Ian Watkins, de músico a pederasta

-

¿Un bebé de 11 meses? No existe nada en este puto mundo desgraciado que me cause más náuseas y me parezca más repulsivo que la pederastia. No podría expresar con palabras, por mucho que lo intente, mi profunda rabia y aversión hacia esta clase de monstruos deshumanizados.

No pienso nombrar las atrocidades que Ian Watkins, quien se ha declarado culpable de 13 cargos por abuso de menores, ha cometido. Si alguien no se ha enterado aún, tiene mil sitios donde leerlo y aquí no podría reproducirlo si quiero acabar de escribir sin un agujero en la pantalla del ordenador y el puño sangrando. Por si no os acordáis, Watkins fue el cantante de la banda Lostprophets, los cuales ya deberán vivir con el estigma de haber compartido camerino con tal clase de perturbado.

No es de extrañar que ya estén comenzando a sufrir las consecuencias de estos estigmas, un lastre que hará perderse en la memoria la repercusión de la que disfrutaron hace 10 años con temas como ‘Last Train Home’. Ayer mismo HMV -la cadena británica de comercio cultural- dejaba de comercializar todo material relacionado con la banda, haciendo pagar (injustamente, de no estar involucrados) al resto del grupo por la crueldad de uno solo.

Representación del juicio de Watkins por Elizabeth Cook
Representación del juicio de Watkins por Elizabeth Cook

Pero el auténtico estigma por el que preocuparnos como raza humana es el de sus víctimas y el de que pueda existir alguien de esta calaña, desequilibrado, vomitivo e inhumano, que tenga la poca moral de aprovecharse de un menor de edad y, sobre todo, de un bebé. Un bebé al que tenía planeado violar.

Reconocido; ya no hay motivos para excusas. Pero las sigue habiendo. Una oportuna amnesia temporal invadía su enferma mente cuando llevaba a cabo esos actos. Y los grababa. Y los comentaba más tarde. Y escribía mensajes sobre ellos. Y convencía a sus víctimas por Skype. Pero eh, el desgraciado no recuerda nada de eso, algo que sus demandantes han probado falso en el propio tribunal al presentar vídeos y registros de dichas conversaciones.

Ah, porque además grababa sus pérfidos rituales sexuales. Todos bien guardados e indexados en su disco duro. Por lo visto todo esto es culpa del éxtasis, el crack y la cocaína que el degenerado poseía. Y querer enganchar a la metanfetamina a un bebé, echarle el humo de su pipa en la cara mientras tramas a saber qué salvajadas es, todo, efecto de las drogas; nada tiene que ver su jodida mente degenerada.

Ahora ha reconocido sus crímenes, así que espero que se pudra en la cárcel y no vuelva a salir nunca y, quién sabe, quizás para alguno de los presos el que parezca una niña pequeña sea él.

Ian Watkins tras ser detenido
Ian Watkins tras ser detenido

José Roa
Músico y periodista, formó parte de HABLATUMÚSICA.com de 2010 a 2014, llegando a ser editor jefe y alcanzando especial repercusión con su columna 'La Guillotina', editada en 2013 y 2014.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo + visto

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

Los discos de Radiohead: del peor al mejor

Los cinco miembros de Radiohead nunca serán recordados por sus escándalos, sus excesos, sus extravagancias ni su alcoholismo.

M.I.A.: La revolución en la moda

La artista británica M.I.A. lanza su nuevo álbum, 'Matangi', y aprovechamos para hacer un repaso al ecléctico estilo que la acompaña desde sus inicios.

Los discos de Muse: del peor al mejor

No era sencillo sorprender a la audiencia de los últimos noventa ni los primeros 00's, pero Muse fue capaz de conseguirlo.

Lo más comentado

Si haces electrónica no te llames músico

Llegas a un concierto y, en un inmenso escenario, solo hay un hombre y un ordenador. ¿Es un músico? No, él hace electrónica.

¿Es necesario el ‘The Endless River’ de Pink Floyd?

Los restos de la mítica formación de Pink Floyd inventan un nuevo álbum que puede seguir dañando su discografía.

RelacionadosNo te los pierdas
Seleccionados para ti