‘Human Sadness’ de Julian Casablancas + The Voidz: el veredicto de HABLATUMÚSICA

Te contamos lo que opina la redacción de HABLATUMÚSICA de lo nuevo de Julian Casablancas + The Voidz.

0
Julian Casablancas con una luz roja y el sello del veredicto de HABLATUMÚSICA

[TS-VCSC-Icon-Title icon_replace=”false” icon=”ts-awesome-check-circle” icon_size_slide=”37″ icon_location=”top” icon_margin=”50″ icon_color=”#81d742″ icon_frame_thick=”1″ icon_frame_color=”#000000″ padding=”false” icon_padding=”0″ title=”J. Castellanos” align=”center” color=”#393836″ size=”28″ font_weight=”bold” font_theme=”true” font_family=”none” title_background_type=”color” title_background_color=”#ffffff” style=”true” title_background_pattern=”images/pattern/00.jpg” title_border_bottom=”false” title_border_color=”#cccccc” title_border_thick=”1″ animations=”false” margin_top=”0″ margin_bottom=”20″]

Una feria de sonidos oscuros que empieza sonando a The Strokes para acabar recordando a Queen y hasta a alguna locura de Kanye West. Todo en 11 minutos chillones, computarizados y con una gran línea de bajo como único elemento comprensible.

Épica marchita en un vertedero rock con buenos pasajes en los que premia la experimentación desmedida y a ratos agobiante. Aunque puede no funcionar como éxito inmediato, sí imagino a ‘Human Sadness’ dentro del contexto en el que puede quedar enmarcado el inminente ‘Tyranny’ (Cult, 2014).

[TS-VCSC-Icon-Title icon_replace=”false” icon=”ts-awesome-check-circle” icon_size_slide=”37″ icon_location=”top” icon_margin=”50″ icon_color=”#81d742″ icon_frame_thick=”1″ icon_frame_color=”#000000″ padding=”false” icon_padding=”0″ title=” Jose Roa” align=”center” color=”#393836″ size=”28″ font_weight=”bold” font_theme=”true” font_family=”none” title_background_type=”color” title_background_color=”#ffffff” style=”true” title_background_pattern=”images/pattern/00.jpg” title_border_bottom=”false” title_border_color=”#cccccc” title_border_thick=”1″ animations=”false” margin_top=”0″ margin_bottom=”20″]

La deconstrucción de The Strokes. Arranca con una lejana orquesta que evoca en sus melodías la esencia de la banda neoyorquina. Pero entonces, los estira, los mutila y se transmutan en algo completamente nuevo.

El puente a media canción distingue dos secciones con personalidades distintas y ahí, en su segunda mitad, es donde brilla este Casablancas con The Voidz. Solos geniales y capas ricas en detalle, el single es bueno por ideas, por concepto y por significado. La operística se baña en disonancias que representan lo decadente y lo sublime.

[TS-VCSC-Icon-Title icon_replace=”false” icon=”ts-awesome-times-circle” icon_size_slide=”37″ icon_location=”top” icon_margin=”50″ icon_color=”#dd3333″ icon_frame_thick=”1″ icon_frame_color=”#000000″ padding=”false” icon_padding=”0″ title=”Sheila Martín” align=”center” color=”#393836″ size=”28″ font_weight=”bold” font_theme=”true” font_family=”none” title_background_type=”color” title_background_color=”#ffffff” style=”true” title_background_pattern=”images/pattern/00.jpg” title_border_bottom=”false” title_border_color=”#cccccc” title_border_thick=”1″ animations=”false” margin_top=”0″ margin_bottom=”20″]

No está el horizonte musical como para negarse a la experimentación y permanecer encerrados en un pasado tan sencillo de clonar. Los tiempos cambian, el oído se agota y el artista necesita crecer. Claro que no todo vale.

Casablancas se ha despegado por completo de aquellos The Strokes que tanto bueno aportaron y parece haber entendido que fuera como fuese, ‘Human Sadness’ iba a colar. Un tema que ondea en la nada, buscando sostenerse en una segunda mitad que lo encuentra ya demasiado frágil como para salir adelante.