David Bowie | The Next Day

-

  • David Bowie's The Next DayCOLUMBIA

  • 9

Llega uno de los regresos más esperados. Vuelve el azote de maduritas que de jóvenes soñaban con ser sus musas, de maduritos que usaban su música para enamorar a sus futuras (o no) cónyuges, y de querubines nostálgicos amantes del arte y genialidad perdida. Tras diez eternos años de silencio regresa a sus gramófonos el gran David Bowie, uno de los grandes de la escena contemporánea a nivel artístico. Y lo hace con un soberano disco, The Next Day.

Tras múltiples conjeturas públicas sobre su estado de salud, Bowie vuelve a los escenarios de manera gloriosa, con un disco muy trabajado. Existían pocas esperanzas de que el británico volviera a los estudios y o a asombrar al mundo con su arte tras haberse negado a aparecer en la gala de los Juegos Olímpicos de Londres, donde sus fieles se volvían locos al ver imágenes de su ídolo mezcladas con las del otro británico por antonomasia, Freddy Mercury. Quizás haya sido esa locura transitoria de los británicos al ver a uno de sus ídolos en vídeo la que halla hecho cambiar de opinión a Bowie, o puede ser que, simplemente, echara de menos los estudios de grabación. Da igual, el caso es que uno de los auténticos reyes de las Islas de las Libras no nos había abandonado.

Su personalidad casi napoleónica y meticulosa, junto con su capacidad creativa innata se ven reflejadas claramente en un LP que se sitúa en la parte alta de la lista de sus mejores álbumes. Ziggy Stardust, como se le conoce por una de sus clásicas canciones, no se ha tomado su retorno a la ligera y ha seguido fiel a su Art-Rock, si bien lo ha aderezado con tintes en ocasiones electrónicos como es el caso de Love is Lost. Y no ha perdido un ápice de su genialidad. Sigue siendo el mismo, un poeta que con su laúd podría haber enamorado a cualquier princesa de la Edad Media. Columbia así lo piensa, y ha invertido millones por esa causa. Está claro que no dan un duro si así no lo creen. Amén.

Con una portada muy “Bowiana”, el disco está repleto de canciones maravillosas. Con Valentine’s Day, Ziggy nos deleita con un sonido claramente personal tremendamente. Obra maestra sin duda que sigue los trazados ficticios marcadas por este artista a lo largo de su extensa y polifacética carrera. Se repite el guión con I’d Rather Be High, tema dedicado sin duda ninguna a sus seguidores primigenios, los de la primera etapa, los de los tiempos buenos de los años 70. Su letra es casi hippie, si bien el sonido es puramente moderno, corresponde a esa etapa de alucinaciones sensitivas psicodélicas. En esa en que se mostró como bisexual en un mundo coartado por las Cazas de Brujas del Senador McCarthy. Otros temas como (You Will) Set The World On Fire o Heat son maravillas audiofónicas.

Sigues siendo Dios, Bowie. Quizás, el hombre más avanzado musicalmente a su tiempo que ha dado la faz de la tierra. Un privilegiado que hace privilegiados a los que le quieren escuchar, que no oír. Nada más que añadir. Chapeau, David, sigues siendo uno de nuestros héroes.

Avatar
Carlos Arguelles
Proyecto de periodista y publicista. Redactor de Hablatumúsica. Community Manager y representacion online.

12 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

Los discos de Muse: del peor al mejor

No era sencillo sorprender a la audiencia de los últimos noventa ni los primeros 00's, pero Muse fue capaz de conseguirlo.

Lo más comentado

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

¿Es necesario el ‘The Endless River’ de Pink Floyd?

Los restos de la mítica formación de Pink Floyd inventan un nuevo álbum que puede seguir dañando su discografía.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti