este ingeniero rockero formó parte de HABLATUMÚSICA de 2011 a 2014. Actualmente, prosigue si carrera musical como guitarrista de varias formaciones.